Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a los trastornos de las plaquetas

Por David J. Kuter, MD, DPhil, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital Cancer Center

Las plaquetas (trombocitos) son fragmentos de células que circulan en el torrente sanguíneo y ayudan a formar los coágulos de la sangre (ver Cómo coagula la sangre). La trombopoyetina, que se produce principalmente en el hígado, estimula la producción de plaquetas en la médula ósea. Las plaquetas que no intervienen en la formación de coágulos circulan durante 7 a 10 días y luego se destruyen. Alrededor de un tercio están siempre almacenadas en el bazo. El recuento de plaquetas (número de plaquetas circulantes en el torrente sanguíneo) puede disminuir cerca del final del embarazo (trombocitopenia gestacional) y aumentar en respuesta a la inflamación (trombocitosis secundaria o reactiva).

Los trastornos plaquetarios incluyen:

  • Un aumento anormal del número de plaquetas (trombocitemia esencial y trombocitosis reactiva).

  • Una disminución del número de plaquetas (trombocitopenia).

  • Disfunción plaquetaria.

Cualquiera de estos trastornos puede causar problemas con la coagulación de la sangre.

En la trombocitemia esencial, una célula hematopoyética anormal (célula precursora sanguínea anormal) en la médula ósea crece sin control y produce demasiadas plaquetas. El aumento del número de plaquetas suele provocar una coagulación excesiva, pero en determinados casos provoca hemorragias. En la trombocitosis reactiva, otro trastorno causa una producción excesiva de plaquetas. Tales trastornos incluyen infecciones, inflamación crónica (como ocurre en la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal), deficiencia de hierro y ciertos tipos de cáncer.

Recursos en este artículo