Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Artrosis de la mano

Por David R. Steinberg, MD, University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

La artrosis de la mano causa hinchazón, dolor y, en ocasiones, formación de quistes en las articulaciones del dedo (especialmente en las más externas).

La artrosis de la mano se caracteriza por el crecimiento excesivo de los huesos en las articulaciones más externas de los dedos (nódulos de Heberden) y en las articulaciones medias de estos (nódulos de Bouchard). Dichas articulaciones, así como la base del pulgar, se vuelven rígidas y en ocasiones causan dolor. No suelen afectarse ni las muñecas ni las articulaciones entre los dedos y la mano. Las articulaciones afectadas pueden quedar desalineadas.

Diagnóstico

Los médicos suelen basar el diagnóstico en una exploración física. La deformidad también puede observarse mediante radiografías. A diferencia de lo que ocurre en la artritis reumatoide, los resultados de los análisis de sangre que indican inflamación (como la velocidad de sedimentación globular, VSG, y el número de glóbulos blancos) suelen ser normales, con independencia de la gravedad del trastorno.

Tratamiento

El tratamiento puede comprender ejercicios de amplitud de movilidad en agua templada para aliviar el dolor durante los ejercicios y para mantener las articulaciones tan flexibles como sea posible, reposo, colocación intermitente de férulas para prevenir la deformación y administración de analgésicos o antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para aliviar el dolor y la hinchazón. En algunos casos, puede ser necesario inyectar una suspensión de corticoesteroide dentro de las articulaciones gravemente afectadas para reducir el dolor y aumentar la amplitud de la movilidad articular. En raras ocasiones, cuando la artrosis está avanzada y los otros tratamientos no han sido eficaces, puede ser necesario reconstruir o fusionar la articulación quirúrgicamente. La articulación de la mano que con mayor frecuencia requiere cirugía para la artrosis es la de la base del pulgar.