Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Diarrea del viajero

(Turista)

Por Thomas G. Boyce, MD, MPH, Associate Professor of Pediatrics and Consultant in Pediatric Infectious Diseases and Immunology, Mayo Clinic College of Medicine

La diarrea del viajero (turista) se caracteriza por diarrea, náuseas y vómitos que frecuentemente se presentan en personas que viajan a zonas del mundo con mala potabilización del agua.

  • La diarrea del viajero está causada por bacterias, parásitos o virus.

  • Los microorganismos que causan esta enfermedad suelen entrar en el organismo con los alimentos o el agua, especialmente en países en vías de desarrollo, donde el agua corriente puede que sea tratada inadecuadamente.

  • Pueden presentarse náuseas, vómitos, retortijones y diarrea de diversa intensidad.

  • Las medidas preventivas incluyen consumir solo bebidas carbonatadas embotelladas, evitar las verduras y las frutas crudas, no usar cubitos de hielo y utilizar agua embotellada para cepillarse los dientes.

  • El tratamiento incluye la ingestión abundante de líquidos apropiados y a veces fármacos antidiarreicos o antibióticos.

La diarrea del viajero se produce cuando las personas se exponen a bacterias o, con menos frecuencia, a virus o parásitos a los cuales han estado poco expuestos anteriormente y, por consiguiente, contra los cuales no tienen inmunidad. Los mencionados organismos se adquieren habitualmente a través del agua o de los alimentos (incluso del agua usada para lavar los alimentos). La diarrea del viajero ocurre principalmente en países en vías de desarrollo donde el agua corriente no recibe el tratamiento adecuado. Los organismos que con mayor frecuencia causan la diarrea del viajero son las cepas de Escherichia coli (E. coli) que producen ciertas toxinas y algunos virus, como el norovirus, que ha sido un problema específico en algunos cruceros (ver Virus).

Los viajeros que evitan beber agua corriente pueden llegar a infectarse si se lavan los dientes con un cepillo mal aclarado, toman bebidas embotelladas con cubitos de hielo hechos con agua corriente o comen alimentos que se han manipulado incorrectamente o que se han lavado con agua corriente.

Síntomas

Los siguientes síntomas pueden presentarse combinados de cualquier modo y con cualquier grado de gravedad:

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Ruidos intestinales

  • Retortijones

  • Diarrea

Estos síntomas empiezan de 12 a 72 horas después de ingerir alimentos o agua contaminados. Los vómitos y los dolores de cabeza y musculares son particularmente frecuentes en las infecciones causadas por norovirus. La mayoría de los casos son leves y se curan sin tratamiento en 3 o 5 días.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

  • Rara vez, análisis de heces

Las pruebas diagnósticas rara vez son necesarias, pero a veces se analizan muestras de heces para descartar la presencia de bacterias, virus o parásitos.

Prevención

Los viajeros deben ir solo a aquellos restaurantes con buena reputación y no deben consumir ninguna comida o bebida de vendedores ambulantes. Los alimentos cocinados que están todavía calientes al servirse suelen ser seguros. Deben evitarse las ensaladas con verduras o frutas crudas y las salsas que se dejan en la mesa en envases abiertos. Todas las frutas deben ser peladas por el viajero. Los viajeros deben tomar solo bebidas carbonatadas embotelladas o bebidas preparadas con agua hervida. Incluso los cubitos de hielo deben fabricarse con agua previamente hervida. Los restaurantes de bufet o de comida rápida representan un riesgo incrementado de infección.

Solo se recomiendan antibióticos preventivos en las personas particularmente susceptibles de sufrir la diarrea del viajero, como aquellas cuyo sistema inmunitario es deficiente. El antibiótico recomendado con mayor frecuencia es el ciprofloxacino.

Tratamiento

  • Líquidos

  • Fármacos antidiarreicos

  • A veces, antibióticos o fármacos antiparasitarios

Cuando aparecen los síntomas, el tratamiento incluye beber líquidos abundantes y tomar fármacos que frenen la diarrea, como la loperamida. Estos fármacos no pueden administarse a personas con fiebre o a niños menores de 2 años. Si la diarrea es más grave (3 o más heces sueltas en 8 horas), por lo general se recomiendan antibióticos (ciprofloxacino, levofloxacino, azitromicina o rifaximina, para adultos, y, azitromicina para niños). No se administran antibióticos si la causa es vírica. Se administran fármacos antiparasitarios si se identifica un parásito en las heces. Se aconseja a los viajeros buscar atención médica si presentan fiebre o sangre en las heces.