Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Hipernatremia (concentración alta de sodio en la sangre)

Por James L. Lewis, III, MD

La hipernatremia consiste en una concentración alta de sodio en la sangre.

  • Va acompañada de deshidratación, cuyas causas son diversas, incluidas no ingerir una cantidad suficiente de líquido, diarrea, insuficiencia renal y uso de diuréticos.

  • En su mayor parte, se siente sed y confusión, y se producen sacudidas musculares y convulsiones.

  • Se efectúan análisis de sangre para medir la concentración de sodio.

  • Por lo general, el tratamiento consiste en administrar líquido por vía intravenosa con el fin de disminuir lentamente la concentración de sodio en la sangre.

En la hipernatremia, el organismo contiene muy poca agua en relación con la cantidad de sodio (ver Introducción al sodio). La concentración de sodio en la sangre se vuelve inusualmente alta cuando se pierde más agua que sodio, como es habitual en la deshidratación.

Por lo general, la hipernatremia es consecuencia de la deshidratación (ver Deshidratación). Por ejemplo, se pierden fluidos corporales y se produce deshidratación cuando se ingiere muy poco líquido, cuando se tienen vómitos o diarrea, cuando se toman diuréticos o cuando se suda de forma excesiva. En presencia de diabetes mellitus acompañada de hiperglucemia, el volumen de orina es excesivo, lo que da lugar a deshidratación. La diabetes insípida (en la que el volumen de orina es excesivo, pero no existe hiperglucemia, ver Diabetes insípida nefrogénica) y los trastornos renales también causan deshidratación. En contadas ocasiones, los trastornos de las glándulas suprarrenales dan lugar a hiponatremia sin deshidratación. La administración excesiva de sal (por lo general, cuando se está hospitalizado) es otra causa poco frecuente de hipernatremia. La hipernatremia es más frecuente a edad avanzada.

De modo característico, provoca sed. Los síntomas más graves son resultado de la disfunción cerebral. La hipernatremia grave puede ocasionar confusión, sacudidas musculares, convulsiones, coma y muerte.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico se basa en la observación de una concentración alta de sodio en un análisis de sangre.

El tratamiento consiste en reponer el líquido. En todos los casos, excepto en los más leves, se administra líquido diluido (agua con una pequeña cantidad de sodio en concentraciones cuidadosamente ajustadas) por vía intravenosa. La concentración sanguínea de sodio debe reducirse muy despacio, pues de lo contrario causa daño cerebral permanente.