Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Picaduras de garrapatas

Por Robert A. Barish, MD, MBA, Professor of Emergency Medicine and Vice Chancellor for Health Affairs, University of Illinois at Chicago ; Thomas Arnold, MD, Professor and Chairman, Department of Emergency Medicine, LSU Health Sciences Center Shreveport

Las garrapatas, como los ácaros, están estrechamente relacionadas con las arañas. Estas pequeñas criaturas, que a veces parasitan el cuerpo humano y el de los animales, pueden transmitir enfermedades a los seres humanos.

Las garrapatas pueden transmitir muchas enfermedades. Por ejemplo, las garrapatas del ciervo pueden portar la bacteria que causa la enfermedad de Lyme o los protozoos que causan la babesiosis. Otros tipos de garrapatas pueden albergar las bacterias que causan la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas o la ehrlichiosis.

Las picaduras de garrapatas pajaroello (Ornithodoros coriaceus), que se encuentran en México y en el sudoeste de Estados Unidos, forman ampollas llenas de pus que, al romperse, dejan llagas abiertas en las que se desarrollan costras negras y gruesas (escaras).

La mayoría de las picaduras de garrapatas no transmiten enfermedades y son indoloras. Sin embargo, a menudo causan un bulto rojo y picazón en el sitio de la picadura, y pueden provocar reacciones cutáneas alérgicas en algunas personas.

Garrapata de los ciervos

Parálisis por garrapatas

En el continente norteamericano, algunas especies de garrapata secretan una toxina en su saliva que causa la parálisis por garrapatas. Una persona con parálisis por garrapatas se nota débil y cansada. Algunas personas se sienten inquietas, débiles e irritables. Al cabo de pocos días, aparece una parálisis progresiva que comienza desde las piernas hacia arriba. Los músculos que controlan la respiración también pueden paralizarse.

La parálisis por garrapatas se cura rápidamente tras el hallazgo y retirada de las garrapatas. Si la persona presenta problemas respiratorios, puede necesitar oxigenoterapia o un ventilador mecánico para facilitar la respiración.

Tratamiento

  • Eliminación de la garrapata

  • Aplicación de antiséptico

  • En algunas ocasiones, un antibiótico por vía oral para prevenir la enfermedad de Lyme

Las picaduras de garrapatas a veces se pueden evitar tomando precauciones en las áreas donde las garrapatas son comunes (ver Cómo evitar la picadura de las garrapatas).

Las garrapatas deben extraerse lo antes posible; la mejor manera es agarrar la garrapata con unas pinzas curvas lo más cerca posible de la piel y extraerla de una sola vez. Debe extraerse también la cabeza de la garrapata, que puede no salir unida al cuerpo, porque puede causar una inflamación prolongada. La mayoría de los métodos populares para quitar garrapatas, como la aplicación de alcohol, esmalte de uñas, vaselina o una cerilla caliente, son ineficaces y pueden causar lesión cutánea o hacer que la garrapata expulse saliva infectada en la zona de la picadura.

¿Sabías que...?

  • La mejor forma de quitar una garrapata es con unas pinzas, tirando directamente hacia afuera.

Después de eliminar la garrapata, debe aplicarse un antiséptico. Si la zona está hinchada y coloreada, puede ser útil un antihistamínico oral. Si parece que la garrapata ha estado enganchada durante un periodo prolongado de tiempo (se sabe porque la garrapata está muy hinchada) o la enfermedad de Lyme es frecuente en la zona, los médicos pueden dar un antibiótico para prevenir la enfermedad de Lyme.

Si una picadura de garrapata, como una picadura de la garrapata pajaroello, causa un daño significativo en la piel, el médico limpia extensamente la herida y elimina la piel muerta que pueda contener. El médico puede aplicar corticosteroides y antisépticos a la zona para evitar mayores daños en la piel e infección.

Recursos en este artículo