Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

HIDROCEFALIA con PRESIÓN NORMAL

Por Juebin Huang, MD, PhD, Assistant Professor, Department of Neurology, The University of Mississippi Medical Center

Información:
para pacientes

La hidrocefalia con presión normal se caracteriza por una alteración de la marcha, incontinencia urinaria, demencia, ventrículos encefálicos agrandados y una presión de LCR normal o ligeramente elevada.

La hidrocefalia con presión normal se considera el resultado de un defecto en la reabsorción del LCR en las granulaciones aracnoides. Este trastorno representa hasta el 6% de las demencias.

Signos y síntomas

Principalmente, el trastorno de la marcha es una inestabilidad inespecífica, un deterioro del equilibrio, aunque una marcha magnética (los pies parecen estar pegados al piso) se considera el trastorno de la marcha característico. Es posible que la demencia no ocurra hasta avanzada la enfermedad. Los síntomas tempranos más frecuentes de demencia son las alteraciones de la función ejecutiva y la atención; la memoria suele deteriorarse más tarde. La incontinencia urinara es común.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Estudios por imágenes neurológicas

  • A veces, extracción de LCR

Los síntomas clásicos (trastorno de la marcha, incontinencia urinaria y demencia), incluso combinados, son inespecíficos para la hidrocefalia con presión normal, sobre todo en los ancianos. Por ejemplo, algunas formas de demencia vascular pueden causar demencia, trastornos de la marcha y, con menos frecuencia, incontinencia urinaria. Las imágenes encefálicas pueden mostrar agrandamiento ventricular desproporcionado a la atrofia cortical; este hallazgo es inespecífico pero puede apoyar el diagnóstico de hidrocefalia con presión normal.

La punción lumbar ver Procedimientos diagnósticos neurológicos : Punción lumbar con extracción de 30 a 50 mL de LCR puede realizarse como ensayo diagnóstico. La mejoría de la marcha, la continencia y la cognición después de la extracción ayuda a confirmar el diagnóstico, pero la mejoría puede no ser evidente hasta varias horas después del procedimiento. Puede salir LCR adicional después de la punción lumbar, que a veces contribuye a la mejora neurológica.

Tratamiento

  • A veces, derivación ventriculoperitoneal

La derivación ventriculoperitoneal es útil en los pacientes con riesgos quirúrgicos aceptables. La mejoría después de la punción lumbar para extraer LCR, realizada durante el diagnóstico, puede predecir la respuesta a la derivación. En varias series de casos (pero no en ensayos aleatorizados), los pacientes mejoraron sustancialmente, por lo general en la marcha, la continencia y el funcionamiento diario después de la derivación; la mejoría en la cognición fue menos frecuente.