Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Masa escrotal indolora

Por Anuja P. Shah, MD, Assistant Professor;Faculty, Division of Nephrology, David Geffen School of Medicine at UCLA;Harbor-UCLA Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Una masa escrotal indolora a menudo es notada por el paciente, pero puede ser una hallazgo casual en un examen físico de rutina.

El dolor del escroto y las masas o hinchazón escrotal dolorosas (ver Dolor escrotal) pueden estar causadas por la torsión testicular, la torsión de los apéndices, epididimitis, orquiepididimitis, abscesos escrotales, traumatismos, hernias inguinales estranguladas, orquitis y gangrena de Fournier.

Etiología

La aparición de masas escrotales indoloras puede obedecer a muchas causas (véase Algunas causas de masas escrotales indoloras), pero las más comunes son las siguientes:

  • Hidrocele

  • Hernia inguinal no encarcelada (incarcerada)

  • Varicocele (presente hasta en el 20% de los hombres adultos)

Otras causas menos frecuentes son espermatocele, hematocele, sobrecarga de líquidos y, en ocasiones, cáncer testicular. Este último es la causa más preocupante de masas escrotales indoloras. Aunque es infrecuente en comparación con las otras causas enumeradas, es el cáncer sólido más común en hombres de menos de 40 años; responde bien al tratamiento, por lo que es importante el reconocimiento temprano.

Algunas causas de masas escrotales indoloras

Causa

Hallazgos indicativos

Abordaje diagnóstico

Hidrocele (comunicante)

Hinchazón quística

Aumento de tamaño en posición erguida o cuando aumenta la presión intraabdominal

Generalmente congénito

Observable por transiluminación

Evaluación clínica

Ecografía si el diagnóstico es incierto

Hidrocele (no comunicante)

Hinchazón quística

No cambia de tamaño con la posición o la presión intraabdominal

A menudo hay una anomalía simultánea del escroto (tumor, epididimitis)

Observable por transiluminación

Evaluación clínica

Generalmente ecografía

Espermatocele

Masa quística en el polo superior del testículo, adyacente al epidídimo

Observable por transiluminación

Evaluación clínica

Ecografía si el diagnóstico es incierto

Hernia inguinal

Aumenta de tamaño en posición de pie o cuando se incrementa la presión intraabdominal

Puede desaparecer en posición decúbito, o ser reducible o compresible

Posibles sonidos intestinales

Ausencia de estructuras del cordón espermático normal por encima de la masa

Posiblemente palpable en el conducto inguinal

Evaluación clínica

Varicocele

Palpable en posición de pie, se siente como una bolsa de gusanos

Generalmente del lado izquierdo

Posible dolor y sensación de plenitud al pararse

Posible atrofia testicular

Evaluación clínica

Hematocele

Hinchazón sensible

Factores de riesgo (traumatismo, cirugía, trastorno hemorrágico o uso de anticoagulantes)

Generalmente ecografía

Sobrecarga de líquidos

Agrandamiento difuso, bilateral, de la bolsa escrotal

A menudo, depresible

La causa suele ser evidente (insuficiencia cardíaca, ascitis)

Observable por transiluminación

Evaluación clínica

Ecografía si le diagnóstico es incierto

Linfedema (por filariasis, congénito, idiopático)

Hinchazón difusa del escroto

A menudo, no depresible

Evaluación clínica

Ecografía si el diagnóstico es incierto

Cáncer testicular

Masa unida al testículo o formando parte de él

Sólida, o no observable por transiluminación

Dolor posiblemente sordo, intenso o agudo debido a la hemorragia

Ecografía

α-fetoproteína

β-gonadotropina coriónica humana

LDH

TC del abdomen

Evaluación

Anamnesis

Antecedentes de la enfermedad actual: deben incluir la duración de los síntomas, los efectos de la posición erguida y de los incrementos en la presión intraabdominal, y la presencia y las características de los síntomas asociados, como el dolor.

Revisión por aparatos y sistemas: deben buscarse los síntomas que indiquen la posible causa, como dolor abdominal, anorexia o vómitos (hernia inguinal con estrangulación intermitente), disnea e hinchazón de las piernas (insuficiencia cardíaca derecha), distensión abdominal (ascitis) y disminución de la libido, feminización e infertilidad (atrofia testicular con varicoceles bilaterales).

Antecedentes personales: deben identificar trastornos existentes que puedan causas masas (como insuficiencia cardíaca derecha, ascitis que cause linfedema bilateral), enfermedades conocidas del escroto (como tumor testicular o epididimitis que cause hidrocele) y hernia inguinal.

Examen físico

El examen físico incluye la evaluación para detectar trastornos sistémicos que causen edema (insuficiencia cardíaca, ascitis) y un examen detallado de la región inguinal y genital.

El examen inguinal y genital debe hacerse con el paciente en posición de pie y en decúbito. La zona inguinal se inspecciona y se palpa, especialmente para detectar masas que puedan reducirse. Los testículos, los epidídimos y los cordomes espermáticos deben palparse para detectar hinchazón, masas y sensibilidad al tacto. Por lo general, la palpación cuidadosa permite localizar una masa discreta en una de estas estructuras. Las masas no reducibles deben observarse con transiluminación para poder determinar si son quísticas o sólidas.

Signos de alarma

Los siguientes hallazgos son en especial preocupantes:

  • Masa no reducible que oculta las estructuras normales del cordón espermático

  • Masa que forma parte o está unida al testículo, y no permite la transiluminación

Interpretación de los hallazgos

Una masa no reducible que oculta las estructuras normales del cordón espermático indica una hernia inguinal incarcerada. Si una masa forma parte del testículo o está adherida a él y no se transilumina, es posible que sea un cáncer testicular.

Otras características clínicas pueden brindar indicios importantes (ver Algunas causas de masas escrotales indoloras). Por ejemplo, una masa contransiluminación positiva probablemente sea quística (hidrocele, espermatocele). Una masa que desaparece o disminuye su tamaño en posición de decúbito puede ser un varicocele, una hernia inguinal o un hidrocele comunicante. La presencia de un hidrocele dificulta el examen de otras masas en el escroto. Rara vez, un varicocele persiste cuando el paciente se acuesta o se presenta en el lado derecho; cualquiera de estos hallazgos indica una obstrucción de la vena cava inferior.

Estudios complementarios

La evaluación clínica puede ser suficiente para establecer el diagnóstico (p. ej,. en varicocele, linfedema, hernia inguinal); si no lo es, se llevan a cabo estudios adicionales. Las ecografías se realizan cuando

  • El diagnóstico es incierto

  • Por lo general, cuando hay hidrocele (para diagnosticar las lesiones escrotales causantes)

  • La masa no se transilumina

Si la ecografía confirma una masa testicular sólida, se llevan a cabo estudios adicionales para el cáncer testicular (ver Cáncer Testicular : Diagnóstico), entre ellos, los siguientes:

  • Concentración de β-gonadotropina coriónica humana (hCG)

  • Concentración de α-fetoproteína

  • Concentración de LDH

  • TC del abdomen

Tratamiento

El tratamiento está dirigido a la causa No todos los tumores requieren tratamiento. Si se sospecha una hernia inguinal, puede intentarse una reducción (ver Hernias de la pared abdominal).

Conceptos clave

  • Una masa no reducible que oculta las estructuras normales del cordón espermático es una hernia inguinal incarcelada.

  • Una masa sólida o una que no presenta transiluminación indican la necesidad de una evaluación para cáncer testicular.

  • La causa de un hidrocele debe determinarse.

Recursos en este artículo