Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Buscar información sobre enfermedades

Por Michael R. Wasserman, MD, University of Colorado Denver School of Medicine

Cuando se diagnostica una nueva enfermedad, el médico proporcionará al paciente información básica sobre ella, a veces con folletos que resuman los puntos clave que debe conocer. El paciente también puede tener algún conocimiento general sobre la enfermedad a partir de la prensa, revistas o programas de televisión y radio.

Si el paciente quiere obtener más información sobre su enfermedad, tiene a su disposición otras fuentes de consulta. Puede preguntar a médicos y personal de enfermería, o a otros profesionales, para que le hablen de la enfermedad o le recomienden fuentes de información de confianza. Hay libros que informan de manera útil y básica sobre enfermedades específicas. En las librerías locales, universitarias o públicas se encuentran disponibles recursos muy diversos y útiles, incluso bibliotecarios especializados. Internet es una gran fuente de información, pero no siempre es fácil juzgar la credibilidad que puede darse a una información.

Por lo general, las fuentes de información médica de tipo gubernamental, colegios profesionales, sociedades médicas e instituciones hospitalarias proporcionan información autorizada y digna de confianza. En Internet, las fuentes fiables que proporcionan una gran cantidad de información útil y precisa para el público incluyen:

  • National Institutes of Health (NIH)

  • Agencia para la Investigación y Calidad de Salud (AHRQ)

  • Centers for Disease Control and Prevention (CDC)

Estos sitios web también proporcionan direcciones electrónicas (mediante vínculos virtuales o «links») para acceder a otros sitios igualmente fiables. Numerosas páginas web dirigidas a personas con enfermedades específicas (como la esclerosis múltiple) proporcionan información sobre ese trastorno concreto a las personas que sufren una determinada enfermedad. En cambio, las paginas web comerciales, destinadas a la venta de productos o de servicios de salud, son menos fiables. La información que ofrecen puede estar al servicio de sus intereses o ser poco adecuada.

Los grupos de apoyo proporcionan información útil, así como apoyo psicológico. Estos grupos pueden localizarse en la prensa local, las guías telefónicas, los hospitales, las consultas de los médicos y de otros profesionales de la salud, o en Internet. La mayoría de las ciudades tienen grupos de apoyo, a veces para trastornos específicos. Por ejemplo, en EE.UU., el Club de Gilda, que se encuentra en varias ciudades, ofrece apoyo a las personas que padecen cáncer. Otras personas que afrontan la misma situación o enfermedad tienen muchas sugerencias prácticas y útiles para llevar debidamente el curso de la enfermedad, como por ejemplo dónde encontrar piezas de un equipo especializado, qué equipo funciona mejor y cómo interaccionar con alguien que padece una enfermedad, o cómo cuidarlo. Otro recurso son los foros en Internet, que permiten a las personas interesadas comunicarse con otras personas sobre enfermedades específicas y compartir posibles fuentes de información o recursos.