Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Terapia ocupacional

Por Alex Moroz, MD, FACP, Associate Professor and Director of Residency Training and Medical Education, Department of Rehabilitation Medicine;Director of Integrative Sports Medicine, New York University School of Medicine;Rusk Rehabilitation

La terapia ocupacional (TO) está destinada a mejorar la capacidad del individuo para realizar las actividades básicas de cuidado personal, el trabajo productivo y las actividades de ocio. Estas actividades incluyen las actividades diarias básicas(como comer, vestirse, bañarse, arreglarse, ir al baño, y desplazarse, por ejemplo, desde una silla al baño o a la cama) y las actividades diarias más complejas (como preparar la comida, el uso de un teléfono o de un ordenador, la administración de las finanzas personales o el control diario de los medicamentos, ir de compras, y conducir).

Esta terapia se centra en la coordinación de diversas capacidades necesarias incluso para actividades muy simples:

  • La capacidad de sentir y moverse

  • La capacidad de crear y ejecutar un plan

  • La capacidad de querer realizar una actividad y perseverar hasta completarla

Estas capacidades pueden verse mermadas de distintas maneras.

¿Qué puede afectar a la realización de una actividad sencilla?

Capacidad necesaria

Tipo de capacidad

Posibles dificultades

Para sentir y moverse

Sensitivomotora

Capacidad sensorial y de percepción disminuidas

Amplitud de movimiento restringida

Debilidad muscular

Poca resistencia

Equilibrio inestable

Pérdida de destreza y de coordinación

Para crear y ejecutar un plan

Cognitiva

Dificultad de atención

Propensión a distraerse

Pérdida de concentración

Alteración del razonamiento

Indecisión

Problemas de memoria

Poca habilidad en la resolución de problemas

Querer hacer la actividad y perseverar hasta completarla

Psicológica

Apatía

Depresión

Ansiedad

Sentido de incompetencia

Frustración

Falta de persistencia

Disminución de las habilidades de afrontamiento

Los terapeutas ocupacionales detectan las limitaciones observando a la persona afectada, sometiéndola a algunas pruebas (como las de equilibrio) y hablando con otros profesionales de la salud, familiares o cuidadores. Los terapeutas establecen las necesidades observando cómo el afectado realiza una actividad determinada en un medio familiar. Intentan identificar los posibles problemas en relación con el medio social y físico. Valoran los riesgos en el domicilio, que podrían interferir con la capacidad de la persona para realizar una actividad. A continuación, pueden dar recomendaciones para que el domicilio sea más seguro. Por ejemplo, se puede recomendar el uso de una iluminación más intensa, eliminar cables eléctricos que crucen las zonas de paso, o fijar los cables al suelo. Los terapeutas también evalúan a los miembros de la familia que apoyan al afectado y a otras personas que estén dispuestas a ayudar.

Terapeutas especialmente entrenados pueden evaluar la capacidad de la persona para conducir y determinar si es necesario un entrenamiento adaptado para conducir (ver La conducción en la tercera edad).

¿Sabías que...?

  • Los terapeutas ocupacionales se centran en ayudar a las personas afectadas a realizar aquellas actividades diarias concretas que presentan una mayor dificultad a causa de la presencia de un trastorno o lesión.

  • Existen muchos dispositivos especializados, como agarradores y utensilios y herramientas de mango grande, que permiten mejorar la funcionalidad de los afectados.

Las personas con discapacidades trabajan con el terapeuta ocupacional para determinar los objetivos y establecer prioridades, así como para seleccionar las técnicas y las actividades adecuadas. Por ejemplo, si la persona afectada tiene dificultad en el manejo de los cubiertos en las comidas, la terapia incluye actividades que desarrollan las habilidades de motricidad fina, tales como insertar clavijas o encajar piezas en un tablero. Un juego de memoria puede mejorar el reconocimiento y los recuerdos. Las técnicas de adaptación ayudan al afectado a utilizar sus puntos fuertes para compensar una discapacidad. Por ejemplo, una persona con un brazo paralizado recibirá instrucción específica para aprender nuevas formas de vestirse, de atarse los zapatos o de abotonarse la ropa. La dificultad de las actividades va aumentando a medida que el afectado mejora.

Dispositivos de asistencia

Los terapeutas ocupacionales recomiendan dispositivos para ayudar al afectado a desenvolverse de modo más independiente (dispositivos de asistencia). Los terapeutas entrenan a la gente para que utilicen dispositivos; también pueden construir y adaptar determinados dispositivos. Estos dispositivos incluyen:

Dispositivos que ayudan a la persona afectada a desenvolverse

Problema

Dispositivo

Equilibrio inestable, debilidad en las piernas o mareo

Bastones, caminadores o sillas de ruedas

Sillas para baño y ducha

Asideros a los lados y en el fondo de la bañera o en el retrete.

Asientos para la bañera

Agarre débil

Utensilios para comer y calzadores provistos de asas

Alcance y movimiento limitados

Pinzas largas de agarre con clip en la punta que permiten levantar objetos del suelo o de un estante

Temblores

Cubiertos adaptados

Tazas con tapa

Cucharas giratorias

Problemas de coordinación

Platos con reborde y fondo de goma adherente para sujetarse a las superficies y evitar que se deslicen

Problemas en las manos

Herramientas con agarrador adaptado o con control por resorte o electrónico

Dificultad para estar de pie por problemas de espalda o debilidad en las piernas

Asiento de retrete elevado

Sillas con asiento levadizo

Alzas para las patas de las sillas (para que el asiento quede más alto)

Parálisis (incluida la tetraplejía) y otros trastornos que limitan gravemente las funciones

Dispositivos asistidos por computadora

Deterioro de la visión

Teléfonos con diales más grandes

Libros impresos con un cuerpo de letra grande o audiolibros

Personas con discapacidad auditiva

Teléfonos dotados de luz intermitente que reemplaza al timbre

Dificultades de memoria

Teléfonos de marcación automática

Organizadores de fármacos y recordatorios de ingesta

Dispositivos de bolsillo que graban y reproducen mensajes (recordatorios, instrucciones y listas) en el momento adecuado

Las ortesis son dispositivos que estabilizan las articulaciones, los ligamentos, los tendones, los músculos y los huesos lesionados. La mayoría están hechas a medida en función de las necesidades y la anatomía de la persona. Las ortesis se utilizan comúnmente en el calzado, donde distribuyen el peso de la persona hacia diferentes partes del pie para compensar la función perdida, para evitar la aparición de un problema, para ayudar a soportar el peso, o para aliviar el dolor, así como para proporcionar apoyo. Los terapeutas pueden montar y ajustar las ortesis. Las ortesis son a menudo muy caras y no están cubiertas por las compañías aseguradoras.

Las férulas se puede utilizar para prevenir las contracturas articulares en posición flexionada. Cuando las personas no mueven una extremidad con normalidad (por ejemplo, cuando padecen artrosis o están paralizadas a causa de un derrame cerebral), la extremidad tiende a adoptar una posición en ligera flexión y desarrollar una rigidez en esa posición. Las férulas que mantienen la extremidad en extensión pueden ayudar a prevenir una rigidez en mala posición.

Las ayudas para el desplazamiento incluyen andadores, muletas y bastones. Ayudan a la gente a soportar su peso, a mantener el equilibrio, o a ambas cosas. Cada dispositivo tiene sus ventajas y desventajas, y cada uno está disponible en múltiples modelos. Los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a las personas a elegir el dispositivo de ayuda para caminar más adecuado para ellas.

Las sillas de ruedas permiten el desplazamiento a las personas que no pueden caminar. Algunos modelos autopropulsados son muy estables. Estos modelos permiten desplazarse sobre terreno irregular y subir y bajar bordillos. Otros modelos están diseñados para ser empujados por un asistente. Estos modelos son menos estables y más lentos.

Los scooters de movilidad, alimentados por baterías, son carritos con ruedas provistos de un volante o de un manillar. Estos modelos disponen de un control de velocidad y poseen marcha adelante y marcha atrás. Se utilizan en terrenos firmes y nivelados en el interior y exterior de edificios, pero no pueden ser utilizados en las escaleras o subir o bajar bordillos. Los scooters son útiles para las personas que pueden estar de pie y caminar sólo distancias cortas -por ejemplo, desde y hacia el scooter.

Las prótesis son partes artificiales del cuerpo, por lo general extremidades (ver Miembro protésico). Por ejemplo, si se ha sufrido una amputación de brazo, los terapeutas pueden recomendar un brazo artificial que incorpora una pinza o tenaza para sostener un utensilio. La mayoría de los terapeutas ocupacionales entrenan a quienes han sufrido una amputación de extremidad para que puedan utilizar su extremidad artificial u otros dispositivos que les puedan ayudar en sus actividades cotidianas.

Recursos en este artículo