Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Insuficiencia cervical

(Incompetencia cervical)

Por Antonette T. Dulay, MD, The Ohio State University College of Medicine

La insuficiencia cervical es la abertura indolora del cuello uterino, que provoca el nacimiento del bebé durante el segundo trimestre (de forma característica entre las 16 y las 22 semanas) de gestación.

  • Los trastornos del tejido conjuntivo presentes en el nacimiento y las lesiones pueden hacer que los tejidos del cuello uterino se debiliten.

  • Un cuello uterino débil puede hacer que el bebé nazca demasiado pronto.

  • La insuficiencia del cuello uterino solo se identifica cuando la mujer se queda embarazada.

  • Para evitar un parto prematuro, los médicos pueden coser el cuello del útero para mantenerlo cerrado o prescribir una hormona que se inserta en la vagina.

Normalmente, el cuello uterino (la parte inferior del útero) se dilata solo al iniciarse el parto, en respuesta a las contracciones del útero. Sin embargo, en algunas mujeres, los tejidos del cuello uterino están debilitados. Cuando el feto en crecimiento y la placenta ejercen presión sobre los tejidos debilitados, el cuello uterino puede abrirse (dilatarse) mucho antes de que el bebé esté preparado. Como resultado, el bebé puede nacer demasiado pronto. Si se ha producido insuficiencia cervical, el riesgo de que vuelva a aparecer en un embarazo posterior es probablemente inferior al 30%. El riesgo es mayor para las mujeres que hayan tenido tres o más abortos espontáneos durante el segundo trimestre.

Causas

Las causas de debilidad del cuello del útero no están bien definidas. Por lo general no se puede identificar una causa específica.

Los siguientes factores pueden incrementar el riesgo de tener un cuello uterino débil:

  • Un trastorno del tejido conjuntivo presente al nacer (congénito), como el síndrome de Ehlers-Danlos

  • Una lesión, como la que puede aparecer cuando se extirpa un gran trozo de tejido del cuello uterino para hacer una biopsia (llamado conización) o cuando se usan instrumentos para dilatar el cuello del útero (como puede ocurrir en una dilatación y legrado o D & L)

  • Defectos congénitos de los órganos genitales

  • Cuello uterino corto, detectable en la ecografía

  • Abortos espontáneos previos en el segundo trimestre

Síntomas

Muchas mujeres no presentan síntomas hasta que se produce el parto de forma prematura. Otras mujeres tienen síntomas antes. Dichos síntomas pueden incluir presión en la vagina, sangrado vaginal o manchado, dolor vago en el abdomen o la parte baja de la espalda y secreción vaginal.

Diagnóstico

La insuficiencia cervical no se identifica hasta que la mujer se queda embarazada. Se sospecha cuando la mujer ha tenido abortos espontáneos previos en el segundo trimestre.

Los hallazgos durante la ecografía también pueden sugerir una insuficiencia cervical. Por ejemplo, si la ecografía muestra que una mujer tiene un cuello uterino corto, especialmente una mujer con riesgo de insuficiencia cervical, los médicos pueden vigilar de cerca las señales de parto prematuro. Los médicos pueden también sospechar de insuficiencia cervical si detectan la dilatación precoz del cuello uterino cuando hacen los exámenes rutinarios durante el embarazo.

Tratamiento

Los médicos pueden dar puntos de sutura alrededor o a través del cuello uterino para mantenerlo cerrado. Estos procedimientos se denominan cerclaje cervical. El cerclaje cervical se realiza si el riesgo de insuficiencia cervical es alto, al igual que cuando una mujer ha tenido con anterioridad abortos espontáneos durante el segundo trimestre. Antes del cerclaje cervical, la mujer es sometida a anestesia general o regional. Después los médicos suelen introducir los instrumentos a través de la vagina para colocar los puntos de sutura. Por lo general, los puntos se retiran antes del parto, aunque en algunos casos se dejan puestos y se practica una cesárea.

Si se confirma la insuficiencia cervical, los médicos pueden prescribir la hormona femenina progesterona, que se inserta en la vagina cada noche. Este tratamiento a veces puede reducir el riesgo de un parto prematuro.

Recursos en este artículo