Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tiña versicolor

(Pitiriasis versicolor)

Por Denise M. Aaron, MD, Dartmouth-Hitchcock Medical Center

La tiña versicolor es una infección micótica de la primera capa superficial de la piel que causa placas escamosas e incoloras.

  • La infección está causada por una levadura.

  • Por lo general, aparecen placas escamosas de piel.

  • El diagnóstico se basa en la apariencia y en los raspados cutáneos.

  • Es frecuente su reaparición.

  • Se utilizan productos antimicóticos cutáneos, champús y a veces fármacos por vía oral para tratar la infección.

La infección causada por la levadura Malassezia furfur, furfur es bastante frecuente, en especial en los adultos jóvenes. Por lo general, Malassezia furfur es una levadura inofensiva que normalmente vive en la piel, pero en algunas personas causa tiña versicolor. La mayoría de los afectados son personas sanas. Algunos pueden tener predisposición genética a la proliferación de esta levadura. Otros factores de riesgo para la tiña versicolor son el calor y la humedad, y un sistema inmunitario debilitado por el uso de corticoesteroides, embarazo, desnutrición, diabetes u otros trastornos.

Síntomas

La tiña versicolor por lo general no causa ningún síntoma, pero a veces produce prurito. Sin embargo, sí causa la aparición de muchas placas escamosas de color pardo, marrón, salmón o blanco en el tronco, el cuello, el abdomen y a veces la cara. Las placas suelen unirse para formar otras más extensas. Las placas no se broncean, por lo que en verano, cuando la piel circundante se broncea, las placas se hacen evidentes. Las personas de piel naturalmente oscura presentan placas más claras. Sin embargo, en las de piel clara las placas pueden ser tanto oscuras como claras. La tiña versicolor es una infección leve y no se considera contagiosa.

Diagnóstico

La tiña versicolor se diagnostica a menudo por su apariencia. Para confirmar el diagnóstico se utiliza una luz ultravioleta que muestra la infección más claramente, y por lo general se examinan al microscopio muestras de raspados de la zona infectada.

Pronóstico

Puede que la piel no vuelva a recuperar su pigmentación normal hasta muchos meses o años después de haber desaparecido la infección. La tiña versicolor reaparece con frecuencia incluso después de un tratamiento con éxito, porque la levadura que la produce se encuentra normalmente en la piel.

Tratamiento

Pueden aplicarse cremas antimicóticas directamente sobre las zonas afectadas (tópicas), como crema de ketoconazol o de terbinafina, así como una solución de terbinafina en aerosol. La loción concentrada de sulfuro de selenio, con receta médica, es eficaz si se aplica en las zonas afectadas (incluido el cuero cabelludo) 10 minutos al día durante 2 semanas. El champú de ketoconazol, bajo prescripción, también resulta eficaz; se aplica y se lava en 5 minutos, y se usa en una sola aplicación o diariamente durante 3 días. Otros tratamientos consisten en la aplicación diaria de ketoconazol por vía tópica durante 2 semanas y baños con jabón de piritionato de cinc o con champú con ácido salicílico y azufre durante 1 a 2 semanas.

Suelen utilizarse fármacos antimicóticos administrados por vía oral, como ketoconazol o fluconazol, para tratar las infecciones muy extensas (ver Fármacos para infecciones fúngicas graves). Además, hay quien prefiere la comodidad de los fármacos por vía oral. Sin embargo, como estos fármacos pueden causar efectos secundarios no deseados, y considerando que la tiña versicolor es una infección leve, por lo general se prefiere recurrir a los fármacos tópicos. Los fármacos por vía oral no previenen las recidivas.

Para reducir el riesgo de recidivas se recomienda mantener una higiene meticulosa y usar jabón con piritionato de cinc de manera habitual o uno de los otros tratamientos tópicos mensualmente.

Recursos en este artículo