Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Ronchas (urticaria)

Por Karen McKoy, MD, MPH, Assistant Clinical Professor, Dermatology;Senior Staff, Harvard Medical School;Lahey Clinic Dermatology

Las ronchas (urticaria) son tumefacciones ligeramente elevadas, rojas y pruriginosas. El prurito puede ser intenso. Las ronchas tienen límites claramente definidos y el centro claro. Normalmente, los brotes de ronchas aparecen y desaparecen; una roncha puede permanecer durante varias horas y luego desaparecer, y más tarde aparecer otra en cualquier sitio. Cuando desaparecen, la piel presenta un aspecto totalmente normal. La inflamación se debe a la liberación de sustancias químicas (como la histamina) por los mastocitos en la piel, que causa una pérdida temporal de líquido desde los vasos sanguíneos.

Pueden aparecer ronchas con angioedema (ver Angioedema), el cual, como las ronchas, implica una inflamación. Sin embargo, el angioedema causa la inflamación bajo la piel y no en la superficie. A veces el angioedema afecta la cara, los labios, la garganta, la lengua y las vías respiratorias. Si la inflamación interfiere con la respiración, puede poner en peligro la vida.

Las ronchas y el angioedema son a menudo reacciones alérgicas.

Causas

Pueden aparecer ronchas cuando se inhalan, consumen, inyectan o tocan determinados agentes químicos. Estos agentes pueden estar en el ambiente, alimentos, medicamentos, insectos, plantas u otras fuentes, y son inofensivos para la mayoría de las personas. No obstante, si se es sensible a ellos, estos agentes químicos (denominados desencadenantes o alérgenos) causan una reacción alérgica. Es decir, el sistema inmunitario reacciona a los agentes químicos de forma exagerada.

No obstante, las ronchas no siempre forman parte de una verdadera reacción alérgica. Por ejemplo, pueden ser el resultado de trastornos autoinmunitarios. En estos trastornos, el sistema inmunitario no funciona correctamente, considera a los tejidos del propio cuerpo como extraños y los ataca. Además, algunos fármacos provocan ronchas directamente sin desencadenar una reacción alérgica. El estrés emocional y algunas condiciones físicas (como el calor o la luz) pueden producir ronchas por razones que aún no se conocen bien.

Por lo general, la urticaria dura menos de 6 semanas y se considera aguda. Si dura más de 6 semanas, se considera crónica.

Las causas más habituales de urticaria aguda son:

  • Reacciones alérgicas

  • Reacciones no alérgicas

Determinados alimentos, en particular los huevos, el pescado, el marisco, los frutos secos y las frutas, y las picaduras de insectos, desencadenan con frecuencia reacciones alérgicas. La ingestión de algunos alimentos, incluso en cantidades minúsculas, puede producir ronchas repentinas. No obstante, con otros alimentos (como las fresas), estas reacciones alérgicas se producen solo después de ingerir una gran cantidad. Muchos medicamentos, en particular los antibióticos, pueden causar urticaria. Las reacciones alérgicas inmediatas también pueden aparecer cuando una sustancia entra en contacto directo con la piel (como el látex), después de la picadura de un insecto o como reacción a una sustancia inhalada en los pulmones o a través de la nariz.

Las causas no alérgicas incluyen infecciones, medicamentos, estímulos físicos (como la presión o el frío) y aditivos alimentarios.

A pesar de que la urticaria aguda por lo general tiene una causa específica, esta no puede identificarse en aproximadamente la mitad de los casos.

Las causas más habituales de urticaria crónica son:

  • Factores no identificados (idiopáticos)

  • Trastornos autoinmunitarios

A menudo se pasa por alto la causa, como consumir un alimento de manera repetida sin saber que es un desencadenante, como un conservante o un colorante en alimentos o la penicilina en la leche. A veces, a pesar de todos los esfuerzos realizados, no se consigue identificar la causa.

La urticaria crónica puede durar meses o años, y a veces luego desaparece sin razón aparente.

Valoración

No todos los episodios de urticaria requieren una inmediata evaluación médica. La siguiente información es orientativa para decidir si es necesaria una evaluación médica y qué esperar de ella.

Signos de alarma

Ciertos síntomas y características son motivo de preocupación:

  • Hinchazón en la cara, los labios, la garganta, la lengua o las vías respiratorias (angioedema)

  • Dificultades para respirar, incluyendo sibilancias

  • Ronchas de coloración fuerte que se convierten en llagas abiertas, o que persisten más de 48 horas

  • Fiebre, ganglios linfáticos inflamados, ictericia, pérdida de peso y otros síntomas de trastorno generalizado (sistémico)

Cuándo acudir al médico

Motivos para llamar a una ambulancia:

  • Dificultades para respirar o sibilancias.

  • Sensación de cierre de la garganta.

Motivos para acudir a un servicio de urgencias o a la consulta del médico tan pronto como sea posible:

  • Síntomas graves.

  • Sensación progresiva de debilidad o mareo, o presencia de fiebre o escalofríos intensos.

  • Vómitos, dolores abdominales o diarrea.

Hay que acudir al médico si:

  • Una picadura de abeja desencadena urticaria (para recibir consejo sobre el tratamiento a seguir en caso de que se produzca otra picadura de abeja).

  • Están presentes otros síntomas, como fiebre, dolores en las articulaciones, pérdida de peso, ganglios linfáticos inflamados o sudores nocturnos.

  • Las ronchas reaparecen sin exposición a un desencadenante.

  • Los síntomas duran más de 2 días.

En los niños, cuando las ronchas aparecen súbitamente, desaparecen con rapidez y no recidivan, por lo general no es necesaria una exploración médica, porque la causa más probable es una infección vírica.

Actuación del médico

En primer lugar, el médico pregunta acerca de los síntomas y los antecedentes médicos, y a continuación realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo indican la causa y las pruebas que pueden ser necesarias (ver Algunas causas y características de la urticaria).

Se pide a la persona que describa detalladamente cada episodio de urticaria y cualquier otro síntoma aparecido (como prurito, dificultad para respirar o hinchazón de la cara y la lengua). Se pregunta acerca de las actividades personales antes y durante el episodio, y por la posible exposición a sustancias que pueden desencadenar reacciones alérgicas, incluidos los medicamentos que se están tomando. También se pregunta sobre los síntomas específicos que podrían indicar una causa (ver Algunas causas y características de la urticaria), reacciones alérgicas pasadas y viajes recientes.

Es posible que por los antecedentes no se identifique claramente el desencadenante, a menudo porque es posible que sea algo previamente tolerado.

Durante la exploración física, primero se comprueba si hay hinchazón en los labios, la lengua, la garganta o las vías respiratorias. En caso afirmativo, se inicia inmediatamente el tratamiento. A continuación se describe el aspecto de las ronchas, se determinan las partes del cuerpo afectadas y se comprueba la existencia de otros síntomas para confirmar el diagnóstico. Pueden utilizarse diversos estímulos físicos para ver si se desencadena la urticaria. Por ejemplo, se aplica un poco de presión, calor o frío en la piel, o se golpea la piel.

Algunas causas y características de la urticaria

Causa

Características comunes*

Pruebas

Urticaria aguda (duración inferior a 6 semanas)

Fármacos como:

  • Aspirina (ácido acetilsalicílico) y otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

  • Algunos opiáceos

  • Vancomicina

  • Succinilcolina (a veces administrada antes de la cirugía)

  • Agentes de contraste (usados en pruebas de diagnóstico por la imagen como la tomografía computarizada)

  • Posiblemente cualquier fármaco, ya sea de venta con receta, de venta libre o de herbolario, si la persona es alérgica

Ronchas aparecidas durante las 48 horas posteriores al uso del fármaco

Exploración por un médico

Estímulos físicos o emocionales

  • Estrés o ansiedad

  • Frío

  • Ejercicio

  • Presión sobre la piel (dermografismo)

  • Calor

  • Luz solar

  • Sudor, producido por un baño caliente, ejercicio o fiebre

Para la mayoría de los estímulos, ronchas que por lo general aparecen en cuestión de segundos o minutos tras la exposición al estímulo

Para la presión en la piel, ronchas que aparecen antes de 4-6 horas y afectan solo a la zona de piel presionada

Para la luz solar, ronchas que afectan solo a la zona de la piel expuesta a ella

Exploración por un médico

Exposición al estímulo físico sospechoso para ver si desencadena síntomas

Alimentos que desencadenan una reacción alérgica (alérgenos alimentarios), como cacahuetes, frutos secos, pescado, marisco, trigo, huevos, leche y soja

Ronchas que aparecen minutos u horas después del consumo

Exploración médica, y en particular los antecedentes

A veces, pruebas de punción cutánea

Infecciones (causas raras)

  • Bacterianas, como algunas infecciones del tracto urinario, estreptocócicas y por Helicobacter pylori

  • Parasitarias, como infecciones por Toxocara canis, Giardia intestinalis (lamblia), Schistosoma mansoni, Strongyloides stercoralis, Trichuris trichiura, y Blastocystis hominis

  • Víricas, como hepatitis (A, B o C) y VIH, citomegalovirus, virus de Epstein-Barr y enterovirus

Fiebre, escalofríos y fatiga

Síntomas de la infección concreta

En particular, para las infecciones parasitarias, viaje reciente a un país en vías de desarrollo

Pruebas según la infección sospechada (sugerida por los antecedentes y la exploración)

Diagnóstico confirmado si la urticaria desaparece tras eliminar la infección

Mordeduras o picaduras de insectos

Ronchas aparecidas en cuestión de segundos o minutos después de una picadura de insecto

Exploración médica, y en particular los antecedentes

Enfermedad del suero

Ronchas aparecidas durante los 7-10 días posteriores a la inyección de:

  • Sangre o sus derivados (como una transfusión)

  • Un medicamento derivado de sangre animal, como suero de caballo (utilizado para tratar las mordeduras de serpiente venenosa y las picaduras de araña)

  • Posiblemente otro medicamento

Puede acompañarse de fiebre, dolor en las articulaciones, ganglios linfáticos inflamados y dolor abdominal

Exploración por un médico

Sustancias que desencadenan una reacción alérgica por contacto (alérgenos de contacto), como el látex, la saliva o la caspa de los animales, el polvo, el polen o el moho

Ronchas aparecidas minutos u horas después del contacto

Exploración médica, y en particular los antecedentes

En ocasiones, pruebas de alergia

Reacciones a las transfusiones

Ronchas que por lo general aparecen pocos minutos después de la transfusión de sangre o sus derivados

Exploración médica, y en particular los antecedentes

Urticaria crónica (duración superior a 6 semanas)

Trastornos autoinmunitarios

  • Lupus eritematoso sistémico (lupus)

  • Síndrome de Sjögren

  • Vasculitis urticarial

Síntomas diversos según el trastorno autoinmunitario

En el lupus eritematoso sistémico, los síntomas incluyen fiebre, fatiga, cefalea, dolor e inflamación de las articulaciones, dolor al respirar y llagas en la boca

En el síndrome de Sjögren, ojos y boca secos

En la vasculitis urticarial, ronchas que:

  • Pueden causar más dolor que prurito

  • Por lo general, duran más de 24 horas

  • No palidecen cuando se aplica presión

  • Puede acompañarse de pequeñas ampollas y manchas de color púrpura rojizo (púrpura)

En todos los trastornos autoinmunitarios, análisis de sangre para comprobar la presencia de anticuerpos anómalos

En ocasiones, biopsia de piel

En el síndrome de Sjögren, prueba para calcular la producción total de lágrimas

En la vasculitis urticarial, biopsia de piel

Cáncer, por lo general de los órganos digestivos o los pulmones, o linfoma

Pérdida de peso, sudores nocturnos, dolor abdominal, tos (a veces con sangre), ictericia, inflamación de ganglios linfáticos o una combinación de estos

Diversas pruebas según el tipo de cáncer sospechado

Ronchas idiopáticas crónicas (diagnosticadas si no se identifica una causa específica)

Ronchas que aparecen a diario (o casi a diario) y prurito que dura por lo menos 6 semanas, sin causa aparente

Exploración por un médico

Análisis de sangre y a veces otras pruebas, como pruebas de punción cutánea y exposición a diversos desencadenantes, para descartar otras causas

Fármacos (los mismos que para la urticaria aguda)

Ronchas aparecidas tras el uso de fármacos de venta con receta o de venta libre, o de hierbas medicinales, durante mucho tiempo, cuando no hay otra explicación posible

Exploración por un médico

En ocasiones, pruebas de alergia

Prueba de evitación para ver si la urticaria desaparece tras la interrupción del medicamento

Estímulos emocionales o físicos (los mismos que para la urticaria aguda)

Para la mayoría de los estímulos, ronchas que aparecen por lo general segundos o minutos después de la exposición

Para la presión en la piel, ronchas que aparecen antes de 4-6 horas y afectan solo a la zona de piel presionada

Para la luz solar, ronchas que afectan solo a la zona de la piel expuesta a ella

Exploración por un médico

Exposición al estímulo sospechoso para ver si desencadena síntomas

Anomalías endocrinas, como un trastorno tiroideo o un nivel elevado de progesterona (una hormona femenina)

Para los trastornos tiroideos, dificultad para tolerar el calor o el frío, ritmo cardíaco lento o rápido, y temblores o apatía

Aparece en mujeres que toman píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales) o terapia hormonal con progesterona, o que tienen urticaria justo antes de comenzar los periodos menstruales y desaparecen cuando estos finalizan

Exploración por un médico

Si se sospecha un trastorno tiroideo, análisis de sangre para determinar la hormona estimulante del tiroides

Mastocitosis

Pequeños bultos rojos que se convierten en ronchas al contacto

A veces dolor abdominal, rubor y cefaleas recurrentes

Biopsia cutánea y en ocasiones de médula ósea

A veces, análisis de sangre para determinar los niveles de sustancias liberadas cuando se activan ciertas células inmunitarias (denominadas mastocitos)

*Las características incluyen síntomas y los resultados del examen realizado por el médico. Las características que se mencionan son habituales, pero no siempre están presentes.

VIH = virus de la inmunodeficiencia humana.

Pruebas complementarias

Habitualmente no es necesario realizar pruebas para un episodio aislado de urticaria, a menos que los síntomas sugieran un trastorno específico que requiera tratamiento (como algunas infecciones). Pero si las ronchas presentan características inusuales, se repiten o persisten, suelen realizarse pruebas.

Por lo general, estas incluyen un hemograma completo y análisis de sangre para determinar los niveles de electrólitos, azúcar (glucosa) y hormona estimulante del tiroides, y para determinar el funcionamiento de los riñones y el hígado. Un alergólogo (especialista en trastornos alérgicos) realiza pruebas cutáneas, como la prueba de punción cutánea, para identificar alérgenos específicos (ver Diagnóstico). Se realizan pruebas de diagnóstico por la imagen y otros análisis de sangre según los antecedentes clínicos y la exploración física. Si los resultados indican que la causa es un trastorno general, se hace una evaluación detallada para determinar la causa.

Se realiza una biopsia de piel si no está claro el diagnóstico o si las ronchas duran más de 48 horas.

Tratamiento

Las ronchas a menudo desaparecen por sí solas en 1 o 2 días. Si la causa es evidente o se identifica, debe evitarse en la medida de lo posible. Si la causa no es evidente, hay que dejar de tomar todos los medicamentos que no sean indispensables, hasta que desaparezca la urticaria.

Los síntomas se alivian con baños y duchas únicamente con agua fría, evitando rascarse y usando ropa suelta.

Fármacos

Para la urticaria se utilizan antihistamínicos, que alivian parcialmente el prurito y reducen la hinchazón. Para ser eficaces, deben tomarse con regularidad, y no solo cuando sea necesario. Existen varios antihistamínicos, como la cetirizina, la difenhidramina y la loratadina, disponibles sin receta médica. La difenhidramina es un fármaco más antiguo con más probabilidades de causar somnolencia que los otros dos. Otros antihistamínicos son la desloratidina, la fexofenadina, la hidroxicina y la levocetirizina.

Si los síntomas son intensos y otros tratamientos resultan ineficaces, se administran corticoesteroides, como prednisona, por vía oral durante el menor tiempo posible. Los corticoesteroides, administrados por vía oral durante más de 3 o 4 semanas, causan muchas reacciones adversas, a veces graves (ver Corticoesteroides: Uso y efectos secundarios). Las cremas de corticoesteroides o de antihistamínicos no son eficaces.

Las personas que presentan reacciones graves deben llevar un dispositivo de autoinyección de epinefrina (preparación farmacéutica de adrenalina) y, si se produce una reacción, utilizarlo de inmediato.

En aproximadamente la mitad de las personas con urticaria crónica, esta desaparece sin tratamiento en el curso de 2 años. En algunos adultos, el antidepresivo doxepina, que también es un potente antihistamínico, ayuda a aliviar la urticaria crónica.

Aspectos esenciales para las personas mayores

Las personas de edad avanzada son más propensas a presentar efectos secundarios tras la administración de los antihistamínicos más antiguos (como la hidroxicina y la difenhidramina). Además de somnolencia, estos fármacos pueden causar confusión y delirio, y dificultar el inicio y la continuación de la micción. Por lo general, las personas mayores no deben tomar estos medicamentos para la urticaria.

Conceptos clave

  • La urticaria pueden deberse a una reacción alérgica o no.

  • Si la urticaria dura menos de 6 semanas, la causa suele ser una reacción alérgica a una sustancia específica, una infección aguda o una reacción no alérgica a una sustancia específica.

  • Si la urticaria dura 6 semanas o más, por lo general no puede identificarse la causa (es idiopática) o es un trastorno autoinmunitario.

  • Se debe llamar a una ambulancia si aparecen dificultades para respirar o si se tiene la sensación de que la garganta se está cerrando.

  • Las personas con síntomas leves deben evitar cualquier desencadenante conocido o sospechoso, y pueden tomar antihistamínicos para aliviar los síntomas.

  • Las personas que presentan reacciones graves deben llevar un dispositivo de autoinyección de epinefrina (preparación farmacéutica de adrenalina) y, si se produce una reacción, utilizarlo de inmediato.

Recursos en este artículo