Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a la arteriopatía periférica

(Vasculopatía periférica)

Por John W. Hallett, Jr., MD, Clinical Professor, Division of Vascular Surgery, Medical University of South Carolina

La arteriopatía periférica (enfermedad arterial periférica) produce una disminución del flujo sanguíneo en las arterias del tronco, de los brazos y de las piernas.

A menudo, se utiliza el término arteriopatía periférica (vasculopatía periférica) para describir una circulación deficiente en las arterias de las piernas como consecuencia de la ateroesclerosis. Sin embargo, la arteriopatía periférica puede afectar a otras arterias, como las de los brazos, y tener otras causas. Los trastornos que afectan a las arterias que irrigan el cerebro se engloban en una categoría distinta denominada enfermedad cerebrovascular. Los trastornos que reducen el flujo sanguíneo de las arterias abdominales se consideran por separado y bajo la denominación de oclusión de una rama de la aorta abdominal.

Causas

La arteriopatía periférica puede ser de dos tipos:

La arteriopatía periférica oclusiva se debe a una constricción o un bloqueo físicos de las arterias. La causa más común es la ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias). La displasia fibromuscular es otro ejemplo de arteriopatía periférica oclusiva.

En la arteriopatía periférica funcional, el flujo de sangre se reduce porque las arterias no funcionan correctamente. Por lo general, la disfunción implica una contracción anómala y repentina de los músculos (espasmo) del interior de las paredes de los vasos sanguíneos. El espasmo provoca una constricción temporal que reduce el flujo sanguíneo. Con menor frecuencia, la afección se debe a la relajación anómala de los músculos del interior de las paredes de los vasos sanguíneos, lo que conlleva un ensanchamiento (vasodilatación) de las arterias. La acrocianosis, la eritromialgia, y el síndrome de Raynaud son ejemplos de vasculopatías periféricas funcionales.

Recursos en este artículo