Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Síndrome de Raynaud

(Síndrome de Raynaud)

Por John W. Hallett, Jr., MD, Clinical Professor, Division of Vascular Surgery, Medical University of South Carolina

El síndrome de Raynaud es una arteriopatía periférica funcional en la que las arterias de pequeño calibre (arteriolas), en particular las de los dedos de las manos o de los pies, se contraen con más fuerza en respuesta a la exposición al frío.

  • La constricción de las arterias de pequeño calibre provoca que los dedos se vuelvan pálidos o azulados, se entumezcan u hormigueen.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas.

  • Es conveniente mantenerse caliente, evitar el tabaco y, a veces, tomar medicamentos.

El síndrome de Raynaud puede ser:

  • Primario, es decir, sin causa aparente (también llamado enfermedad de Raynaud)

  • Secundario, es decir, puede identificarse una causa (también denominado fenómeno de Raynaud)

Los médicos utilizan el término síndrome de Raynaud para referirse a cualquiera de ellos.

Síndrome de Raynaud primario

El síndrome de Raynaud primario es mucho más frecuente que el secundario. Entre un 60% y un 90% de los casos de síndrome de Raynaud primario se presentan en mujeres de edades comprendidas entre los 15 y los 40 años.

Cualquier factor que estimule el sistema nervioso simpático, en particular la exposición al frío aunque también una emoción fuerte, puede producir la constricción de las arterias y desencadenar así el síndrome de Raynaud primario.

Síndrome de Raynaud secundario

El síndrome de Raynaud secundario puede estar causado por:

La administración de estos medicamentos, que constriñen los vasos sanguíneos, también puede empeorar el síndrome de Raynaud. Algunas personas afectadas por el síndrome de Raynaud presentan también otros trastornos que ocurren cuando las arterias muestran una tendencia a la constricción. Estos trastornos incluyen las jaquecas (migrañas), la angina (dolor en el pecho que se produce estando en reposo) y el aumento de la presión arterial en los pulmones (hipertensión pulmonar). La asociación del síndrome de Raynaud con estos trastornos indica que la causa de la constricción arterial es la misma en todos ellos.

Síntomas

La constricción de las arterias de pequeño calibre de los dedos de las manos y de los pies comienza con rapidez y se suele desencadenar por la exposición al frío. Su duración oscila entre minutos y horas. Los dedos afectados se vuelven pálidos o azulados, por lo general, en forma de parches. Puede verse afectado únicamente un dedo de la mano o del pie, o segmentos de uno o más dedos. Por lo general, no se percibe dolor en los dedos, pero son frecuentes el entumecimiento, el hormigueo y la sensación de ardor. Cuando el episodio finaliza, las zonas afectadas se ven más rojas de lo normal o azuladas. Calentar las manos o los pies restablece el color y la sensibilidad normales.

Si los episodios del síndrome de Raynaud se repiten y son prolongados (particularmente en personas con esclerosis sistémica), la piel de los dedos (de las manos o de los pies) puede volverse lisa, brillante y tirante. Asimismo, pueden aparecer pequeñas llagas dolorosas en las yemas.

Diagnóstico

  • ecografía Doppler

A menudo, no es necesario ningún procedimiento para establecer el diagnóstico. Si se sospecha que una arteria está obstruida, puede realizarse una ecografía Doppler antes y después de la exposición al frío. También pueden realizarse análisis de sangre para detectar posibles enfermedades que puedan causar el síndrome de Raynaud.

Tratamiento

  • Evitar el frío

  • Fármacos o sustancias

  • Bloqueos o cirugía de los nervios

El síndrome de Raynaud leve puede controlarse protegiendo la cabeza, el tronco, los brazos y las piernas del frío. Si los síntomas se experimentan cuando se está alterado, puede ser útil administrar sedantes suaves o biorretroalimentación. Si se padece este trastorno, debe dejarse de fumar porque la nicotina constriñe los vasos sanguíneos.

Por lo general, el síndrome de Raynaud primario se trata administrando un bloqueante de los canales del calcio, como la nifedipina, el amlodipino, el diltiazem o el verapamilo, aunque la prazosina también es eficaz.

Si el trastorno se vuelve progresivamente incapacitante y otros tratamientos no funcionan, se pueden bloquear temporalmente o incluso cortar ciertos nervios simpáticos con el fin de aliviar los síntomas mediante un procedimiento denominado simpatectomía. Sin embargo, a pesar de que este procedimiento es eficaz, puede que el alivio solo dure de 1 a 2 años. Este procedimiento suele ser más efectivo para tratar el síndrome de Raynaud primario que para tratar el secundario.

Si se padece el síndrome de Raynaud secundario, los médicos tratan el trastorno que lo origina.

Más información

Recursos en este artículo