Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Desgarro esofágico (síndrome de Mallory-Weiss)

(Síndrome de Mallory-Weiss)

Por Michael C. DiMarino, MD, Clinical Assistant Professor, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

Un desgarro esofágico (síndrome de Mallory-Weiss) es una rotura que no penetra en la pared del esófago.

Se llama desgarro de Mallory-Weiss a la laceración de la parte inferior del esófago y la parte superior del estómago provocado por vómitos, arcadas o hipo violentos. El desgarro se acompaña de hemorragia por rotura de vasos sanguíneos. El síndrome de Mallory-Weiss fue inicialmente descrito en alcohólicos pero puede ocurrir en cualquier persona que vomita violentamente.

El primer síntoma es generalmente la presencia de sangre en el vómito. El síndrome de Mallory-Weiss es la causa de alrededor del 5% de los episodios de hemorragia del tubo digestivo alto.

El diagnóstico se realiza mediante una esofagoscopia (ver Endoscopia) o angiografía (inyección en una arteria, a través de un catéter, de un colorante visible mediante rayos X). El desgarro no se observa en radiografías rutinarias.

La mayoría de los episodios de hemorragia cesan por sí solos, aunque en algunos casos el médico debe realizar una esofagoscopia y detener la hemorragia cauterizando el vaso sangrante o inyectando un fármaco en su interior. Como alternativa, el médico inyecta vasopresina o epinefrina (preparación farmacéutica de adrenalina) durante la angiografía, para reducir el flujo sanguíneo en el vaso sangrante. Si se pierde mucha sangre, es necesaria una transfusión. La intervención quirúrgica no suele ser necesaria.

¿Sabías que...?

  • Los vómitos violentos pueden provocar desgarros en el esófago.

Recursos en este artículo