Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Hiponatremia (concentración baja de sodio en la sangre)

Por James L. Lewis, III, MD, Attending Physician, Brookwood Baptist Health and Saint Vincent’s Ascension Health, Birmingham

La hiponatremia consiste en una concentración demasiado baja de sodio en la sangre.

  • Las causas son muy diversas, desde ingerir un exceso de líquido hasta la insuficiencia renal, la insuficiencia cardíaca, la cirrosis y los diuréticos.

  • Los síntomas son resultado de la disfunción cerebral.

  • Los síntomas iniciales son sopor y confusión; cuando la hiponatremia empeora, se producen sacudidas musculares y convulsiones, y, de forma gradual, se deja de responder a los estímulos.

  • El diagnóstico se basa en los valores de la concentración de sodio tras el análisis de sangre.

  • Restringir la ingesta de líquido y dejar de tomar diuréticos son una buena medida terapéutica, pero la hiponatremia grave constituye una urgencia que requiere la administración de medicamentos, soluciones intravenosas o ambas cosas.

Causas de hiponatremia

Se produce hiponatremia cuando la concentración de sodio en el organismo es insuficiente en relación con la cantidad de líquido que contiene. El organismo puede tener una cantidad excesiva de líquido, una cantidad escasa o un valor normal. No obstante, en todos los casos, el sodio está diluido. Por ejemplo, si se tienen diarrea o vómitos intensos, se pierde sodio. Si la cantidad de líquido perdida se repone con agua, el sodio se diluye. Trastornos como la enfermedad renal, la cirrosis y la insuficiencia cardíaca provocan que el organismo retenga sodio y líquido. A menudo, se retiene más líquido que sodio y, por lo tanto, el sodio se diluye. Determinados trastornos pueden hacer que la persona beba demasiada agua (polidipsia), lo que puede contribuir al desarrollo de hiponatremia.

Los diuréticos tiazídicos (a veces llamados píldoras de agua) son una causa frecuente de hiponatremia. Estos fármacos aumentan la excreción de sodio, lo que aumenta la excreción de agua. Los diuréticos tiazídicos son generalmente bien tolerados, pero pueden causar hiponatremia en personas propensas a presentar concentraciones bajas de sodio, especialmente los ancianos.

Papel de la vasopresina

La vasopresina (también llamada hormona antidiurética) ayuda a regular la cantidad de agua en el organismo controlando la cantidad de agua que los riñones excretan. La vasopresina disminuye la excreción de agua por los riñones, que retienen más agua en el cuerpo y diluyen el sodio. La hipófisis produce y libera la vasopresina cuando la volemia (cantidad de líquido en los vasos sanguíneos) o la presión arterial bajan o cuando las concentraciones de electrólitos (como el sodio) son muy altas.

El dolor, el estrés, el ejercicio, la hipoglucemia y ciertos trastornos cardíacos, tiroideos, renales o de las glándulas suprarrenales pueden estimular a la hipófisis para que libere la vasopresina. Los siguientes medicamentos también estimulan la liberación de vasopresina o potencian su acción a nivel renal:

  • Clorpropamida (disminuye la glucemia)

  • Carbamazepina (un anticonvulsivo)

  • Vincristina (un antineoplásico)

  • Clofibrato (reduce los niveles de colesterol)

  • Fármacos antipsicóticos y antidepresivos

  • Aspirina (ácido acetilsalicílico), ibuprofeno y muchos otros analgésicos de venta libre

  • Éxtasis (3,4-metilendioximetanfetamina [MDMA])

  • Vasopresina (hormona antidiurética sintética) y oxitocina (utilizada para provocar el parto)

Una causa frecuente de hiponatremia es el síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética (SIADH), en el que la vasopresina es secretada de forma inadecuada en otras situaciones (tales como ciertos tipos de cáncer, infecciones, y trastornos cerebrales).

Síntomas de hiponatremia

El cerebro es especialmente sensible a los cambios en la concentración sanguínea de sodio. Por ello, los síntomas de disfunción cerebral, como el sopor (letargo) y la confusión, son el primer indicio. Si la concentración de sodio en la sangre desciende con rapidez, los síntomas tienden a precipitarse y a agravarse. A edad avanzada existe una tendencia mayor a presentar síntomas graves.

A medida que la hiponatremia se vuelve más grave, se producen sacudidas musculares y convulsiones. Se pierde la capacidad de responder a los estímulos y solo se reacciona cuando la estimulación es muy intensa (estupor), hasta que, finalmente, no se responde en absoluto (coma). El desenlace puede ser mortal.

Diagnóstico de la hiponatremia

  • Determinación del nivel de sodio en sangre

El diagnóstico de la hiponatremia se basa en la concentración de sodio en la sangre. Determinar la causa es más complejo. Se tienen en cuenta los factores personales, incluidos otros trastornos existentes y los medicamentos que se toman. Se realizan pruebas de sangre y de orina para determinar la cantidad de líquido en el organismo, la concentración hemática y el contenido de la orina.

Tratamiento de la hiponatremia

  • Restricción de la ingesta de líquidos

La hiponatremia leve se trata restringiendo la ingesta de líquido a alrededor de 1 L por día. Si la causa son los diuréticos, se reduce la dosis o se interrumpe la administración. Si la causa es una enfermedad, se establece el tratamiento adecuado.

En ocasiones, se administra por vía intravenosa una solución de sodio, un diurético que aumenta la eliminación de líquido o ambos, por lo general de forma gradual, a lo largo de varios días. Estos tratamientos pueden restaurar el nivel de sodio.

La hiponatremia grave es una urgencia. Para tratarla, se incrementa despacio la concentración de sodio en la sangre mediante la administración de líquidos intravenosos y, en ocasiones, de un diurético. Los fármacos más nuevos, llamados vaptanes, a veces son necesarias. Aumentar la concentración de sodio con demasiada rapidez puede dar lugar a un daño cerebral grave y a menudo irreversible.

Recursos en este artículo