Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Necesidades nutricionales

Por Adrienne Youdim, MD, Associate Professor of Medicine;Associate Professor of Medicine, David Geffen School of Medicine at UCLA;Cedars Sinai Medical Center

Las directrices generales para una dieta saludable se han desarrollado teniendo en cuenta que las necesidades nutricionales diarias, incluyendo las de los nutrientes esenciales, varían dependiendo de la edad, el sexo, la estatura, el peso, la actividad física, y la velocidad a la que el organismo quema calorías (tasa o índice metabólico). Las autoridades sanitarias de cada país publican periódicamente las recomendaciones dietéticas para proteínas, vitaminas (ver Vitaminas) y minerales (ver Minerales), como hacen, por ejemplo, en EE.UU., la Academy of Sciences National Research Council a través del Food and Nutrition Board y el Department of Agriculture (cuyas recomendaciones sirven de referencia también en otros países). Estas recomendaciones están destinadas a satisfacer las necesidades de las personas sanas.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos proporciona una herramienta interactiva denominada Supertracker en My Plate. Este portal permite introducir los datos personales de la persona interesada (edad, sexo, actividad y alimentos que suelen comer) para que pueda evaluar la dieta y obtener recomendaciones sobre los alimentos saludables y el tamaño de las porciones que ayuden a alcanzar y mantener un peso saludable. La cantidad de alimentos de cada grupo que se necesitan cada día varía en función de las necesidades energéticas de la persona.

En general, las autoridades recomiendan que:

  • Se reduzca la ingesta de grasas a alrededor del 30% de las calorías o menos.

  • La mayoría de las grasas ingeridas deben ser poliinsaturadas o monoinsaturadas.

  • Se reduzca la cantidad de grasas saturadas que se consumen.

  • Se eliminen las grasas trans de la dieta.

  • Se consuman más frutas, verduras y cereales (la mayoría de los estadounidenses no consumen los suficientes).

  • Se beban suficientes líquidos para prevenir la sed. Sin embargo, con la edad, la capacidad de sentir sed disminuye, por lo que es posible que se tenga que hacer un esfuerzo consciente para beber suficientes líquidos.