Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cáncer peniano

Por Viraj A. Master, MD, PhD, Professor of Urology, Emory University School of Medicine

El cáncer de pene es generalmente un tipo de cáncer de piel que puede aparecer en cualquier parte del pene, aunque se da con mayor frecuencia en el glande (la terminación cónica del pene), especialmente en su base. Los cánceres que afectan a la piel del pene son poco frecuentes, y más raros aún en los hombres que hayan sido circuncidados.

Causas

El cáncer de pene puede ser debido a una irritación crónica, habitualmente bajo el prepucio. La infección por el virus del papiloma humano y no haber sido circuncidado aumentan el riesgo. El carcinoma espinocelular o de células escamosas (ver Carcinoma espinocelular) es el más frecuente. Entre las formas incipientes de cáncer menos frecuentes se encuentran la enfermedad de Bowen (ver Enfermedad de Bowen (carcinoma espinocelular in situ)), la enfermedad de Paget extramamaria (ver Enfermedad de Paget del pezón) y la eritroplasia de Queyrat.

Síntomas

La primera manifestación del cáncer suele ser una zona enrojecida e indolora, a menudo con ulceración, pero también puede tratarse de un área endurecida o que parece una verruga. El cáncer, a diferencia de muchos otras excrecencias, no se cura durante semanas. La eritroplasia de Queyrat provoca una placa discreta, de color rojizo y aterciopelada o costrosa en el pene, por lo general, en el glande o el prepucio interior. La enfermedad de Bowen parece lo mismo, pero afecta el cuerpo del pene. La papulosis bowenoide aparece en forma de granos, que suelen ser más pequeños, en el cuerpo del pene. Los ganglios linfáticos en la ingle pueden estar dilatados debido a que el cáncer se ha diseminado hacia ellos o porque están infectados e inflamados.

Diagnóstico

Para confirmar el diagnóstico de cáncer de pene, los médicos toman una muestra de tejido y lo examinan al microscopio (biopsia). A veces se realiza una tomografía computarizada o una resonancia magnética para determinar si el cáncer se ha diseminado a otros tejidos fuera del pene. Puede hacerse una biopsia de los ganglios linfáticos agrandados e inflamados.

Tratamiento

Para el tratamiento de los cánceres de pequeño tamaño o en fase incipiente, los médicos prescriben una crema con fluorouracilo o imiquimod o extirpan el cáncer con láser o cirugía junto con una parte de tejido sano circundante. Para el tratamiento de otros tumores malignos, los médicos extirpan la lesión cancerosa, preservando tanto como sea posible el pene. Por lo general, los hombres que se someten a este tipo de cirugía pueden usar el tejido peneal restante para la micción y la función sexual. Si el cáncer afecta a áreas más grandes, el pene necesita una cirugía más extensa.

En la mayoría de los hombres, los tumores son pequeños y no se han extendido. Estos hombres sobreviven durante muchos años después del tratamiento. En la mayoría de los casos en que el cáncer se ha diseminado más allá de los ganglios de la ingle, el fallecimiento suele producirse en un término de 5 años.