Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cistoscopia

Por Bradley D. Figler, MD, Assistant Professor of Urology, University of North Carolina

El médico puede diagnosticar algunos trastornos de la vejiga y de la uretra mediante la observación realizada con ayuda de una sonda flexible de visualización (cistoscopio, un tipo de endoscopio) cuyo diámetro es más o menos del tamaño de un lápiz y su longitud de entre 30 y 1,5 m, de los que solo entre 15 y 30 cm se introducen en la uretra y la vejiga. La mayoría de los cistoscopios están provistos de una fuente de luz y una pequeña cámara, lo que permite al médico observar el interior de la vejiga y de la uretra. Muchos cistoscopios también llevan herramientas que permiten al médico obtener una muestra (biopsia) del revestimiento de la vejiga. La cistoscopia permite que el paciente permanezca despierto durante la intervención y solo le causa molestias menores. El médico suele introducir un gel anestésico en la uretra antes de la intervención. Las posibles complicaciones incluyen la hemorragia leve y la infección.