Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Infecciones por Proteeae

Por Larry M. Bush, MD, Affiliated Associate Professor of Medicine;Affiliated Professor of Biomedical Sciences, University of Miami-Miller School of Medicine;Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University ; Maria T. Perez, MD, Associate Pathologist, Department of Pathology and Laboratory Medicine, Wellington Regional Medical Center, West Palm Beach

Información:
para pacientes

Los microorganismos Proteeae forman parte de la flora fecal normal, y a menudo causan infecciones en pacientes cuya flora normal ha sido alterada por una terapia antibiótica.

La subfamilia Proteeae incluye al menos 3 géneros de microorganismos gramnegativos:

  • Proteus: P. mirabilis, P. vulgaris, y P. myxofaciens

  • Morganella: M. morganii

  • Providencia: P. rettgeri, P. alcalifaciens, y P. stuartii

Sin embargo, el P. mirabilis produce casi todas las infecciones en el ser humano. Estos microorganismos forman parte de la flora fecal normal, y están presentes en el suelo y en el agua. A menudo, se encuentran en heridas superficiales, oídos que supuran y esputo, especialmente en pacientes cuya flora normal ha sido erradicada por una terapia con antibióticos. Pueden causar bacteriemia e infecciones profundas, especialmente en el oído y los senos mastoideos, la cavidad peritoneal y el tracto urinario de pacientes con infecciones crónicas o con cálculos renales o vesicales; los microorganismos del género Proteus producen ureasa, que hidroliza la urea y lleva a la formación de cálculos de estruvita (fosfato de Mg y amonio).

El P. mirabilis suele ser sensible a la ampicilina, la carbenicilina, la ticarcilina, la piperacilina, las cefalosporinas, las fluoroquinolonas y los aminoglucósidos, y resistente a las tetraciclinas. La resistencia a múltiples fármacos en cepas de esta especie P. mirabilis es un problema cada vez más preocupante.

Las especies indol-positivas (P. vulgaris, M. morganii, P. rettgeri) tienden a ser más resistentes, pero en general son sensibles a las fluoroquinolonas, los carbapémicos, la asociación piperacilina/tazobactam, las cefalosporinas de tercera generación y la cefixima.