Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Pleurodinia epidémica

(Enfermedad de Bornholm)

Por Mary T. Caserta, MD, Professor of Pediatrics, Division of Infectious Diseases;Attending Physician, University of Rochester School of Medicine and Dentistry;Golisano Children’s Hospital at Strong, University of Rochester Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La pleurodinia epidémica es una enfermedad febril causada con mayor frecuencia por un coxsackievirus del grupo B. La infección provoca dolor pleurítico intenso o dolor abdominal.

La pleurodinia epidémica puede manifestarse a cualquier edad, pero es más frecuente en niños. El dolor pleurítico intenso, frecuente y a menudo intermitente aparece súbitamente en el epigastrio, el abdomen o la región anteroinferior del tórax y se asocia con fiebre y, habitualmente, cefalea, odinofagia y malestar general. Los músculos torácicos comprometidos pueden estar edematizados e hipersensibles. Los síntomas suelen desaparecer en 2 a 4 días, pero pueden recidivar en pocos días y persistir o volver a presentarse durante varias semanas. Con baja frecuencia, la evolución se complica con meningitis aséptica, orquitis y, con menor frecuencia, miopericarditis. Después de la recuperación, el paciente puede contraer una infección por otro coxsackievirus del grupo B.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

El diagnóstico puede ser evidente en un niño con dolor pleurítico o abdominal intenso de etiología incierta durante una epidemia. No obstante, en otras situaciones, los síntomas pueden ser difíciles de distinguir de los producidos por otras enfermedades responsables de dolor torácico o abdominal.

En general, no se requieren pruebas de laboratorio, que consisten en la detección del virus en muestras de material de las fauces o las heces o, con menor frecuencia, en la demostración de la seroconversión.

Tratamiento

El tratamiento consiste en antiinflamatorios no esteroides (AINE) y otras medidas sintomáticas.