Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Crecimiento físico de lactantes y niños

Por Daniel A. Doyle, MD, Associate Professor of Pediatrics;Division of Endocrinology, Thomas Jefferson University;Nemours/Alfred I. duPont Children's Hospital

Información:
para pacientes

1 iOS Android

El crecimiento físico consiste en alcanzar la talla completa y el peso apropiado, con un aumento del tamaño de todos los órganos (excepto el tejido linfático, que se reduce). El crecimiento desde el nacimiento hasta la adolescencia cumple 2 fases distintas. La primera fase (desde el nacimiento hasta la edad de 1 o 2 años) es de crecimiento rápido, aunque la velocidad disminuye a lo largo de ese período. En la segunda fase (desde alrededor de los 2 años hasta el comienzo de la pubertad), el crecimiento se produce con incrementos anuales relativamente constantes. La pubertad es el proceso de maduración física de niño a adulto. La adolescencia define un grupo de edad; la pubertad se produce durante la adolescencia (véase ver El crecimiento físico y la maduración sexual de los adolescentes). En la pubertad, se produce un nuevo "estirón", que afecta de manera un poco diferente a varones y niñas. Todos los parámetros de crecimiento pueden registrarse en curvas de crecimiento estándares que se pueden obtener en los Centers for Disease Control and Prevention (véase www.cdc.gov/growthcharts/).

Longitud

La longitud se mide en niños demasiado pequeños para permanecer de pie; la altura se mide una vez que el niño puede pararse. Por lo general, la longitud de lactantes de término normales aumenta alrededor del 30% a los 5 meses y > 50% a los 12 meses; los lactantes crecen 25 cm durante el primer año; y la talla a los 5 años duplica aproximadamente la longitud de nacimiento. En la mayoría de los varones, se alcanza la mitad de la altura adulta alrededor de los 2 años; en la mayoría de las niñas, la talla a los 19 meses es alrededor de la mitad de la altura adulta.

La velocidad del cambio de altura (velocidad de talla) es un parámetro de crecimiento más sensible que las mediciones de altura en cada punto temporal. Por lo general, los lactantes de término y los niños sanos crecen alrededor de 2,5 cm/mes entre el nacimiento y los 6 meses, 1,3 cm/mes entre los 7 y 12 meses, y aproximadamente 7,6 cm/año entre los 12 meses y los 10 años. Antes de los 12 meses, la velocidad de talla varía, lo que se debe, en parte, a factores perinatales (p. ej., prematurez). Después de los 12 meses, la altura está determinada, en su mayor parte, genéticamente, y la velocidad de talla se mantiene casi constante hasta la pubertad; la estatura de un niño respecto de sus pares tiende a mantenerse igual. Los recién nacidos pequeños para la edad gestacional tienden a ser más bajos durante toda la vida que aquellos cuyo tamaño es apropiado para dicha edad. Varones y niñas muestran escasa diferencia de talla y velocidad de crecimiento durante la lactancia y la infancia.

Las extremidades crecen más rápido que el tronco, lo que determina un cambio gradual de las proporciones relativas: el cociente vértex-pubis/vértex-talón es de 1,7 en el momento del nacimiento, de 1,5 a los 12 meses y de 1,0 después de los 7 años.

Peso

El peso sigue un patrón similar. Por lo general, los recién nacidos de término normales pierden del 5 al 8% del peso de nacimiento en los primeros días posparto, pero lo recuperan dentro de las 2 semanas. Luego, comienzan a aumentar de 14 a 28 g/día hasta los 3 meses, 4.000 g de los 3 a 12 meses, y duplican su peso de nacimiento a los 5 meses, lo triplican a los 12 meses y casi lo cuadruplican a los 2 años. Entre los 2 años y la pubertad, el peso aumenta 2 kg/año. La reciente epidemia de obesidad infantil ha implicado un aumento de peso marcadamente mayor, aun en niños muy pequeños. Por lo general, los varones son más pesados y altos que las niñas cuando finaliza el crecimiento, porque estospresentan un período de crecimiento prepuberal más prolongado, mayor velocidad pico durante el estirón puberal y un estirón adolescente más largo.

Perímetro cefálico

El perímetro cefálico refleja el tamaño del encéfalo y se mide sistemáticamente hasta los 2 años. En el momento del nacimiento, el encéfalo tiene el 25% de su tamaño adulto, y el perímetro cefálico es, en promedio, de 35 cm. El perímetro cefálico aumenta un promedio de 1 cm/mes durante el primer año; el crecimiento es más rápido en los primeros 8 meses, y a los 12 meses el encéfalo ha completado la mitad de su crecimiento posnatal y tiene el 75% del tamaño adulto. El perímetro cefálico aumenta 3,4 cm en los 2 años siguientes; el encéfalo tiene el 80% del tamaño adulto a los 3 años y el 90% a la edad de 7 años.

Composición corporal

La composición corporal (proporciones de grasa y agua corporal) se modifica e influye en el volumen de distribución de los fármacos (ver Farmacocinética en niños : Distribución). La proporción de grasa aumenta rápidamente del 13% en el momento del nacimiento al 20-25% a los 12 meses, lo que explica el aspecto regordete de la mayoría de los bebés. Después, hay un descenso lento hasta la preadolescencia, cuando la grasa corporal vuelve a representar alrededor del 13%. Se observa nuevamente un aumento lento hasta el comienzo de la pubertad, cuando la grasa corporal puede volver a descender, sobre todo en los varones. Después de la pubertad, el porcentaje suele permanecer estable en las niñas, mientras que tiende a haber una ligera disminución en los varones.

El agua corporal medida como porcentaje del peso corporal es del 70% en el momento del nacimiento y desciende al 61% a los 12 meses (un porcentaje más o menos igual al del adulto). Este cambio depende, fundamentalmente, de la disminución del LEC (líquido extracelular) del 45 al 28% del peso corporal. El LIC (líquido intracelular) se mantiene relativamente constante. Después de los 12 meses, se observa una disminución lenta y variable del LEC hasta alcanzar los niveles adultos de alrededor del 40%. La mayor cantidad relativa de agua corporal, su alta velocidad de recambio y las pérdidas superficiales comparativamente elevadas (debido a la superficie corporal proporcionalmente mayor) hacen que los lactantes sean más susceptibles a la privación de líquidos que los niños mayores y los adultos.

Erupción dentaria

La erupción de los dientes es variable (véase Períodos de erupción dentaria), fundamentalmente por factores genéticos. En promedio, los lactantes normales tienen 6 dientes a los 12 meses, 12 dientes a los 18 meses, 16 dientes a los 2 años y todos los dientes (20) a los 2½ años; los dientes deciduos o de leche son reemplazados por los permanentes entre los 5 y los 13 años de edad. La erupción de dientes deciduos es similar en ambos sexos; los dientes permanentes tienden a aparecer antes en las niñas. La erupción dentaria puede retrasarse por patrones familiares o por enfermedades como raquitismo, hipopituitarismo, hipotiroidismo o síndrome de Down. Es probable que los dientes supernumerarios y la ausencia congénita de piezas dentarias sean variantes normales.

Períodos de erupción dentaria

Dientes

No.

Edad en el momento de la erupción*

Deciduos (20 en total)

Incisivos centrales inferiores

2

5–9 meses

Incisivos centrales superiores

2

8–12 meses

Incisivos laterales superiores

2

10–12 meses

Incisivos laterales inferiores

2

12–15 meses

Primeros molares

4

10–16 meses

Caninos

4

16–20 meses

Segundos molares

4

20–30 meses

Permanentes (32 en total)

Primeros molares

4

5–7 años

Incisivos

8

6–8 años

Bicúspides (premolares)

8

9–12 años

Caninos

4

10–13 años

Segundos molares

4

11–13 años

Terceros molares

4

17–25 años

*Varía mucho.

Los molares están numerados de delante atrás en la boca (ver figura Identificación de los dientes.).

Recursos en este artículo