Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando
Datos clave

Convulsiones febriles

Por

The Manual's Editorial Staff

Última revisión completa may. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los detalles completos
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

¿Qué son las convulsiones febriles?

Febril significa tener fiebre. Las convulsiones son sacudidas (movimientos bruscos y repentinos) causadas por un estallido anormal de actividad eléctrica en el cerebro. Las convulsiones febriles son convulsiones que sufren a veces los niños como consecuencia de la fiebre. Las convulsiones:

  • Aparecen a causa de una fiebre elevada

  • La mayoría de las veces ocurren en niños por lo demás sanos de 6 meses a 3 años de edad

  • Duran menos de 15 minutos

  • Suelen ser hereditarias

Mucho niños que tienen una convulsión febril nunca tienen otra.

Aunque la contemplación de las convulsiones febriles puede resultar alarmante, son inofensivas. Sin embargo, algunos trastornos graves como las infecciones cerebrales (meningitis) causan fiebre y convulsiones. En esos casos, es el propio trastorno grave el que causa la convulsión, no la fiebre en sí. Las convulsiones causadas por un trastorno grave no se consideran convulsiones febriles.

¿Qué causa las convulsiones febriles?

Las convulsiones febriles son crisis convulsivas desencadenadas por la fiebre. La fiebre tiene a menudo su origen en una infección leve, como un resfriado o una infección del oído (otitis). Nadie sabe por qué una fiebre causa a veces convulsiones en un niño.

¿Cuáles son los síntomas de las convulsiones febriles?

Existen dos tipos de convulsiones febriles: simples y complejas. Tienen diferentes síntomas.

Simples:

  • La totalidad del cuerpo de su hijo se agita durante menos de 15 minutos

Complejas:

  • La totalidad del cuerpo de su hijo se agita durante más de 15 minutos (constantemente o con pausas), o

  • Sólo se agita un lado del cuerpo de su hijo, o

  • Las convulsiones ocurren al menos dos veces durante un intervalo de 24 horas

Durante la convulsión, su hijo no se dará cuenta de su presencia ni será capaz de hablar. Sin embargo, su hijo continuará respirando.

¿Qué pruebas hará el médico?

Algunas infecciones cerebrales graves que causan fiebre también causan convulsiones, por tanto su hijo debe estar controlado por un médico. Lleve a su hijo a la unidad de emergencias si tiene una convulsión y si:

  • Tiene fiebre, o

  • Nunca antes había tenido una convulsión, o

  • Se muestra muy enfermo

El médico le preguntará sobre los síntomas que presenta su hijo y luego le explorará.

Dependiendo de lo que encuentren, los médicos pueden indicar pruebas para buscar otros trastornos graves. Su hijo puede requerir:

  • Una punción lumbar para detectar una infección cerebral (el médico inserta una aguja en la zona lumbar de su hijo para tomar una muestra del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal)

  • Una resonancia magnética nuclear (RMN) (un escáner que muestra imágenes detalladas)

  • Análisis de sangre

La mayoría de los niños no requieren estas pruebas adicionales. La mayoría de los niños sufrirán una única convulsión febril a lo largo de la vida.

¿Cómo tratan los médicos las convulsiones febriles?

Para las convulsiones que duran menos de 15 minutos:

  • Medicamentos para reducir la fiebre de su hijo

  • Por lo general, no se aplican otros tratamientos

Para las convulsiones que duran 15 minutos o más:

  • Medicamentos para detener las convulsiones (anticonvulsivos)

La mayoría de los niños no deberán tomar medicamentos todos los días para prevenir las convulsiones. Los médicos sólo dan medicamentos para prevenir las convulsiones a los niños que han tenido:

  • Muchas convulsiones febriles

  • Convulsiones duraderas

¿Sufrirá mi hijo pequeño más convulsiones?

Si su hijo pequeño sufre una o dos convulsiones febriles simples, sólo es un poco más propenso que otros niños a sufrir un trastorno convulsivo (convulsiones sin fiebre). Si su hijo pequeño ha sufrido convulsiones febriles complejas o sufre otros problemas médicos, presenta un riesgo mayor de desarrollar un trastorno convulsivo.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Implante coclear
Video
Implante coclear
Cuando las ondas sonoras alcanzan el oído, son recogidas por el oído externo en forma de embudo...

REDES SOCIALES

ARRIBA