Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Mioclonía

Por

Hector A. Gonzalez-Usigli

, MD, HE UMAE Centro Médico Nacional de Occidente

Última revisión completa feb. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

El término mioclonía se refiere a espasmos rápidos (contracciones) y súbitos de un músculo o un grupo de músculos.

  • La mioclonía puede ocurrir normalmente, pero puede ser consecuencia de un trastorno (como insuficiencia hepática, traumatismo craneoencefálico, concentración baja de azúcar en sangre, enfermedad de Parkinson) o del consumo de ciertos medicamentos.

  • Los músculos experimentan espasmos rápidos o lentos, que se pueden producir de forma rítmica o arrítmica.

  • Los médicos diagnostican mioclonía basándose en los síntomas y solicitan análisis de sangre y/o resonancia magnética nuclear para identificar la causa.

  • Si es posible, se corrige la causa de la mioclonía, pero si la causa no se puede corregir, ciertos medicamentos anticonvulsivos o clonazepam (un ansiolítico suave) pueden disminuir los síntomas.

La mioclonía puede afectar solo una mano, un grupo de músculos de la parte superior del brazo o de la pierna, o un grupo de músculos de la cara. También puede implicar a varios músculos a la vez.

Causas

Por lo general, la mioclonía puede aparecer cuando alguien se está quedando dormido. Por ejemplo, cuando el sujeto comienza a dormirse, puede despertarse de una sacudida (como si se sobresaltase), o pueden sufrir espasmos musculares en diferentes partes del cuerpo.

No obstante, en ciertos casos la mioclonía puede derivar de un trastorno, como por ejemplo:

La mioclonía se puede producir después de tomar dosis elevadas de ciertos medicamentos como los siguientes:

  • Antihistamínicos

  • Algunos antidepresivos tricíclicos (como la amitriptilina)

  • Algunos antibióticos (como penicilina y cefalosporina)

  • Bismuto

  • Levodopa (administrada para la enfermedad de Parkinson)

  • Opiáceos (analgésicos narcóticos)

Síntomas

La mioclonía puede ser leve o grave. Los músculos experimentan espasmos rápidos o lentos, rítmicos o arrítmicos. La mioclonía puede ocurrir de vez en cuando o con frecuencia. También aparece espontáneamente o provocada por un estímulo, como un ruido, una luz o un movimiento súbitos. Por ejemplo, alcanzar un objeto o dar un paso desencadena a veces espasmos que interrumpen el movimiento. En la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (un trastorno cerebral degenerativo muy poco frecuente), la mioclonía se hace más evidente cuando se produce algún sobresalto de repente.

Si la mioclonía se debe a un trastorno metabólico, persiste y afecta músculos en todas partes del cuerpo, provocando a veces convulsiones.

¿Sabías que...?

  • Algunos tipos de mioclonías (como por ejemplo los espasmos musculares rápidos cuando alguien se queda dormido) son normales.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

  • Análisis de sangre y en ocasiones otras pruebas para identificar la causa

El diagnóstico de mioclonía se basa en los síntomas.

Se suelen realizar pruebas para identificar la causa:

  • Los análisis de sangre se suelen realizar para comprobar la funcionalidad renal y hepática y medir las concentraciones de azúcar, calcio, magnesio o sodio en sangre. Los niveles anormales de estas sustancias pueden indicar que la causa es un trastorno metabólico.

  • Para verificar si hay anomalías cerebrales, como las causadas por la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Cretzfeldt-Jacob, se realiza una resonancia magnética nuclear (RMN).

  • Se puede realizar un electroencefalograma si se sospecha mioclonía en personas que sufren trastorno convulsivo.

Tratamiento

  • Corrección de la causa, si es posible

  • Fármacos para disminuir los síntomas

La causa de la mioclonía se corrige, si es posible. Por ejemplo, se suspenden fármacos que causen mioclonías, se corrige un nivel alto o bajo de azúcar en sangre y se trata con hemodiálisis la insuficiencia renal.

Si la causa no se puede corregir, determinados medicamentos anticonvulsivos (como valproato y levetiracetam) o clonazepam (un ansiolítico suave) pueden disminuir los síntomas.

La administración de 5-hidroxitriptófano (5-HTP) puede ayudar a las personas con ciertos tipos de mioclonía que no responden a otros tratamientos.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Angiografía cerebral: inserción del catéter
Video
Angiografía cerebral: inserción del catéter
La angiografía se usa para obtener información diagnóstica acerca de los vasos sanguíneos...
Modelos 3D
Ver todo
Columna vertebral y médula espinal
Modelo 3D
Columna vertebral y médula espinal

REDES SOCIALES

ARRIBA