Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Hinchazón en el último trimestre del embarazo

Por

Emily E. Bunce

, MD, Wake Forest School of Medicine;


Robert P. Heine

, MD, Wake Forest School of Medicine

Revisado/Modificado jul. 2023
VER VERSIÓN PROFESIONAL
Recursos de temas

Conforme avanza el embarazo, se puede acumular líquido en los tejidos, por lo general en los pies, en los tobillos y en las piernas, lo que provoca que se hinchen. Es normal que se acumule algo de líquido durante el embarazo, sobre todo, durante el tercer trimestre. Esto se denomina edema Hinchazón La hinchazón se debe a un exceso de líquidos en los tejidos. El líquido es predominantemente agua. La hinchazón puede ser generalizada o limitada a una sola extremidad o parte de ella. La hinchazón... obtenga más información Hinchazón . En ocasiones, los dedos también presentan una leve hinchazón. Si la hinchazón en las manos es más que leve o si hay hinchazón en la cara, la mujer debe ser evaluada por un médico.

El líquido se acumula durante el embarazo debido a que las glándulas suprarrenales producen más cantidad de las hormonas que provocan retención de líquidos (la aldosterona y el cortisol); también se acumula porque el útero agrandado interfiere en el flujo sanguíneo que retorna la sangre desde las piernas al corazón. Como resultado, se almacena líquido en las venas de las piernas, que se filtra hacia los tejidos circundantes.

Causas de la hinchazón durante el último trimestre del embarazo

Causas frecuentes

Por lo general, durante el embarazo, la hinchazón es

  • Normal, edema relacionado con el embarazo

Causas menos frecuentes

Con menos frecuencia, la hinchazón durante el embarazo es producto de un trastorno (véase la tabla o). Tales trastornos pueden ser graves. Se incluyen los siguientes;

En la preeclampsia, un trastorno que ocurre solo durante el embarazo, aumentan la presión arterial y las concentraciones de proteínas en la orina. Se pueden acumular líquidos, causando hinchazón de la cara, las manos o los pies y un aumento de peso adicional; la mayoría de las mujeres con preeclampsia, aunque no todas, presentan hinchazón. Si es grave, la preeclampsia puede dañar órganos como el cerebro, los riñones, los pulmones o el hígado, y causar trastornos en el bebé.

En la trombosis venosa profunda, se forman trombos en las venas situadas en las regiones profundas del organismo, a menudo en las piernas. El embarazo aumenta el riesgo de este trastorno de diversas formas. Durante el embarazo, el organismo produce más cantidad de las proteínas que ayudan a coagular la sangre (factores de coagulación), probablemente con la intención de evitar un sangrado excesivo durante el parto. Además, los cambios durante el embarazo provocan que la sangre se almacene en las venas, lo que constituye una condición favorable para la formación de trombos. Si la mujer embarazada se mueve menos, es aun más probable que la sangre se detenga en las venas de las piernas y se coagule. Los trombos pueden interferir en el flujo sanguíneo. Si un trombo se desprende, puede desplazarse por el torrente sanguíneo hasta los pulmones y bloquear el flujo de sangre allí. Esta obstrucción, denominada embolia pulmonar Embolia pulmonar (EP) La embolia pulmonar (EP) es la obstrucción de una arteria del pulmón (arteria pulmonar) por una acumulación de material sólido transportado a través del torrente sanguíneo (émbolo), generalmente... obtenga más información , es potencialmente mortal.

La miocardiopatía periparto es una enfermedad muy poco frecuente pero grave que causa dificultad respiratoria y fatiga, así como hinchazón.

Factores de riesgo

El riesgo de preeclampsia, trombosis venosa profunda y miocardiopatía periparto aumenta en función de diversos factores (factores de riesgo).

Los factores de alto riesgo para la preeclampsia son

Los factores de riesgo moderado para la preeclampsia son

  • Primer embarazo

  • Obesidad

  • Antecedentes familiares de preeclampsia

  • Ascendencia africana

  • Menores ingresos

  • 35 años o más

  • Fertilización in vitro

  • Factores de la historia personal (por ejemplo, lactantes anteriores con bajo peso al nacer o pequeños para la edad gestacional, resultado adverso previo del embarazo, más de 10 años entre embarazos)

Los factores de riesgo de la trombosis venosa profunda son los siguientes:

Los factores de riesgo para la miocardiopatía periparto son los siguientes:

Evaluación de la hinchazón durante el último trimestre del embarazo

Antes de poder establecer el diagnóstico de edema fisiológico se debe descartar la presencia de trombosis venosa profunda, preeclampsia, cardiopatías y otras posibles causas.

Signos de alarma

Cuando una mujer embarazada tiene las piernas hinchadas, la presencia de los siguientes síntomas constituye un motivo de preocupación:

  • Hinchazón moderada o grave de las manos (las manos se ven notablemente hinchadas y/o no se puede extraer un anillo de un dedo)

  • Hinchazón que aumenta repentinamente en cualquier parte del cuerpo

  • Hinchazón en una sola pierna o pantorrilla, sobre todo si la zona está caliente, enrojecida o hipersensible, o si la paciente tiene fiebre

  • Presión arterial de 140/90 mm Hg o superior

  • Dolor de cabeza intenso y persistente, alteraciones en la visión, confusión, dolor intenso en la parte superior del abdomen o dificultad para respirar, síntomas que pueden ser causados por la preeclampsia

  • Dolor torácico o dificultad para respirar: síntomas que pueden estar causados por una trombosis venosa profunda

Cuándo acudir al médico

Las mujeres que presentan alguno de los signos de alarma deben acudir al hospital de inmediato.

Si no se tiene ningún signo de alarma, también se debe acudir al médico, aunque no supone ningún peligro retrasar la consulta varios días.

Actuación del médico

En primer lugar, el médico pregunta acerca de la hinchazón, sobre otros síntomas y sobre el historial clínico de la mujer. A continuación, realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren la causa de la hinchazón y las pruebas que pueden ser necesarias (véase la tabla ).

Los médicos preguntan acerca de los siguientes aspectos:

  • Cuándo comenzó la hinchazón

  • Cuánto tiempo ha estado presente

  • Si hay alguna actividad (como acostarse sobre el lado izquierdo) que la alivia o la empeora.

Además, se pregunta por otros síntomas que puedan indicar una causa. Se les pregunta a las mujeres si han padecido alguna vez trombosis venosa profunda, embolia pulmonar Embolia pulmonar (EP) La embolia pulmonar (EP) es la obstrucción de una arteria del pulmón (arteria pulmonar) por una acumulación de material sólido transportado a través del torrente sanguíneo (émbolo), generalmente... obtenga más información , preeclampsia, hipertensión arterial o problemas cardíacos, como una miocardiopatía.

Durante la exploración física, se buscan indicios de una causa grave de la hinchazón. Para detectar posibles síntomas de preeclampsia, el médico mide la presión arterial y ausculta el corazón y los pulmones; también puede comprobar los reflejos de la mujer y observar el fondo del ojo con un oftalmoscopio (un dispositivo manual parecido a una linterna pequeña). Los médicos también buscan áreas de hinchazón, especialmente en las piernas, las manos y la cara. Se revisa cualquier zona inflamada para ver si está enrojecida, caliente o sensible a la palpación.

Tabla

Pruebas complementarias

Si se sospecha preeclampsia, se mide la concentración de proteína en una muestra de orina, y se realiza un hemograma completo, pruebas de electrólitos y pruebas de funcionalidad renal y hepática. La aparición de hipertensión junto con una concentración elevada de proteína en la orina indica preeclampsia. Si el diagnóstico no está claro, se le pide a la mujer que recolecte la orina durante 24 horas, a fin de medir la concentración de proteína en ese volumen de orina. La hipertensión arterial con cefalea, las alteraciones en la visión, el dolor abdominal o los resultados anormales de los análisis de sangre u orina también pueden indicar preeclampsia.

Si se sospecha trombosis venosa profunda, se realiza una ecografía Doppler de la pierna afectada. Esta prueba puede mostrar alteraciones en el flujo sanguíneo causadas por trombos en las venas de las piernas.

Si se sospecha miocardiopatía periparto, se solicita una electrocardiografía, una radiografía de tórax, una ecocardiografía y análisis de sangre para comprobar la funcionalidad cardíaca.

Tratamiento de la hinchazón durante el último trimestre del embarazo

Cuando la hinchazón se debe a un trastorno, se debe tratar.

Se puede reducir la hinchazón normal del embarazo haciendo lo siguiente:

  • Recostarse sobre el lado izquierdo, para que el útero se separe de la vena de gran tamaño por la que la sangre retorna al corazón (vena cava inferior)

  • Reposar a menudo con las piernas elevadas

  • Usar medias elásticas compresivas

  • Llevar ropa suelta que no restrinja el flujo de sangre, sobre todo en las piernas (por ejemplo, no llevar calcetines ni medias con bandas apretadas en los tobillos o en las pantorrillas)

Conceptos clave

  • Un poco de hinchazón en las piernas y en los tobillos es normal (fisiológica); se observa en el tercer trimestre del embarazo.

  • El médico puede detectar causas graves de la hinchazón a partir de los resultados de la exploración física, de la medición de la presión arterial, de los análisis de orina y de sangre y, a veces, de la ecografía.

  • Si la causa es el propio embarazo, se puede reducir la hinchazón recostándose sobre el lado izquierdo, elevando las piernas de forma periódica, llevando medias de compresión y vistiendo ropa que no restrinja el flujo sanguíneo.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: VER VERSIÓN PROFESIONAL
VER VERSIÓN PROFESIONAL
quiz link

Test your knowledge

Take a Quiz! 
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ANDROID iOS
ARRIBA