Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Recién nacido postérmino

Por

Robert L. Stavis

, PhD, MD

Última revisión completa jun. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

Un recién nacido postérmino es un bebé que nace con una edad gestacional de 42 semanas.

  • Cerca del final de un embarazo a término, la funcionalidad de la placenta disminuye, proporcionando menos nutrientes y oxígeno al feto.

  • La baja concentración de azúcar (glucosa) en sangre es un problema específico de los recién nacidos postérmino.

  • Los recién nacidos postérmino tienen la piel seca, descamada y flácida, y puede parecer anormalmente fina por no haber recibido la nutrición necesaria al final del embarazo.

  • El diagnóstico se basa en el aspecto del recién nacido y en la fecha prevista del parto.

  • El tratamiento se centra habitualmente en proporcionar una buena nutrición y cuidados generales.

  • Algunos recién nacidos postérmino no respiran al nacer y necesitan ser reanimados.

La edad gestacional hace referencia a lo avanzado que está el feto. La edad gestacional es el número de semanas que han transcurrido entre el primer día del último período menstrual de la madre y el día del parto. Este marco temporal se ajusta a menudo de acuerdo con otra información que los médicos reciban, como los resultados de las primeras ecografías, que brindan información adicional con respecto a la edad gestacional. Se estima que el bebé está preparado para nacer (fecha probable del parto) a las 40 semanas de gestación.

Los recién nacidos se clasifican según su edad gestacional como

  • Prematuro: el parto se produce antes de las 37 semanas de gestación

  • A término: el parto se produce entre la semana 37 y la 41 (incluida) de gestación

  • Postérmino: el parto se produce en la semana 41, antes de cumplirse la 42.

  • Postérmino: nacido a las 42 semanas de gestación

El parto postérmino es mucho menos frecuente que el parto prematuro (pretérmino). Generalmente, se desconoce la causa por la que un embarazo se alarga más allá del término. Las mujeres que han tenido un parto postérmino presentan un riesgo mayor de tener otro.

Cerca del final de un embarazo a término, el nivel de líquido amniótico disminuye y la placenta (el órgano que proporciona alimento al feto) se vuelve más pequeña y menos eficaz para proporcionar oxígeno y nutrientes. Como mecanismo de compensación, el feto comienza a utilizar sus propias grasas y carbohidratos (azúcares) para proporcionar energía. El resultado es que el índice de crecimiento disminuye y el feto incluso pierde peso.

Complicaciones durante y después del parto

Si la placenta se reduce demasiado, no proporciona al feto la cantidad de oxígeno adecuada, especialmente durante el parto (véase Asfixia perinatal). La falta de oxígeno puede dar lugar a sufrimiento fetal (signos de que el feto no está bien) y, en casos extremos, puede provocar lesiones en el cerebro y otros órganos.

El sufrimiento fetal puede provocar que el feto excrete meconio (las heces del feto) en el líquido amniótico. El feto puede, de manera refleja, hacer respiraciones profundas y entrecortadas y, con ellas, aspirar hacia el interior de los pulmones, antes del parto, líquido amniótico que contiene meconio. Como resultado, el recién nacido tendrá dificultades respiratorias después del parto (síndrome de aspiración de meconio).

Si el embarazo continúa mucho más allá de la fecha prevista del parto, el feto puede morir.

Después del parto, los recién nacidos postérmino son propensos a desarrollar concentraciones bajas de azúcar (glucosa) en sangre (hipoglucemia) porque han agotado sus reservas de grasa y carbohidratos.

Síntomas

Los recién nacidos postérmino a menudo tienen la piel seca, descamada y flácida y puede parecer anormalmente fina (demacrada), especialmente si la función de la placenta se redujo de manera significativa. Las uñas de las manos y de los pies son largas. Si en el líquido amniótico hay presencia de meconio, el cordón umbilical y las uñas presentan un color verdoso.

Diagnóstico

  • Aspecto del recién nacido

  • Fecha probable del parto

El diagnóstico de recién nacido postérmino se basa en el aspecto del bebé después del nacimiento y en la edad gestacional calculada.

Tratamiento

  • Tratamiento de las complicaciones

Si un embarazo se prolonga más allá del término, la inducción del parto puede reducir el riesgo de muerte del recién nacido, reducir la necesidad de parto por cesárea y reducir la posibilidad de que el bebé presente el síndrome de aspiración de meconio. Los recién nacidos postérmino con bajos niveles de oxígeno y sufrimiento fetal pueden necesitar un parto urgente por cesárea y ser revividos (resucitados) al nacer.

Si el bebé respiró meconio en los pulmones o tiene dificultades para respirar a causa de otro problema, los médicos pueden administrar una inyección de tensioactivo (un material que recubre el interior de los alvéolos y facilita la respiración). Es posible que se necesite una máquina que ayuda a introducir y extraer el aire de los pulmones (ventilador mecánico) y oxígeno para facilitar la respiración.

Se le dan soluciones de azúcar (glucosa) por vía intravenosa, o tomas frecuentes de leche materna o de fórmula para evitar la hipoglucemia.

Si no ocurren complicaciones, el objetivo principal es proporcionar una buena nutrición para que los recién nacidos postérmino puedan alcanzar el peso idóneo para ellos.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo tomar la temperatura a un lactante o a un niño
Video
Cómo tomar la temperatura a un lactante o a un niño
Modelos 3D
Ver todo
Cómo actúa la insulina
Modelo 3D
Cómo actúa la insulina

REDES SOCIALES

ARRIBA