Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Luxación de la mandíbula

Por

Michael N. Wajdowicz

, DDS, USAF

Última revisión completa jun. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Una mandíbula dislocada constituye por lo general un problema dental urgente muy doloroso que necesita la atención inmediata de un médico o dentista. No puede cerrarse la boca y la mandíbula suele desviarse hacia un lado. En algunos casos, la causa de una dislocación mandibular puede ser una lesión, pero por lo general se debe a haber abierto la boca de modo excesivo (por ejemplo al bostezar, al morder un bocadillo grueso, al vomitar o durante un procedimiento odontológico).

La luxación es más probable en personas que hayan sufrido otras luxaciones con anterioridad o que sufran laxitud mandibular (hipermovilidad), que puede ser consecuencia de trastornos temporomandibulares.

El médico o el dentista devuelve la mandíbula a su sitio haciéndola encajar manualmente (reducción manual).

Colocación de la mandíbula en su sitio después de una luxación

El médico o el dentista se envuelve los pulgares con una gasa y los coloca en el interior de la boca, sobre los molares inferiores. Los otros dedos se sitúan alrededor de la mandíbula inferior. A continuación, ejerce presión hacia abajo sobre los molares al tiempo que empuja la barbilla hacia arriba hasta que la mandíbula queda encajada nuevamente en su posición normal.

Colocación de la mandíbula en su sitio después de una luxación

Vendaje de Barton

El vendaje de Barton se utiliza para estabilizar la mandíbula de forma temporal después de una fractura o de una luxación.

Vendaje de Barton

Una vez que la mandíbula vuelve a estar en su lugar, a veces los médicos aplican un vendaje Barton (ver figura Vendaje de Barton) para limitar el movimiento de la mandíbula y prevenir otra luxación mientras la articulación de la mandíbula se desinflama. Además, se recomienda al paciente que evite abrir mucho la boca por lo menos durante 6 semanas; al anticipar un bostezo, debe colocarse un puño debajo de la barbilla para evitar abrir completamente la boca, y debe cortarse la comida en pedazos pequeños. En personas que hayan sufrido más de una luxación, puede ser necesaria la cirugía para reducir el riesgo de nuevas dislocaciones. Por ejemplo, se pueden acortar los ligamentos que conectan la mandíbula al cráneo (en la articulación temporomandibular), lo cual tensará la articulación.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

También de interés

Videos

Ver todo
Conducto raticular
Video
Conducto raticular
Después de comer, las partículas de alimentos y líquidos que contienen azúcares y almidones...
Modelos 3D
Ver todo
Dentro del diente
Modelo 3D
Dentro del diente

REDES SOCIALES

ARRIBA