Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Síndrome piriforme

Por

Paul L. Liebert

, MD, Tomah Memorial Hospital, Tomah, WI

Última revisión completa feb. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

El síndrome piriforme es la compresión del nervio ciático por el músculo piriforme (un músculo aplanado que se localiza en la región glútea, cerca de la cadera), y que causa dolor en las nalgas y en ocasiones dolor ciático.

El músculo piriforme se extiende desde la superficie pélvica del gran hueso triangular que se sitúa en la base de la columna vertebral (sacro) hasta la prominencia ósea (trocánter) del extremo superior del fémur. Durante la marcha o la sedestación, este músculo puede comprimir el nervio ciático en la zona en la que emerge desde debajo del piriforme para situarse sobre los músculos rotadores de la cadera. El síndrome piriforme no es frecuente.

Síntomas

Un dolor crónico persistente, hormigueo o entumecimiento que comienza en el glúteo y puede extenderse hacia abajo por la cara posterior del muslo y la pantorrilla, y algunas veces alcanza el pie. El dolor empeora cuando se presiona sobre el piramidal contra el nervio ciático (por ejemplo, mientras se está sentado en el inodoro, en el asiento del coche o en un sillín estrecho de bicicleta o mientras se corre).

Diagnóstico

  • Evaluación médica

Con frecuencia el médico puede diagnosticar el síndrome piriforme basándose en los síntomas de la persona afectada y en los resultados de la exploración física. El médico puede mover la pierna o pedir al paciente que se flexiones ya que el síndrome piramidal se diagnostica cuando determinados movimientos específicos causan dolor.

Tratamiento

  • Reposo

  • Rehabilitación

Se debe interrumpir temporalmente cualquier actividad que cause dolor. Si el dolor se agrava al estar sentado, se debe permanecer en pie o cambiar de posición con frecuencia para eliminar el punto de presión sobre el glúteo. Pueden ser útiles los ejercicios de estiramiento específicos de la parte posterior de la cadera y del piramidal. Para calmar el dolor se utilizan antiinflamatorios no esteroideos (AINE) u otros analgésicos. A veces, el médico inyecta un corticosteroide cerca de la zona en la que el músculo piramidal cruza el nervio ciático para proporcionar alivio temporal del dolor. La cirugía no suele ser necesaria.

Ejercicios de estiramiento para la cadera y el piramidal
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

También de interés

Videos

Ver todo
Fracturas (Parte I)
Video
Fracturas (Parte I)
El sistema esquelético se compone de 206 huesos y proporciona soporte, permite el movimiento...
Modelos 3D
Ver todo
Dedo en martillo
Modelo 3D
Dedo en martillo

REDES SOCIALES

ARRIBA