Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Introducción a los tumores del sistema nervioso

Por

Steven A. Goldman

, MD, PhD, University of Rochester Medical Center;


Nimish A. Mohile

, MD, University of Rochester Medical Center

Última revisión completa sep 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

Un tumor es un crecimiento anormal, ya sea no canceroso (benigno) o canceroso (maligno). En muchas partes del organismo, un tumor benigno causa pocos problemas o ninguno. Sin embargo, si algún crecimiento o masa situados en el encéfalo (tumor cerebral) o en la médula espinal (tumor de la medula espinal) está aumentando de tamaño, puede causar un daño considerable debido a que las estructuras que contienen el encéfalo (el cráneo) y la médula espinal (la columna vertebral) no se pueden expandir para dejar espacio a cualquier aumento en su contenido.

Los tumores, ya sean cancerosos o no, pueden desarrollarse a partir del tejido nervioso del cerebro o de la médula espinal. Los tumores cancerosos pueden diseminarse (hacer metástasis) hasta el encéfalo o la médula espinal desde cualquier lugar del organismo.

Algunos cánceres situados en cualquier lugar del cuerpo causan síntomas de disfunción del sistema nervioso aun cuando no exista evidencia de que el tejido nervioso haya sido invadido. Estos trastornos se denominan síndromes paraneoplásicos. Pueden causar demencia, cambios en el estado de ánimo, convulsiones, incoordinación, mareo, visión doble y movimientos oculares anormales. El efecto más frecuente del síndrome paraneoplásico es una disfunción de los nervios periféricos (polineuropatía) cuyo resultado es debilidad muscular, entumecimiento y hormigueos.

Los tumores del sistema nervioso se pueden tratar con cirugía, radioterapia, quimioterapia o, más a menudo, con una combinación de las anteriores. Algunas veces, la radioterapia daña el sistema nervioso, a pesar de los esfuerzos para evitar este efecto. La quimioterapia puede afectar la funcionalidad cerebral, por lo que los médicos eligen los medicamentos de quimioterapia con cuidado para evitar causar daños indebidos.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Esclerosis lateral amiotrófica
Video
Esclerosis lateral amiotrófica
Todo movimiento voluntario del cuerpo está controlado por el cerebro. Las células nerviosas...
Modelos 3D
Ver todo
Impulso nervioso
Modelo 3D
Impulso nervioso

REDES SOCIALES

ARRIBA