Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Parto por cesárea
Parto por cesárea
Parto por cesárea

No todas las mujeres experimentan un parto vaginal tradicional para el nacimiento de su bebé. En condiciones de sufrimiento fetal o materno o en el caso de presentación de nalgas (cuando el bebé presenta primero los pies en el momento de la expulsión) o si el primer bebé de la mujer ya nació por cesárea, puede ser necesario un procedimiento denominado incisión cesárea.

Durante una cesárea, por lo general el médico practica una incisión lateral en la piel justo por encima del vello púbico o una incisión vertical por debajo del ombligo.

Cuando se practica la incisión, los vasos sanguíneos se cauterizan para reducir el sangrado. Después de atravesar la piel, la grasa y el músculo abdominal, se abre la membrana que cubre los órganos internos, con lo que quedan expuestos la vejiga y el útero. En este momento, el médico generalmente introduce las manos en la pelvis con el fin de determinar la posición del bebé y de la placenta. A continuación, practica una incisión en el útero, por lo general en la parte inferior, y aspira cualquier líquido que quede en el útero.

Luego, el médico agranda la incisión con los dedos. Agarra la cabeza del bebé y tira suavemente de ella para sacarla junto al resto del cuerpo del útero de la madre.

Por último, se suturan las capas abdominales en orden inverso al que fueron seccionadas.

La madre se recupera en el hospital durante un periodo aproximado entre 3 y 5 días. Se encontrará muy dolorida y deberá limitar su actividad durante varias semanas.

Existen diversas complicaciones asociadas con este procedimiento, que deben analizarse con el médico antes de la cirugía.