Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Disolventes volátiles (inhalantes)

Por

Gerald F. O’Malley

, DO, Grand Strand Regional Medical Center;


Rika O’Malley

, MD, Albert Einstein Medical Center

Última revisión completa ago 2017
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Los disolventes volátiles son líquidos que se evaporan fácilmente para formar un gas. Cuando se inhala, el gas puede causar un estado de intoxicación y daño nervioso y orgánico a largo plazo.

Los disolventes volátiles se encuentran en muchos productos domésticos comunes, como los pegamentos, la pintura y los productos líquidos para la limpieza. Así, los niños y los adolescentes los pueden obtener fácilmente. En Estados Unidos, por ejemplo, alrededor del 10% de los adolescentes ha inhalado solventes en algún momento (Ver también Uso y abuso de sustancias en adolescentes).

Los productos pueden ser pulverizados en una bolsa de plástico e inhalados (aspirar u oler), o bien pueden colocarse una tela empapada con el producto cerca de la nariz o de la boca (resoplar).

Productos comunes que contienen disolventes volátiles

  • Adhesivos

    • Pegamento

    • Silicona

    • Pegamento de cloruro de polivinilo

  • Aerosoles

    • Pintura en aerosol

    • Espray del cabello

  • Disolventes y gases

    • Quitaesmalte

    • Disolvente

    • Diluyente de pintura

    • Corrector de errores ortográficos y diluyente

    • Gas de combustión

    • Líquido de los encendedores de cigarrillos

    • Gasolina

  • Líquidos de limpieza

    • Líquido de limpieza en seco

    • Quitamanchas

    • Desengrasante

Síntomas

Efectos inmediatos

Los usuarios pueden intoxicarse con rapidez. Experimentan mareos, somnolencia y confusión. Al hablar pueden arrastrar las palabras. Pueden tener dificultad para mantenerse de pie y caminar, por lo que la marcha puede ser inestable. También pueden mostrarse excitados, impulsivos e irritables.

Más adelante, puede aparecer distorsión de las percepciones y del sentido de la realidad, dando lugar a ilusiones, alucinaciones y delirios. Los consumidores experimentan euforia y somnolencia, que culmina en un corto periodo de sueño. Pueden sufrir delirios y confusión, con cambios de humor. El pensamiento y la coordinación pueden verse afectados. La intoxicación puede durar desde unos pocos minutos hasta más de una hora.

Sobredosis

Algunos disolventes volátiles se metabolizan en sustancias tóxicas. Por ejemplo, el cloruro de metileno (diclorometano, un ingrediente de algunos disolventes de pintura) se convierte en monóxido de carbono en el cuerpo, y su inhalación puede provocar una intoxicación por monóxido de carbono. La inhalación de metanol conduce a productos derivados tóxicos que causan la acidificación de la sangre y problemas oculares.

Incluso la primera vez que se inhala directamente uno de estos productos, puede producirse la muerte debida a una depresión intensa de la respiración o a un ritmo cardíaco irregular (arritmia cardíaca).

Efectos a largo plazo

El consumo o la exposición crónica a los disolventes (incluida la laboral) puede lesionar el cerebro, los nervios periféricos, el corazón, los riñones, el hígado y los pulmones. Además, la médula ósea puede resultar dañada, lo cual altera la producción de glóbulos rojos y provoca anemia; también se puede producir leucemia. La piel que rodea la boca y la nariz puede irritarse (eczema del "esnifador"). Su consumo o exposición durante el embarazo puede dar lugar a nacimiento prematuro y síndrome del disolvente fetal, que provoca síntomas similares a los del síndrome de alcoholismo fetal.

Abstinencia

Con su uso crónico, se desarrolla cierta tolerancia a los efectos del solvente. Se puede desarrollar dependencia psicológica, con una intensa urgencia por continuar consumiendo, pero no se desarrolla dependencia física, es decir, al interrumpir el consumo de la droga no aparecen síntomas desagradables (abstinencia).

Diagnóstico

  • Evaluación médica

  • Antecedentes de exposición a solventes

El diagnóstico se suele basar en lo que la persona afectada o sus amigos refieren al médico. Las pruebas rutinarias de detección de drogas no pueden detectar disolventes volátiles, aunque, si es necesario, existen pruebas especializadas que sí pueden detectar estas sustancias.

Tratamiento

  • Tratar cualquier daño orgánico

  • Asesoramiento sobre las drogas

El tratamiento de niños y adolescentes que usan inhalantes implica la evaluación y el tratamiento de cualquier posible daño orgánico.

Los porcentajes de recuperaciones exitosas del uso de inhalantes están entre los más bajos de cualquier sustancia que altera el estado del ánimo. El tratamiento de adolescentes con dependencia a los disolventes es difícil y la recaída es frecuente. Sin embargo, muchos de los usuarios dejan este hábito al finalizar la adolescencia. También se debe educar y asesorar para mejorar las habilidades sociales y los problemas de salud mental, y para manejar problemas sociológicos.

Nitritos volátiles

Los nitritos (amilo, butilo o nitrito de isobutilo) se venden con nombres de calles como Locker Room y Rush.

Estas drogas disminuyen momentáneamente la presión arterial, producen mareo y pueden causar enrojecimiento, seguido de una frecuencia cardíaca acelerada. Los efectos combinados pueden producir una sensación de excitación y euforia. Algunas personas también utilizan estas sustancias porque piensan que pueden intensificar el placer sexual. Cuando se usan junto con el sildenafilo (un fármaco que se emplea para tratar la disfunción eréctil), estos fármacos de nitrito pueden bajar la presión arterial de forma grave, lo cual puede causar desvanecimiento, un infarto o un accidente cerebrovascular. Los nitritos también pueden causar metahemoglobinemia, un trastorno sanguíneo que afecta a la capacidad de la sangre para transportar oxígeno.

Óxido nitroso: este gas (gas de la risa) se emplea como anestésico. También se utiliza como propulsor en latas y dispensadores de crema batida. A veces se abusa del óxido nitroso porque produce una sensación de euforia y un estado agradable de somnolencia. La exposición prolongada al óxido nitroso puede causar deficiencia de vitamina B12, que deriva en entumecimiento y debilidad en las piernas y los brazos, que puede llegar a ser permanente. Los globos llenos de óxido nitroso se venden ilícitamente y se usan en conciertos de rock y eventos deportivos.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo proteger su salud cuando usted viaja al extranjero
Video
Cómo proteger su salud cuando usted viaja al extranjero
Angiografía cerebral: inserción del catéter
Video
Angiografía cerebral: inserción del catéter
La angiografía se usa para obtener información diagnóstica acerca de los vasos sanguíneos...

REDES SOCIALES

ARRIBA