Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Ecografía

Por

Mehmet Kocak

, MD, Rush University Medical Center

Última revisión completa jun 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La ecografía utiliza ondas de sonido de alta frecuencia (ultrasonidos) para producir imágenes de órganos internos y de otros tejidos. Un dispositivo denominado transductor convierte la corriente eléctrica en ondas sonoras que se envían a los diferentes tejidos del organismo. Las ondas sonoras rebotan en las estructuras del cuerpo y se reflejan en el transductor, que las convierte en señales eléctricas. Después, a través de una computadora, las señales eléctricas se convierten en una imagen, que se visualiza en un monitor y se registra como una imagen digital de computadora. No se utilizan rayos X, por tanto, durante una ecografía no hay exposición a la radiación.

La ecografía es un método indoloro, relativamente barato y que se considera seguro, incluso durante el embarazo. (Véase también Introducción a las pruebas de diagnóstico por la imagen y Atención médica durante el embarazo: ecografía.)

Procedimiento para la ecografía

Para examinar determinadas partes del abdomen, se suele pedir a la persona que se abstenga de comer y beber desde varias horas antes de la prueba. Para el examen de los órganos reproductores femeninos, se puede indicar a la mujer que beba una gran cantidad de líquido para llenar su vejiga.

Por lo general, el examinador coloca un gel espeso sobre la piel del área que se va a examinar para asegurar una buena transmisión del sonido. Se coloca sobre la piel un transductor manual, que se desplaza sobre la zona a evaluar.

Para valorar algunas partes del cuerpo, se introduce el transductor en el cuerpo de la persona que se somete a la prueba (por ejemplo en la vagina para mejorar la imagen obtenida del útero y los ovarios, o en el ano para obtener imágenes de la glándula prostática).

Algunas veces, el examinador fija el transductor a una sonda de visualización denominada endoscopio y la introduce en el cuerpo. Este procedimiento se denomina ecografía endoscópica. El endoscopio se puede pasar por la garganta para visualizar el corazón (ecocardiografía transesofágica) o a través del estómago para visualizar el hígado y otros órganos cercanos.

Después de la prueba, la mayoría de las personas pueden reanudar las actividades cotidianas de manera inmediata.

¿Sabías que...?

  • La ecografía y la resonancia magnética nuclear (RMN) no utilizan rayos X.

Usos de la ecografía

Las imágenes obtenidas con ultrasonidos se adquieren con la rapidez suficiente como para mostrar la motilidad de los órganos y de las estructuras del cuerpo en tiempo real (como en una película). Por ejemplo, puede visualizarse el movimiento de un corazón latiendo, incluso en el feto.

La ecografía es efectiva para controlar la aparición de crecimientos y objetos extraños que están cerca de la superficie del cuerpo, como los de la glándula tiroidea, las mamas, los testículos o las extremidades, así como también algunos ganglios linfáticos.

La ecografía se utiliza con eficacia para obtener imágenes de los órganos internos del abdomen, la pelvis y el tórax. No obstante, dado que las ondas de ultrasonido son bloqueadas por el gas (por ejemplo, en los pulmones o el intestino) y por el hueso, la ecografía de los órganos internos requiere unas habilidades especiales. Las personas que se han entrenado específicamente para hacer ecografías se denominan ecografistas.

La ecografía se utiliza habitualmente para valorar los trastornos siguientes:

  • Corazón: por ejemplo, para detectar anomalías en la forma en que late el corazón, alteraciones estructurales tales como válvulas cardíacas defectuosas y el aumento anómalo de tamaño de las cavidades o de las paredes cardíacas (la ecografía del corazón se llama ecocardiografía)

  • Vasos sanguineos: por ejemplo, para detectar vasos sanguíneos dilatados o estrechados

  • Vesícula biliar y vías biliares: por ejemplo, para detectar cálculos biliares y obstrucciones en las vías biliares

  • Hígado, bazo y páncreas: por ejemplo, para detectar tumores y otros trastornos

  • Vías urinarias: por ejemplo, para diferenciar quistes benignos de masas sólidas (que pueden ser cancerosas) en los riñones o para detectar obstrucciones tales como piedras u otras anomalías estructurales en los riñones, los uréteres o la vejiga

  • Genitales femeninos: por ejemplo, para detectar tumores e inflamación de ovarios, trompas de Falopio o útero

  • Embarazo: por ejemplo, para evaluar el crecimiento y el desarrollo del feto y para detectar alteraciones de la placenta (como una placenta posicionada en un lugar incorrecto, denominada placenta previa)

La ecografía puede también utilizarse para guiar al médico cuando recoge una muestra de tejido para una biopsia. En este caso, la ecografía tiene utilidad, ya que puede mostrar la posición del instrumento de la biopsia, así como el área donde debe realizarse (como por ejemplo, una masa). Por lo tanto, el médico puede ver dónde debe insertar el instrumento, y así dirigirlo directamente a su objetivo.

Tipos de ecografía

La información obtenida mediante la ecografía puede mostrarse de varias maneras:

  • Modo A: como puntas en un gráfico (utilizado para escanear el ojo)

  • Modo B: como imágenes anatómicas bidimensionales (utilizado durante el embarazo para evaluar el desarrollo del feto o para evaluar los órganos internos)

  • Modo M: conforme se desplazan las ondas de forma continua para mostrar las estructuras en movimiento (utilizado para evaluar los latidos del corazón del feto o para evaluar los trastornos de las válvulas del corazón)

La ecografía en modo B es la más frecuente.

Ecografía Doppler

La ecografía Doppler utiliza los cambios que se producen en la frecuencia de las ondas de sonido cuando se reflejan desde un objeto en movimiento (lo que se conoce como efecto Doppler). En los estudios de diagnóstico por la imagen, los objetos en movimiento son los glóbulos rojos (eritrocitos). Por lo tanto, se puede utilizar la ecografía Doppler para evaluar

  • Si la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos

  • A qué velocidad fluye

  • En qué dirección fluye

Se utiliza la ecografía Doppler

  • Para evaluar qué tan bien está funcionando el corazón (como parte de la ecocardiografía)

  • Para detectar obstrucciones en los vasos sanguíneos, especialmente en las venas de las piernas, como en la trombosis venosa profunda, en la que las venas están bloqueadas por un coágulo sanguíneo

  • Para detectar estrechamientos en las arterias, especialmente en las arterias carótidas del cuello, que son las encargadas de llevar sangre al cerebro.

Ecografía Doppler espectral

Este procedimiento muestra la información del flujo de la sangre en forma de gráfico. Se puede utilizar para evaluar el grado de obstrucción de un vaso sanguíneo.

Ecografía Doppler dúplex

Este procedimiento combina la ecografía espectral y la ecografía en modo B.

Ecografía Doppler en color

Para esta prueba, se superpone color a la imagen de tonos grises del flujo sanguíneo producida por la ecografía Doppler. El color indica la dirección del flujo sanguíneo. El color rojo puede utilizarse para indicar el flujo hacia el transductor, y el azul puede utilizarse para indicar el flujo que se aleja de este. El brillo del color indica la rapidez con que fluye la sangre.

La ecografía Doppler en color puede facilitar la estimación del riesgo de accidente cerebrovascular, ya que se usa para identificar y valorar el estrechamiento u obstrucción de las arterias de la cabeza y del cuello. El procedimiento es útil para valorar a quienes han sufrido un accidente isquémico transitorio o un accidente cerebrovascular, y a quienes tengan factores de riesgo para ateroesclerosis pero no presenten síntomas. La ecografía Doppler en color también se utiliza para evaluar el flujo sanguíneo a los órganos y tumores internos.

Desventajas de la ecografía

La inserción del transductor en el cuerpo puede causar alguna molestia. Rara vez, cuando se introduce un transductor, se lesiona algún tejido, lo que causa hemorragia o infección.

El hueso o el gas pueden bloquear la ecografía. Por lo tanto, es difícil obtener imágenes de ciertas estructuras (las que están detrás de hueso o gas).

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Angiografía cerebral: inserción del catéter
Video
Angiografía cerebral: inserción del catéter
La angiografía se usa para obtener información diagnóstica acerca de los vasos sanguíneos...
Cómo proteger su salud cuando usted viaja al extranjero
Video
Cómo proteger su salud cuando usted viaja al extranjero

REDES SOCIALES

ARRIBA