Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Introducción a la enfermedades autoinmunitarias del tejido conjuntivo

Por

Alana M. Nevares

, MD, The University of Vermont Medical Center

Última revisión completa abr 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

En una enfermedad autoinmunitaria, los anticuerpos o las células producidos por el organismo atacan a sus propios tejidos. Muchas enfermedades autoinmunitarias afectan al tejido conjuntivo y varios órganos. El tejido conjuntivo es el tejido estructural que da fortaleza a articulaciones, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos.

Los trastornos reumáticos autoinmunitarios comprenden

La artritis reumatoide y la espondiloartritis son ejemplos de otros trastornos autoinmunitarios que afectan el tejido conjuntivo.

Los trastornos autoinmunitarios pueden afectar otros tejidos del cuerpo además del tejido conjuntivo y algunas personas con trastornos autoinmunitarios del tejido conjuntivo tienen otros tipos de trastornos autoinmunitarios, como tiroiditis de Hashimoto (un trastorno tiroideo autoinmunitario que puede provocar hiperactividad o hipoactividad de la glándula tiroidea).

Síntomas

En las enfermedades autoinmunitarias, la inflamación y la respuesta inmunitaria dañan el tejido conjuntivo no solo en el interior y alrededor de las articulaciones sino también en otras zonas, incluidos los órganos vitales, como los riñones y los órganos del conducto grastrointestinal. También resultan afectados la envoltura que rodea al corazón (pericardio), la membrana que cubre los pulmones (pleura) e incluso el cerebro. El tipo y la gravedad de los síntomas dependen de los órganos afectados.

La mayoría de los trastornos reumáticos autoinmunitarios aumentan el riesgo de desarrollar depósitos de colesterol (placas) en las arterias, lo que da como resultado el endurecimiento de las mismas (ateroesclerosis).

Diagnóstico

  • Evaluación médica

  • Pruebas de laboratorio

  • Algunas veces, criterios establecidos

Una enfermedad autoinmunitaria del tejido conjuntivo (también conocida como enfermedad reumática autoinmunitaria o enfermedad autoinmunitaria colágeno-vascular) se diagnostica basándose en su particular patrón sintomático, en los hallazgos de la exploración clínica y en los resultados de las pruebas de laboratorio (como análisis de sangre y biopsias). Para algunos de estos trastornos, los médicos también pueden basar el diagnóstico en un conjunto establecido de criterios.

A veces, los síntomas de una enfermedad se superponen tanto con los de otra que los médicos no pueden diferenciarlas. En estos casos, el trastorno es denominado enfermedad indiferenciada del tejido conjuntivo o síndrome de superposición.

Tratamiento

  • Corticoesteroides y/u otros medicamentos que deprimen el sistema inmunológico

Muchos trastornos autoinmunitarios del tejido conjuntivo se tratan con corticoesteroides, con otros medicamentos que deprimen el sistema inmunológico (inmunodepresores) o con ambos.

Las personas que toman corticoesteroides, como la prednisona, sufren riesgo de fracturas relacionadas con la osteoporosis. Para prevenir la osteoporosis, estas personas pueden recibir los medicamentos usados para tratar dicha enfermedad, como los bisfosfonatos, la denosumab, la teriparatida y los suplementos de vitamina D y calcio. Las personas cuyo sistema inmunológico está deprimido por los corticoesteroides y otros fármacos y por la enfermedad autoinmunitaria en sí misma, con frecuencia reciben medicamentos para prevenir infecciones como las debidas al hongo Pneumocystis jirovecii (véase prevención de la neumonía en personas inmunocomprometidas).

En las personas que tienen enfermedades superpuestas, los médicos tratan los síntomas y la disfunción de los órganos a medida que aparecen.

Las personas con trastornos autoinmunitarios corren un riesgo mayor de infección, por lo tanto es importante que reciban las vacunas recomendadas, como la vacuna contra la gripe y la vacuna antineumocócica.

Aunque muchas personas que sufren trastornos autoinmunitarios del tejido conjuntivo han intentado cambiar su dieta para reducir la inflamación causada por los mismos, por el momento no se dispone de datos científicos convincentes de que una dieta "antiinflamatoria" pueda alterar el curso de los trastornos autoinmunitarios.

Fármacos mencionados en este artículo

Nombre genérico Seleccionar nombres de marcas
PROLIA
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

También de interés

Videos

Ver todo
Corticoesteroides suprarrenales
Video
Corticoesteroides suprarrenales
Las glándulas suprarrenales forman parte del sistema endocrino, que regula los niveles hormonales...
Modelos 3D
Ver todo
Artritis reumatoide temprana de la mano
Modelo 3D
Artritis reumatoide temprana de la mano

REDES SOCIALES

ARRIBA