Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

honeypot link

Daño hepático causado por fármacos

Por

Danielle Tholey

, MD, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

Última revisión completa ene 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Algunos medicamentos, como las estatinas Hipolipemiantes La dislipidemia (o dislipemia) es una concentración elevada de lípidos (colesterol, triglicéridos o ambos) o una concentración baja de colesterol rico en lipoproteínas (HDL). Tiene relación... obtenga más información Hipolipemiantes (utilizadas para tratar la concentración elevada de colesterol) pueden aumentar los niveles de enzimas hepáticas y causar daños en el hígado (generalmente menores) pero sin síntomas.

Unos pocos fármacos dañan el hígado lo suficiente como para causar síntomas, como un color amarillo de la piel y los ojos (ictericia Ictericia en adultos En la ictericia, la piel y el blanco del ojo (esclerótica) se vuelven amarillos. La ictericia se produce cuando hay un exceso de bilirrubina (un pigmento amarillo) en la sangre, una enfermedad... obtenga más información Ictericia en adultos ), dolor abdominal, prurito y tendencia a presentar hematomas y sangrado.

Plantas medicinales e hígado

Algunas plantas medicinales (las partes de las plantas que se utilizan por sus beneficios para la salud) contienen sustancias que pueden dañar al hígado. El hígado es el primer órgano en sufrir lesiones, ya que transforma todo lo que entra por la boca y se traga.

Alcaloides de la pirrolizidina: centenares de plantas contienen estos alcaloides, que pueden dañar el hígado. Estas plantas son, entre otras, la borraja (Borago officinalis), la consuelda (Symphytum officinale L.), y ciertas plantas de origen chino, como zi cao (Lithospermum), kuan dong hua (uña de caballo; Tussilago farfara), Qian Guang li (Senecio aureus L.) y pei lan (Eupatorium). Algunas plantas usadas para preparar té contienen estos alcaloides. A veces, la leche, la miel y los cereales están contaminados con dichos alcaloides, con lo que estos se consumen sin saberlo.

Los alcaloides de la pirrolizidina pueden dañar al hígado de forma gradual si se consumen pequeñas cantidades durante mucho tiempo; si se consume una gran cantidad, la lesión aparece de forma más rápida. Las venas hepáticas pueden obstruirse y bloquear el flujo de sangre desde el hígado.

Otras plantas: otras plantas que pueden producir lesiones hepáticas son Atractylis gummifera, Camellia sinensis (usada para preparar té verde y negro), la celidonia mayor o hierba golondrinera (Chelidonium majus), chaparral (Larrea divaricata), olivilla (Teucrium fruticans), huan jin bu (Huperzia serrata), kava-kava (de la familia de la pimienta), ma huang (Ephedra sinica), muérdago (Viscum album), aceite de poleo (utilizado para hacer tés) y syo-saiko-to (una mezcla de plantas).

En general, los hepatólogos (médicos especialistas en el hígado) recomiendan evitar todos los complementos herbales debido a la falta de pruebas de inocuidad realizadas por la Agencia de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y al hecho de que muchas de estas sustancias pueden causar daño hepático e incluso insuficiencia hepática, también en personas que no sufren ninguna enfermedad hepática previa.

Factores de riesgo

Por lo general, se cree que el riesgo de daño hepático provocado por fármacos aumenta con los siguientes factores:

  • Edad de 18 años o más

  • Obesidad

  • Embarazo

  • Consumo de alcohol

  • Una dotación genética que hace que la persona en cuestión sea más susceptible a los efectos de un fármaco

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de daño hepático Hepatopatía alcohólica La hepatopatía alcohólica es la lesión del hígado causada por el consumo excesivo de alcohol durante mucho tiempo. En general, la cantidad de alcohol consumida (cuánto, con qué frecuencia y... obtenga más información Hepatopatía alcohólica debido a que cambia la forma en la que los medicamentos se metabolizan en el hígado y reduce el aporte por parte del organismo de un antioxidante que ayuda a proteger dicho órgano.

Clasificación

Los médicos clasifican el daño hepático inducido por fármacos de diversas formas, tales como: por cómo se producen, cómo se ven afectadas las células del hígado y qué alteraciones de las enzimas del hígado se detectan con los análisis de sangre Pruebas hepáticas en sangre Las pruebas hepáticas son unos análisis de sangre que representan una técnica no invasiva para detectar la presencia de una enfermedad hepática (por ejemplo, la hepatitis en la sangre procedente... obtenga más información . Por ejemplo, los fármacos pueden dañar el hígado al lesionar directamente las células hepáticas (hepatocelular), bloqueando el flujo de bilis desde el hígado (colestático), o haciendo ambas cosas.

Tabla
icon

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad hepática Introducción a las enfermedades hepáticas Las enfermedades hepáticas se pueden manifestar de formas muy diversas. Las manifestaciones clínicas características son Ictericia (pigmentación amarillenta de la piel y del blanco de los ojos)... obtenga más información pueden ser generales (como cansancio, sensación de malestar general, náuseas, prurito y pérdida de apetito) o más graves (como ictericia, hepatomegalia, dolor en la parte superior derecha del abdomen, confusión, desorientación y disminución del estado de alerta).

Diagnóstico

  • Evaluación médica

  • Pruebas hepáticas en sangre

Después de suspender el tratamiento con el fármaco sospechoso de causar daño, los médicos repiten las pruebas del hígado. Una disminución importante de las enzimas hepáticas apoya el diagnóstico de daño hepático inducido por fármacos.

Daño hepático causado por fármacos

Si el daño hepático inducido por fármacos se identifica rápidamente, las personas afectadas tienen un mejor pronóstico.

Los médicos preguntan qué fármacos se están tomando para determinar si alguno puede causar daño hepático y también hacen análisis de sangre para medir la concentración de ciertas enzimas hepáticas y evaluar la funcionalidad hepática, así como para comprobar si existe lesión en el hígado (pruebas hepáticas Pruebas hepáticas en sangre Las pruebas hepáticas son unos análisis de sangre que representan una técnica no invasiva para detectar la presencia de una enfermedad hepática (por ejemplo, la hepatitis en la sangre procedente... obtenga más información ). Es probable que se sufra lesión hepática inducida por fármacos si los resultados de las pruebas funcionales hepáticas son característicos de las lesiones hepáticas que suele causar un fármaco que esté tomando la persona afectada. En algunos casos los fármacos causan daño después de su interrupción, incluso cuando la dosis no era elevada y, a veces, pueden transcurrir varios meses para que lesión hepática producida por un fármaco mejore. Por lo tanto, en algunas ocasiones determinar si un fármaco es la causa puede ser difícil o imposible.

Daño hepático por otras causas

Dado que ninguna prueba puede confirmar el diagnóstico, los médicos también comprueban si puede haber otras causas de daño hepático. Se hacen análisis de sangre para detectar la posible presencia de hepatitis Introducción a la hepatitis La hepatitis es una inflamación del hígado. (Véase también Introducción a la hepatitis vírica aguda e Introducción a la hepatitis crónica.) La hepatitis es frecuente en todo el mundo. La hepatitis... obtenga más información , trastornos autoinmunitarios y otras causas. Palpar la parte superior del abdomen para determinar el tamaño del hígado y realizar pruebas de diagnóstico por la imagen, como la ecografía o la tomografía computarizada (TC), también ayuda a los médicos a identificar otras causas de daño hepático.

Prevención

Cuando se utilizan algunos medicamentos que pueden dañar el hígado (como las estatinas) a veces los médicos hacen análisis de sangre periódicos para controlar los niveles de enzimas hepáticas, lo que permite detectar los problemas a tiempo y puede ayudar a prevenir el daño hepático. Para la mayoría de los fármacos, no se lleva a cabo el control de las enzimas hepáticas.

Tratamiento

  • Suspensión del medicamento

  • Administración del antídoto, si existe y está disponible

  • En algunas ocasiones, trasplante de hígado

Por lo general, suspender el tratamiento con el fármaco permite la recuperación. Pueden utilizarse medicamentos para aliviar los síntomas, como el prurito.

Más información

Fármacos mencionados en este artículo

Nombre genérico Seleccionar nombres de marcas
PLAVIX
PRINIVIL, ZESTRIL
VASOTEC
CAPOTEN
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS

Evalúe sus conocimientos

Colecistitis
La colecistitis, que puede ser aguda o crónica, es una inflamación de la vesícula biliar, que por lo general es el resultado de un cálculo biliar que obstruye el conducto cístico. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es cierta con respecto a la colecistitis crónica, pero no para la aguda?
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS

También de interés

¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
ARRIBA