Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Desgarro esofágico (síndrome de Mallory-Weiss)

Por

Kristle Lee Lynch

, MD, Perelman School of Medicine at The University of Pennsylvania

Última revisión completa jul 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Un desgarro esofágico (síndrome de Mallory-Weiss) es una rotura que no penetra en la pared del esófago.

  • El desgarro puede ser causada por vómitos violentos.

  • Los síntomas incluyen sangre en el vómito.

  • El diagnóstico se basa en una endoscopia digestiva alta y en los resultados de los análisis clínicos.

  • Cuando es necesario, el tratamiento incluye medidas para detener la hemorragia, y en raras ocasiones cirugía.

El esófago es el tubo hueco que comunica la garganta (faringe) con el estómago. (Véase también Introducción al esófago e Introducción a las lesiones esofágicas.)

Se llama desgarro de Mallory-Weiss a la laceración de la parte inferior del esófago y la parte superior del estómago provocado por vómitos, arcadas o hipo violentos. El desgarro se acompaña de hemorragia por rotura de vasos sanguíneos. El síndrome de Mallory-Weiss fue inicialmente descrito en alcohólicos pero puede ocurrir en cualquier persona que vomita violentamente.

El síndrome de Mallory-Weiss es la causa de alrededor del 5% de los episodios de hemorragia del tubo digestivo alto (véase también Hemorragia gastrointestinal).

¿Sabías que...?

  • Los vómitos violentos pueden provocar desgarros en el esófago.

Síntomas

El primer síntoma del síndrome de Mallory-Weiss es generalmente la presencia de sangre de color rojo intenso en el vómito. Vomitar la sangre se denomina hematemesis. Algunas personas sienten dolor punzante en la parte baja del tórax cuando el esófago se desgarra durante el vómito.

Diagnóstico

  • Endoscopia digestiva alta

Los médicos sospechan el diagnóstico de síndrome de Mallory-Weiss en personas que presentan sangre en el vómito después de sufrir uno o más episodios de vómito. Si la hemorragia es de poca magnitud, los médicos pueden esperar a hacer las pruebas, ya que el sangrado puede detenerse por sí solo.

Si la hemorragia es grave o no se detiene por sí sola, los médicos realizan una endoscopia superior. Durante una endoscopia digestiva alta, los médicos exploran el esófago mediante un tubo flexible llamado endoscopio. La endoscopia digestiva alta permite al médico observar el origen de la hemorragia y, a menudo, tratarla al mismo tiempo.

Si la hemorragia es rápida o grave, el médico puede indicar una angiografía, Durante la angiografía, los médicos emplean un catéter para inyectar en una arteria un líquido (un agente de contraste) que puede visualizarse con rayos X.

Tratamiento

  • Medidas para detener la hemorragia

  • En ciertas ocasiones, intervención quirúrgica

La mayoría de los episodios de hemorragia cesan por sí solos, aunque en algunos casos el médico debe realizar una endoscopia y tomar medidas para detener la hemorragia. Las medidas incluyen el uso de calor para cauterizar el sangrado del vaso sanguíneo, cerrarlo mecánicamente o inyectarle un medicamento.

Como alternativa, el médico puede inyectar vasopresina o epinefrina en el vaso sanguíneo sangrante durante la angiografía para reducir la hemorragia.

Si se pierde mucha sangre, es necesaria una transfusión de sangre.

No suele ser necesaria la cirugía.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción a la enfermedad celíaca
Video
Introducción a la enfermedad celíaca
Modelos 3D
Ver todo
Intestino delgado
Modelo 3D
Intestino delgado

REDES SOCIALES

ARRIBA