Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética (SIADH, por sus siglas en inglés)

Por

James L. Lewis, III

, MD, Brookwood Baptist Health and Saint Vincent’s Ascension Health, Birmingham

Última revisión completa abr 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

El síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética es consecuencia de que, en determinadas situaciones inadecuadas, la hipófisis segregue un exceso de hormona antidiurética (vasopresina), lo que provoca que el organismo retenga líquido y la concentración sanguínea de sodio disminuya por dilución.

La vasopresina (también llamada hormona antidiurética) ayuda a regular la cantidad de agua en el organismo controlando la cantidad de agua que los riñones excretan. La vasopresina disminuye la excreción de agua por los riñones. Como resultado, se retiene más agua en el cuerpo, lo que diluye el nivel de sodio del organismo. Un bajo nivel de sodio se llama hiponatremia.

La hipófisis produce y libera vasopresina de forma inadecuada cuando la volemia (cantidad de líquido en los vasos sanguíneos) o la presión arterial bajan o cuando las concentraciones de electrólitos (como el sodio) son muy altas.

Se dice que la secreción de vasopresina es inapropiada cuando

Si, en estas situaciones, se libera vasopresina, el organismo retiene demasiado líquido, y la concentración sanguínea de sodio disminuye.

Causas

Existen muchos trastornos que aumentan el riesgo de padecer el síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética. Este síndrome puede ser consecuencia de que la vasopresina se produzca fuera de la hipófisis, como ocurre en algunas formas de cáncer pulmonar y de otro tipo. El síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética es frecuente a edad avanzada y bastante frecuente cuando se está hospitalizado.

El síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética tiene numerosas posibles causas y suelen ser necesarias pruebas adicionales para descubrir de cuál se trata en cada caso.

Tabla
icon

¿Cuáles son las causas del síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética?

Tipo de trastorno

Ejemplos

Cerebro o sistema nervioso

Hemorragia entre las capas de tejido que cubren el cerebro

Encefalitis (inflamación del cerebro)

Traumatismo craneoencefálico

Trastornos del hipotálamo, incluidos tumores (poco frecuente)

Tumores

Pulmón

Insuficiencia respiratoria aguda

Cánceres

Otras

Cirugía

Síntomas

Los síntomas del síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética suelen ser los relacionados con la concentración baja de sodio en la sangre (hiponatremia) que acompaña al síndrome. Los síntomas incluyen lentitud y confusión.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre y orina

El diagnóstico del síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética se basa en los factores personales y en los síntomas.

Los análisis de sangre y de orina permiten determinar los niveles de sodio y de potasio, así como el grado de concentración de la sangre y de la orina (osmolalidad). También se descartan otras posibles causas del exceso de vasopresina (como el dolor, el estrés, el cáncer o ciertos medicamentos).

Una vez diagnosticado, se intenta identificar la causa para tratarla de manera que la concentración de sodio vuelva poco a poco a la normalidad.

Tratamiento

  • Restricción de la ingesta de líquidos

Se limita la ingestión de líquido y, si es posible, se trata la causa. Las personas con síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética necesitan tratamiento de la hiponatremia a largo plazo.

En ocasiones, se administran líquidos intravenosos, incluidos aquellos que contienen concentraciones altas de sodio (solución salina hipertónica). Tales tratamientos deben administrarse con cuidado para evitar un aumento rápido del nivel de sodio.

Si la concentración de sodio en la sangre sigue disminuyendo o no aumenta a pesar de haber restringido la ingesta de líquido, pueden administrarse fármacos como la demeclociclina y el litio, que contrarrestan el efecto de la vasopresina en los riñones, o medicamentos, como el conivaptán y el tolvaptán, que bloquean los receptores de la vasopresina e impiden que los riñones respondan a la vasopressina.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Administración de insulina
Video
Administración de insulina
La diabetes es una enfermedad que aparece a causa de las elevadas concentraciones de glucosa...
Modelos 3D
Ver todo
Sistema endocrino femenino
Modelo 3D
Sistema endocrino femenino

REDES SOCIALES

ARRIBA