Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Dolor ocular

Por Kathryn Colby, MD, PhD, Professor and Chair, Department of Ophthalmology and Visual Science, The University of Chicago Medicine & Biological Sciences

El dolor en los ojos puede ser intenso y percibirse como punzante, difuso o pulsátil, o bien puede sentirse solo una ligera irritación de la superficie del ojo o una sensación de cuerpo extraño. Muchas causas de dolor en los ojos también producen enrojecimiento ocular (ver Enrojecimiento ocular). Pueden aparecer otros síntomas, en función de la causa del dolor. Por ejemplo, puede haber visión borrosa (ver Visión borrosa), un ojo saltón (ver Ojos saltones) o un dolor que empeora con la luz brillante.

La córnea (la capa transparente situada delante del iris y de la pupila) es muy sensible al dolor. Muchos trastornos que afectan a la córnea también afectan a la cámara anterior (el espacio lleno de líquido entre el iris y la parte interna de la córnea) y causan un espasmo del músculo que controla el iris (el músculo ciliar). Cuando aparece este espasmo, la luz brillante causa contracción muscular, que intensifica el dolor.

Causas

Los trastornos que producen dolor en los ojos pueden dividirse en los que afectan principalmente a la córnea, a otras partes del ojo y a otras áreas del cuerpo y que provocan dolor en el ojo.

Causas frecuentes

Los trastornos de la córnea son las causas más frecuentes, en particular:

Sin embargo, la mayoría de los trastornos de la córnea pueden producir dolor ocular.

La sensación de arañazo o la sensación de cuerpo extraño pueden estar provocadas por un trastorno de la conjuntiva (la membrana delgada que reviste el párpado y cubre la parte frontal del ojo) o de la córnea.

Valoración

La irritación ocular leve o la sensación de cuerpo extraño son frecuentes y no suelen ser graves. Sin embargo, un dolor muy intenso en el ojo puede ser un síntoma de un trastorno grave que puede ocasionar una pérdida de la visión. La siguiente información puede ayudar a las personas a decidir cuándo ver a un médico y a saber qué esperar durante la evaluación.

Signos de alarma

En las personas con dolor ocular, ciertos síntomas y características son motivo de preocupación, como por ejemplo:

  • Vómitos

  • Halos alrededor de las luces

  • Fiebre, escalofríos, fatiga o dolores musculares

  • Disminución de la agudeza visual

  • Abultamiento de un ojo (proptosis)

  • Incapacidad para mover el ojo en todas las direcciones (derecha, izquierda, arriba y abajo)

Cuándo acudir al médico

Las personas con dolor intenso, enrojecimiento ocular o signos de alarma deben ver a un médico de inmediato. Si el dolor es leve y sin enrojecimiento ocular ni signos de alarma, puede esperarse 1 día o 2 para ver si el malestar desaparece por sí solo.

Actuación del médico

En primer lugar, el médico pregunta acerca de los síntomas del paciente y su historial médico, y a continuación realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren la causa del dolor ocular y las pruebas que pueden ser necesarias (ver Algunas causas y características del dolor ocular).

El médico pide a la persona que describa el dolor, incluyendo cuándo comenzó, cuál es su intensidad y si siente dolor al mirar en diferentes direcciones o parpadear. Pregunta si la persona ha sufrido dolor ocular en alguna ocasión, si es sensible a la luz, si tiene visión borrosa o sensación de cuerpo extraño en el ojo.

Durante la exploración física, el médico observa si hay fiebre y secreción nasal excesiva (rinorrea). También comprueba si la cara es dolorosa al tacto.

Lo más importante es la exploración ocular, que incluye todo el ojo, los párpados y la región alrededor del ojo. El médico comprueba:

  • Si los ojos están enrojecidos o hinchados

  • La nitidez de la visión del afectado, utilizando una tabla ocular estándar (agudeza visual)

  • Si el afectado conserva la visión en todas las zonas del campo visual (prueba del campo visual)

  • La reacción de las pupilas a la luz

  • Si una luz brillante en el ojo no afectado causa dolor en el ojo afectado cuando está cerrado (fotofobia verdadera)

Si se sospecha la presencia de un objeto extraño, pero no se detecta ninguno, deben girarse los párpados para buscar objetos extraños ocultos.

El médico también somete a la persona afectada a una exploración con una lámpara de hendidura, Una lámpara de hendidura es un instrumento que permite explorar la totalidad del ojo a gran aumento (ver figura ¿Qué es una lámpara de hendidura?). El médico coloca una gota de tinción de fluoresceína en la córnea para mostrar rasguños o ciertos tipos de infección, e incluso úlceras. Se utiliza la tonometría ocular u oftalmotonometría (ver Exploración de los ojos : Tonometría) para medir la presión dentro del ojo (presión intraocular). Con un oftalmoscopio (una luz con lentes de aumento que ilumina la parte posterior del ojo, ver figura ¿Qué es un oftalmoscopio?) se exploran el cristalino, el humor vítreo (la sustancia gelatinosa que llena el globo ocular), la retina (la estructura de detección de la luz en la parte posterior del ojo), el nervio óptico y las venas y arterias de la retina.

A veces los resultados son útiles para hacer un diagnóstico, pues algunos hallazgos o combinaciones de ellos pueden indicar ciertos trastornos.

Los hallazgos también pueden ayudar a sugerir o eliminar algunos tipos de trastornos.

  • Los trastornos de la córnea, entre otros, tienden a causar enrojecimiento de los ojos, lagrimeo y dolor. Si estos síntomas no están presentes, es muy poco probable que exista un trastorno de la córnea.

  • El dolor en la superficie del ojo, la sensación de cuerpo extraño y el dolor al parpadear sugieren la presencia de un cuerpo extraño.

  • Las personas que usan lentes de contacto pueden sufrir un rasguño corneal, una úlcera corneal o queratitis causada por las lentes de contacto.

  • Al medir la presión ocular, el médico pone una gota de anestésico en el ojo; si el dolor desaparece, la causa del dolor es, probablemente, un trastorno de la córnea.

  • Un dolor profundo y difuso suele indicar la presencia de un trastorno posiblemente grave, como glaucoma de ángulo cerrado agudo, uveítis anterior, escleritis, endoftalmitis, celulitis orbitaria o pseudotumor orbitario. Si además aparecen hinchazón del párpado, abultamiento de los ojos o incapacidad para mover los ojos en todas las direcciones, los trastornos más probables son pseudotumor orbitario, celulitis orbitaria o endoftalmitis posiblemente grave.

Algunas causas y características del dolor ocular

Causa

Características comunes*

Pruebas

Trastornos que afectan principalmente a la córnea

Queratitis provocada por lentes de contacto (inflamación de la córnea, la capa transparente en la parte frontal del iris y la pupila, causada por el uso de lentes de contacto durante largo tiempo)

Por lo general afecta a ambos ojos

Dolor ocular y sensación de arenilla en el ojo

Enrojecimiento ocular, lagrimeo y sensibilidad a la luz

En personas que usan lentes de contacto durante largo tiempo

Exploración por un médico

Rasguño corneal (abrasión)

Cuerpo extraño

Síntomas que empiezan después de una lesión en el ojo, que puede pasar desapercibida en lactantes y niños de corta edad

Dolor en el ojo afectado al parpadear y sensación de cuerpo extraño

Enrojecimiento de los ojos, lagrimeo y por lo general sensibilidad a la luz

Exploración por un médico

Úlcera corneal

A menudo una mancha grisácea en la córnea, que luego se convierte en una úlcera abierta dolorosa

Dolor ocular y sensación de cuerpo extraño

Enrojecimiento ocular, lagrimeo y sensibilidad a la luz

A veces en personas que hayan tenido una lesión en el ojo o que se hayan acostado con las lentes de contacto puestas

Exploración por un médico

Cultivo de una muestra tomada de la úlcera, por un oftalmólogo

Queratoconjuntivitis epidémica (inflamación de la conjuntiva, la membrana que reviste los párpados y cubre la parte anterior del ojo, y la córnea, causada por un adenovirus)

Por lo general, en ambos ojos

Dolor ocular y sensación de arenilla en el ojo

Enrojecimiento de los ojos, lagrimeo y por lo general sensibilidad a la luz

A menudo hinchazón de los párpados e inflamación de los nódulos linfáticos situados delante de los oídos

En raras ocasiones, visión borrosa grave, temporal

Exploración por un médico

Queratitis debida a herpes simple (infección de la córnea causada por el virus herpes simple)

Por lo general afecta un solo ojo

Temprana: Síntomas que empiezan después de un episodio de conjuntivitis

Ampollas en el párpado, a veces con formación de costras

Tardía o recurrente: enrojecimiento ocular y lagrimeo, dolor ocular, problemas de visión y sensibilidad a la luz

Por lo general, solo un examen médico

Herpes zoster oftálmico, un herpes que afecta la cara y los ojos, provocado por el virus varicela-zóster

Por lo general afecta un solo ojo

Temprana: erupción con ampollas y/o costras en un lado de la cara, alrededor de los ojos, en la frente y algunas veces en la punta de la nariz

Tardía: Enrojecimiento ocular, lagrimeo, por lo general sensibilidad a la luz, e hinchazón de los párpados

Por lo general, solo un examen médico

Queratitis de soldador (ultravioleta): inflamación de la córnea causada por la exposición excesiva a la luz ultravioleta

Por lo general afecta a ambos ojos

Síntomas que comienzan horas después de la exposición a un exceso de luz ultravioleta (como ocurre durante la soldadura por arco, con una lámpara solar o con el Sol brillante que se refleja en la nieve, sobre todo en grandes altitudes)

Dolor ocular y sensación de arenilla en el ojo

Enrojecimiento ocular, lagrimeo y sensibilidad a la luz

Exploración por un médico

Otros trastornos oculares

Glaucoma de ángulo cerrado

Dolor intenso y enrojecimiento ocular

Cefalea, náuseas, vómitos y dolor con la exposición a la luz

Alteraciones en la visión, tales como observación de halos alrededor de las luces y/o disminución de la visión

Tonometría ocular

Exploración de los canales de drenaje del ojo con una lente especial (gonioscopia), realizada por un oftalmólogo

Uveítis anterior (inflamación de la cámara anterior, el espacio lleno de líquido entre el iris y la córnea)

Dolor ocular y sensibilidad a la luz

Enrojecimiento ocular (en especial alrededor de la córnea)

Visión borrosa o pérdida de visión

A menudo en personas con un trastorno autoinmunitario o que hayan sufrido recientemente una lesión en el ojo

Exploración por un médico

Endoftalmitis (infección en el interior del ojo)

Afecta a un solo ojo

Dolor ocular, intenso enrojecimiento de los ojos, sensibilidad a la luz e importante disminución de la visión

A menudo en personas que se hayan sometido a cirugía ocular reciente o que hayan sufrido una lesión ocular grave

Exploración por un médico

Cultivos de fluidos del interior del ojo, realizados por un oftalmólogo

Neuritis óptica (inflamación del nervio óptico) que puede estar relacionada con la esclerosis múltiple

Dolor por lo general leve que puede empeorar al mover los ojos

Pérdida de visión parcial o total

Los párpados y las córneas parecen normales

A menudo, RMN con un colorante radiopaco

Celulitis orbitaria (infección de los tejidos en el interior de la cavidad ocular u órbita)

Afecta a un solo ojo

Abultamiento del ojo, enrojecimiento ocular, dolor en la zona profunda del ojo, y dolores en el ojo y a su alrededor

Párpados enrojecidos e hinchados

Incapacidad para mover por completo el ojo en todas direcciones

Visión deteriorada o pérdida de visión

Fiebre

A veces precedida por síntomas de sinusitis (ver más abajo)

TC o RMN

Pseudotumor orbitario (acumulación no cancerosa de tejido inflamatorio y fibroso en la órbita ocular)

Dolor en los ojos y a su alrededor, que puede ser muy intenso

A menudo, abultamiento del ojos

Con frecuencia, incapacidad para mover por completo el ojo en todas direcciones

Hinchazón alrededor de los ojos

TC o RMN

En ocasiones, biopsia

Escleritis (inflamación de la zona blanca de los ojos, llamada esclerótica)

Dolor muy intenso, a menudo descrito como terebrante, y sensibilidad a la luz

Lagrimeo

Manchas rojas o violetas en la parte blanca del ojo

A menudo en personas con un trastorno autoinmunitario

Por lo general, solo un examen médico

Otros trastornos que causan dolor en los ojos

Cefalea en racimos o migraña

En personas que hayan sufrido episodios previos de fuertes cefaleas

La cefalea en racimos es un dolor de cabeza que:

  • Ocurre en brotes

  • Ocurre a la misma hora cada día

  • Causa un dolor muy intenso, punzante, como una cuchillada, secreción nasal y ojos llorosos

La migraña es un dolor de cabeza que:

  • Puede ir precedido por alteraciones transitorias de la sensibilidad, el equilibrio, la coordinación muscular, el lenguaje o la vista (como ver luces centelleantes y puntos ciegos), lo que se conoce como aura

  • Típicamente causa un dolor pulsátil o palpitante

  • Va acompañada de náuseas, vómitos y sensibilidad a los sonidos, la luz y los olores

Exploración por un médico

Sinusitis

En algunas ocasiones hinchazón alrededor de los ojos, pero no aparecen otros síntomas oculares

Secreción nasal espesa de color amarillo o verde (a veces con sangre), cefalea o dolor ocular o facial que varía al cambiar la posición de la cabeza

Fiebre, dolor facial al tacto, a veces tos productiva durante la noche, y mal aliento

A veces, TC

*Las características incluyen síntomas y los resultados de la exploración realizada por el médico. Las características que se mencionan son habituales, pero no siempre están presentes. Los trastornos suelen afectar un solo ojo, a menos que se especifique lo contrario.

Los médicos casi siempre hacen una exploración con una lámpara de hendidura utilizando una tinción de fluoresceína, y miden la presión dentro del ojo (tonometría).

Estas causas son infrecuentes.

TC = tomografía computarizada; RMN = resonancia magnética nuclear.

Pruebas complementarias

La necesidad de realizar pruebas complementarias depende de los antecedentes clínicos y la exploración física. No suele ser necesario realizar pruebas complementarias. Sin embargo, si se detecta un aumento de la presión intraocular, se remitirá a la persona a un oftalmólogo (un médico especialista en la evaluación y el tratamiento, quirúrgico y no quirúrgico, de los trastornos oculares) para la realización de una gonioscopia. Un gonioscopio es una lente especial que permite explorar los canales de drenaje en el ojo.

Los ojos protuberantes y la incapacidad de un ojo de moverse en todas direcciones sin mover la cabeza puede indicar la presencia de celulitis orbitaria o de un pseudotumor orbitario. Se realiza una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética nuclear (RMN) para comprobar si existen indicios de dichos trastornos. También puede realizarse una TC si se sospecha sinusitis y el diagnóstico no es claro, o si se sospechan complicaciones. Puede realizarse una RMN con un colorante radiopaco si se sospecha una neuritis óptica.

Se envía una muestra de los fluidos del interior del ojo (humor vítreo o acuoso) al laboratorio si parece probable que se trate de una endoftalmitis. Puede enviarse una muestra de la córnea o de una ampolla si se sospecha una queratitis por herpes simple o herpes zóster oftálmico y el diagnóstico no es de certeza. En el laboratorio, los técnicos tratan de cultivar bacterias o virus para confirmar infecciones y determinar el microorganismo que causa la infección.

Tratamiento

  • Tratamiento de la causa

  • Analgésicos, en ocasiones opioides

  • A veces, gotas oculares para dilatar la pupila

La mejor manera de tratar el dolor ocular es tratar su causa; también puede ser necesario tomar medicamentos para el dolor (analgésicos) hasta que este cese. Si no resultan eficaces los analgésicos de venta libre, como el paracetamol (acetaminofeno) o un antiinflamatorio no esteroideo, puede ser necesario un opiáceo. En algunas ocasiones, las personas que sufren dolor provocado por uveítis anterior o por trastornos de la córnea también necesitan usar un colirio que prevenga los espasmos del músculo ciliar mediante la dilatación de la pupila, y por lo tanto reduzca el dolor ocular al exponerse a la luz. Por ejemplo, puede utilizarse ciclopentolato.

Conceptos clave

  • Por lo general, el médico puede determinar la causa del dolor ocular durante la exploración física.

  • Las personas con dolor intenso, enrojecimiento de los ojos o signos de alarma (vómitos, halos alrededor de las luces, fiebre, disminución de la claridad visual, ojos prominentes, incapacidad para mover los ojos en todas direcciones) deben consultar a un médico de inmediato.

Recursos en este artículo