Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Introducción a los agentes de guerra química

Por

James M. Madsen

, MD, MPH, U.S. Army Medical Research Institute of Chemical Defense (USAMRICD)

Última revisión completa may 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

Las armas químicas son desarrolladas por los gobiernos para su uso del tiempo de guerra e incluyen

  • Agentes tóxicos (para causar lesiones graves o la muerte)

  • Agentes discapacitantes o paralizantes (destinados a producir efectos solo temporales y no mortales)

  • Agentes incendiarios (destinados a producir luz y llamas)

Ciertas sustancias químicas industriales tóxicas, como las que se producen para la industria, también pueden causar víctimas en masa. Algunos productos químicos (tales como cloro, fosgeno y los compuestos de cianuro) tienen usos tanto para la industria como para la guerra química.

Los agentes tóxicos se dividen en cuatro clases principales:

Los agentes discapacitantes se dividen en

Los opiáceos, en especial los derivados potentes del fentanilo, como los supuestamente utilizados por Rusia contra los terroristas chechenos en 2002, pueden considerarse incapacitantes. Aunque su uso no está destinado a causar lesiones graves o la muerte, pueden causarla fácilmente al interrumpir la respiración cuando se emplean como armas de destrucción masiva. En situaciones de víctimas masivas, lo más probable es que se use un opiáceo en forma de aerosol. Para revertir los efectos de los derivados del fentanilo se pueden necesitar dosis mayores de naloxona, el medicamento de rescate para los opiáceos.

A dosis altas, los agentes discapacitantes pueden causar lesiones graves o la muerte.

Los agentes incendiarios, diseñados para crear luz y llamas, también pueden causar quemaduras en un gran número de víctimas.

Además de sus nombres químicos y de sus nombres comunes, la mayoría de los agentes de guerra química también tienen un código proporcionado por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que consta de una a tres letras. Por ejemplo, la cloroacetofenona es una forma de gas lacrimógeno que se comercializa como Mace® y tiene el código CN.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan la política oficial del Departamento del Ejército, el Departamento de Defensa o el Gobierno de Estados Unidos.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Enfermedad por radiación
Video
Enfermedad por radiación
Elementos radiactivos como el uranio y el bario liberan el exceso de energía en forma de partículas...
Modelos 3D
Ver todo
Tejidos conjuntivos de la rodilla
Modelo 3D
Tejidos conjuntivos de la rodilla

REDES SOCIALES

ARRIBA