Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Quemaduras oculares

Por

Ann P. Murchison

, MD, MPH, Wills Eye Emergency Department, Wills Eye Hospital

Última modificación del contenido jun 2019
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

Las quemaduras oculares pueden ocurrir después de lesiones térmicas o químicas y pueden dar lugar a complicaciones graves, incluida la ceguera permanente.

Quemaduras térmicas

El reflejo de parpadeo o reflejo palpebral suele hacer que el ojo se cierre en respuesta a un estímulo térmico. Es por esto que las quemaduras térmicas tienden a afectar el párpado más que la conjuntiva o la córnea. Las quemaduras palpebrales deben limpiarse con abundante solución salina isotónica estéril seguida de la aplicación de un ungüento oftálmico antimicrobiano (p. ej., bacitracina, 2 veces al día). La mayoría de las quemaduras que afectan la conjuntiva o la córnea son leves y cicatrizan sin secuelas significativas. Ellos son tratados con analgésicos orales (paracetamol con o sin oxicodona), midriáticos ciclopéjicos (p. ej., homatropina al 5% 4 veces al día), y antibióticos oftálmicos tópicos (p. ej., bacitracina/polimixina B pomada o ciprofloxacina al 0,3% en pomada 4 veces al día durante 3 a 5 días).

Quemaduras por agentes químicos

Las quemaduras químicas de la córnea y la conjuntiva representan entre el 11 y el 22% de los traumatismos oculares y pueden ser graves, en especial cuando están involucrados un ácido o una sustancia alcalina fuerte. Las quemaduras alcalinas tienden a ser más graves que las quemaduras de ácido.

Perlas y errores

  • Las quemaduras químicas en la córnea y la conjuntiva son una verdadera emergencia; el tratamiento debe comenzar de inmediato.

Las quemaduras químicas deben irrigarse en forma abundante tan pronto como sea posible. El ojo puede anestesiarse con una gota de proparacaína al 0,5%, pero la irrigación no debe retrasarse y debe durar al menos 30 minutos. Una solución amortiguadora de borato puede ser más eficaz que otras soluciones de irrigación comúnmente utilizadas (1) para corregir el pH intraocular, mientras que una solución salina equilibrada (una solución isotónica estéril con un pH de 7,4) es mejor tolerada por los pacientes, lo que permite un mayor tiempo de irrigación (2). Pero se puede usar cualquier solución salina o agua para evitar retrasos en la irrigación. La irrigación puede facilitarse mediante el uso de un cristalino e de irrigación colocado bajo los párpados, aunque esto puede ser más irritante para algunos pacientes en comparación con la irrigación sin este tipo de lente. En las quemaduras ácidas y alcalinas, algunos expertos sugieren irrigación con 1 a 2 L; la mayoría de los expertos recomienda irrigación hasta que el pH de la conjuntiva sea normal (utilizando papel de pH expandido).

Después de la irrigación, hay que examinar los fondos de saco conjuntivales en busca de sustancias incluidas o embebidas en el tejido y limpiarlos con un hisopo para retirar las partículas atrapadas. Se exploran los fondos de sacos superiores usando la doble eversión del párpado (es decir, primero evertiendo el párpado y luego insertando un hisopo debajo del párpado evertido y levantandolo hasta que sea visible el fondo de saco).

Las quemaduras químicas leves generalmente se tratan con antibióticos oculares tópicos (p. ej., pomada de eritromicina al 0,5%) 4 veces/día y cicloplejía si es necesario para mayor comodidad (p. ej., ciclopentolato). Debido a que los corticoides tópicos pueden producir una perforación de la córnea después de quemaduras químicas, los mismos solo deben ser indicados por un oftalmólogo. Los anestésicos tópicos deben evitarse después de la irrigación inicial; el dolor puede tratarse con paracetamol, con o sin oxicodona. Si la función renal del paciente no se ve afectada, se puede usar vitamina C oral (2 g 4 veces al día en adultos) para ayudar con la síntesis de colágeno. La doxiciclina oral también se puede utilizar en pacientes apropiados para estabilizar el colágeno, pero ambas prácticas deben realizarse con interconsulta con un oftalmólogo. También pueden ayudar a la cicatrización las gotas oculares de citrato para disminuir la actividad proteolítica y las gotas oculares de plasma ricas en plaquetas; estas solo deben administrarse en interconsulta con un oftalmólogo.

Lasquemaduras químicas graves requiren tratamiento por el oftalmólogo para salvar la visión y prevenir complicaciones mayores, como las cicatrices corneales, la perforación del globo ocular y las deformaciones de los párpados. Los pacientes con disminución grave de la visión, zonas avasculares en la conjuntiva o pérdida de epitelio conjuntival o corneana demostrada con la tinción con fluoresceína, deben ser estudiados por un oftalmólogo tan pronto como sea posible no más allá de las 24 horas de la exposición.

La iritis química se sospecha en pacientes con fotofobia (dolor profundo del ojo ante la exposición a la luz) que aparece horas a días después de una quemadura química, y se confirma por el hallazgo de destellos y glóbulos blancos en la cámara anterior durante el examen con lámpara de hendidura. El tratamiento incluye la instilación de un ciclopléjico de acción prolongada (p. ej., una dosis única de homotropina al 2 o 5% o solución de escopolamina al 0,25%).

Referencias del tratamiento

Conceptos clave

  • Las quemaduras térmicas tienden a afectar el párpado, mientras que las quemaduras químicas pueden afectar el párpado, la conjuntiva y la córnea.

  • Las quemaduras térmicas se tratan con antimicrobianos tópicos, midriáticos ciclopléjicos (si la conjuntiva o la córnea se ven afectadas) y analgésicos orales.

  • La irrigación rápida y abundante es vital después de una quemadura química; una solución amortiguadora de borato o una solución salina balanceada son ideales, pero se puede usar cualquier solución salina estéril o agua.

  • Se deben prescribir antibióticos tópicos y midriáticos ciclopléjicos después de la irrigación de una quemadura química.

  • Para quemaduras moderadas o graves, se debe consultar a un oftalmólogo para considerar una terapia adicional.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo examinar el tobillo
Video
Cómo examinar el tobillo
Modelos 3D
Ver todo
Tejido conectivo musculoesquelético
Modelo 3D
Tejido conectivo musculoesquelético

REDES SOCIALES

ARRIBA