Manual Merck

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Forúnculos y ántrax

Por

A. Damian Dhar

, MD, JD, North Atlanta Dermatology

Última modificación del contenido sep 2019
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

Los forúnculos son abscesos cutáneos causados por una infección estafilocócica que compromete al folículo piloso y al tejido circundante. El ántrax se manifiesta con cúmulos de forúnculos conectados a nivel subcutáneo, que causan supuración y cicatrización más profundas. Son más pequeños y más superficiales que los abscesos subcutáneos. El diagnóstico se basa en la inspección. El tratamiento se realiza aplicando compresas tibias y, a menudo, con antibióticos antiestafilocócicos por vía oral.

Tanto los forúnculos como el ántrax pueden afectar a individuos jóvenes sanos, aunque son más frecuentes en personas obesas, inmunocomprometidas (incluyendo a aquellos con defectos en los neutrófilos), ancianos y, tal vez, en quienes padecen diabetes. Pueden ocurrir brotes en lugares con condiciones de hacinamiento y escasa higiene o entre contactos de pacientes infectados con cepas virulentas. Los factores predisponentes incluyen la colonización bacteriana de la piel o narinas, climas húmedos y cálidos y oclusión o anatomía anormal de los folículos (p. ej., comedones en el acné). El Staphylococcus aureus meticilino resistente (MRSA) es una causa frecuente.

Los forúnculos son comunes en cuello, mamas, cara y glúteos. Son molestos y pueden ser dolorosos cuando están adheridos a estructuras subyacentes (p. ej., en la nariz, oreja o dedos). El aspecto es un nódulo o una pústula que secreta tejido necrótico y pus sanguinolento.

Los carbuncos son cúmulos de forúnculos conectados a nivel subcutáneo. Pueden asociarse con fiebre y postración.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Cultivo de la lesión

El diagnóstico se realiza mediante el examen físico. Debe obtenerse material para cultivo.

Tratamiento

  • Drenaje

  • A menudo, antibióticos eficaces contra MRSA

Los abscesos se cortan y se drenan. Se utilizan intermitentemente compresas tibias para facilitar el drenaje. Los antibióticos, cuando se decide utilizarlos, deben ser eficaces contra MSRA, a la espera de los resultados del cultivo y del antibiograma. En los pacientes afebriles, una lesion única < 5 mm no requiere tratamiento antibiótico. Si existe una sola lesión 5 mm, se administra un antibiótico por vía oral durante 5 a 10 días; los fármacos de elección son trimetoprima/sulfametoxazol (TMP/SMX) 160/800 mg a 320/1.600 mg 2 veces al día, clindamicina 300 a 600 mg cada 6 a 8 horas y doxiciclina o minociclina 100 mg cada 12 horas. Los pacientes con fiebre, abscesos múltiples o quienes tienen ántrax reciben 10 días de TMP/SMX 160/800 mg a 320/1.600 mg 2 veces al día más rifampicina 300 mg 2 veces al día. Los antibióticos por vía sistémica también son necesarios en

  • Lesiones > 5 mm o < 5 mm que no resuelven con drenaje

  • Evidencia de celulitis en expansión

  • Pacientes inmunocomprometidos

  • Pacientes con riesgo de endocarditis

Los pacientes hospitalizados con forunculosis en entornos hospitalarios donde el SARM es prevalente pueden requerir aislamiento de otros pacientes hospitalizados y someterse a cualquiera de los siguientes antibióticos:

  • Vancomicina 1 gramo IV cada 12 horas

  • Linezolida 600 mg IV cada 12 horas

  • Daptomicina 4 mg/kg IV 1 vez al día

  • Telavancina 10 mg/kg IV 1 vez al día

  • Clindamicina 600 mg IV cada 8 horas

Los furúnculos recurren con frecuencia y se pueden prevenir si se aplica jabón líquido que contiene gluconato de clorhexidina con alcohol isopropílico o cloroxilenol al 2 o 3% y se administran antibióticos de mantenimiento durante 1 a 2 meses. Los pacientes con forunculosis recurrente deben recibir tratamiento de los factores predisponentes, como obesidad, diabetes, exposición ocupacional o industrial, incluidos los factores desencadenantes y la portación nasal de S. aureus o colonización por MRSA.

Conceptos clave

  • Se debe sospechar un forúnculo si se observa un nódulo o pústula que afecta a un folículo piloso y descarga tejido necrótico y pus sanguínolento, sobre todo si es en el cuello, las mamas, la cara, o los glúteos.

  • Se debe hacer cultivo de forúnculos y ántrax.

  • Drenar las lesiones.

  • Prescribir antibióticos eficaces contra Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) para los pacientes que están inmunocomprometidos, febriles o en riesgo de endocarditis o si las lesiones no desaparecen tras el drenaje o son > 5 mm, múltiples o en expansión.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo drenar un hematoma subungueal
Video
Cómo drenar un hematoma subungueal

REDES SOCIALES

ARRIBA