Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Embarazo prolongado y parto tardío

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

El embarazo prolongado (postérmino) es el que dura 42 semanas o más. En el (parto tardío) el embarazo ha durado demasiado tiempo y la placenta no puede seguir manteniendo un entorno saludable para el feto.

La mayoría de los embarazos que duran un poco más de 41 o 42 semanas no presentan problemas. Sin embargo, más allá de ese tiempo es posible que surja algún problema porque la placenta no puede seguir proporcionando los nutrientes adecuados al feto. Esta situación se denomina embarazo prolongado (embarazo posmaduro, parto tadío). El embarazo prolongado aumenta el riesgo de problemas como:

  • Parto difícil o distocia de hombro (cuando el hombro del feto queda atrapado en el canal del parto)

  • La necesidad de un parto por cesárea o un parto vaginal instrumentado (con fórceps o con ventosa)

  • Desarrollo anómalo del feto (por ejemplo, el feto puede ser anormalmente grande)

  • La escasez de líquido amniótico que rodea al feto (oligohidramnios)

  • Problemas en el flujo sanguíneo al feto, que pueden privar al feto o al recién nacido de oxígeno

  • Paso de meconio al bebé (las primeras heces del feto) antes de la expulsión

  • Un recién nacido que requiere cuidados en una unidad de cuidados intensivos neonatales

  • La muerte del feto o recién nacido

  • Desgarros en el área situada entre la abertura de la vagina y el ano (periné)

  • Sangrado excesivo en el parto (hemorragia posparto)

En ocasiones el bebé puede aspirar el meconio antes o durante el parto, lo que le provoca dificultades para respirar inmediatamente después de nacer (síndrome de aspiración de meconio).

¿Sabías que...?

  • Si un embarazo dura más de 42 semanas la placenta puede tener una función defectuosa y provocar problemas para el feto.

Las pruebas para evaluar el movimiento del feto y su frecuencia cardíaca, así como la cantidad de líquido amniótico (el líquido que rodea al feto), que disminuye notablemente en los embarazos posmaduros, se inician a las 41 semanas. Los médicos utilizan la ecografía y pueden utilizar la cardiotocografía para monitorizar el estado fetal.

El parto se provoca (parto inducido) si el feto tiene problemas o si el líquido amniótico ha disminuido demasiado. Incluso si no hay problemas evidentes, los médicos consideran la inducción al parto a las 41 semanas de embarazo. Normalmente, a las 42 semanas se induce el parto. A veces es necesario practicar una cesárea.

Recursos en este artículo