Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Trastorno por evitación/restricción de la ingesta de alimentos

Por Evelyn Attia, MD, Professor of Psychiatry;Professor of Clinical Psychiatry, Columbia University Medical Center, New York State Psychiatric Institute;Weill Cornell Medical College, New York Presbyterian Hospital ; B. Timothy Walsh, MD, Ruane Professor of Psychiatry;Founding Director, Eating Disorders Research Unit, College of Physicians and Surgeons, Columbia University;New York State Psychiatric Institute

El trastorno por evitación/restricción de la ingesta de alimentos se caracteriza por ingerir muy poca cantidad de alimento y/o evitar el consumo de ciertos alimentos.

Las personas con este trastorno comen muy poco y/o evitan el consumo de ciertos alimentos. Es posible que coman tan poco que lleguen a perder un porcentaje considerable del peso inicial. Es posible que los niños que sufren el trastorno no se desarrollen según lo previsto. Las deficiencias nutricionales son frecuentes y pueden llegar a ser potencialmente mortales. Debido a sus problemas con la comida, estas personas tienen dificultad para participar en actividades sociales normales, como comer con otras personas y mantener relaciones con los demás.

El trastorno por evitación/restricción de la ingesta de alimentos comienza generalmente durante la infancia y puede parecerse inicialmente al modo de comer caprichoso que es frecuente a esas edades. Por ejemplo, los niños pueden negarse a comer ciertos alimentos o alimentos de un determinado color, consistencia u olor. Sin embargo, el modo de comer caprichoso normalmente concierne a unos pocos alimentos y los niños que son malos comedores, a diferencia de las personas con este trastorno, tienen un apetito normal, ingieren suficiente comida en general y crecen y se desarrollan normalmente.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

  • Cuestionarios para detectar trastornos físicos

  • Valoración de la presencia de otros trastornos mentales

Cuando la persona come tan poco que pierde peso y desarrolla deficiencias nutricionales, los médicos suelen hacer pruebas para detectar trastornos físicos que puedan causar este tipo de problemas. Entre estos trastornos físicos se encuentran las alergias alimentarias, los trastornos del tubo digestivo que alteran la absorción de los alimentos (malabsorción, ver Introducción a la malabsorción) y el cáncer.

Los médicos también consideran otros trastornos mentales que conducen a la pérdida de peso, como son otros trastornos de la conducta alimentaria, la depresión y la esquizofrenia.

Tratamiento

  • Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual se puede utilizar para ayudar a que las personas con este trastorno aprendan a comer normalmente. Puede ayudarles a sentirse menos ansiosos respecto a lo que comen.