Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Picaduras de ácaros

Por Robert A. Barish, MD, MBA, Professor of Emergency Medicine and Vice Chancellor for Health Affairs, University of Illinois at Chicago ; Thomas Arnold, MD, Professor and Chairman, Department of Emergency Medicine, LSU Health Sciences Center Shreveport

Los ácaros, como las garrapatas, están estrechamente relacionados con las arañas. Los ácaros que pican, y que a veces parasitan los cuerpos de humanos y animales, pueden transmitir enfermedades a los seres humanos.

Las infestaciones producidas por ácaros son frecuentes; producen una erupción muy pruriginosa causada por las picaduras de niguas (larvas de ácaro), así como escabiosis, otras erupciones pruriginosas y varios otros trastornos. La gravedad de los efectos sobre los tejidos que rodean la picadura es muy variable. En algunos países de Asia y en Australia, las chinches pueden transmitir el tifus de los matorrales.

Los ácaros que pican pueden proceder de distintas fuentes, entre las que se incluyen:

  • Aves

  • Roedores

  • Gatos, perros (especialmente cachorros) y conejos

  • Cerdos

  • Paja, heno, semillas y otros materiales vegetales

Algunos ácaros, tales como los que causan la sarna, muerden y hurgan bajo la piel hasta enterrarse en ella. Los ácaros Demodex causan una erupción similar (a veces llamada sarna).

Algunos ácaros no pican, pero causan reacciones alérgicas, tales como:

  • El "picor del vendedor de ultramarinos" (dermatitis de contacto alérgica), que afecta a las personas que manipulan productos de grano almacenados, queso y otros alimentos

  • Sibilancias como una reacción a los productos de desecho de los ácaros del polvo que habitualmente se encuentran en almohadas, colchones y alfombras

Tratamiento

  • Fármacos contra el prurito, a veces antibióticos o aplicación de permetrina o lindano

Se utilizan cremas corticosteroides o antihistamínicos por vía oral para controlar el escozor. Se administran antibióticos por vía oral si los ácaros se han introducido bajo la piel. La escabiosis se trata aplicando una crema que contenga permetrina o una solución de lindano. En ciertos casos, se utilizan pomadas con corticoesteroides durante algunos días, con el fin de aliviar el prurito. En caso de usar permetrina o lindano se deben administrar antes de los corticoesteroides.