Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Endocarditis no infecciosa

Por Victor F. Huckell, MD, Clinical Professor of Medicine, University of British Columbia, Vancouver, British Columbia, Canada

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Endocarditis no infecciosa (endocarditis trombótica no bacteriana) se refiere a la formación de trombos estériles compuestos de fibrina y plaquetas sobre las válvulas cardíacas y el endocardio adyacente en respuesta a un traumatismo, complejos inmunitarios circulantes, vasculitis o un estado de hipercoagulabilidad. Los síntomas corresponden a los de la embolia arterial sistémica. El diagnóstico se basa en los resultados de la ecocardiografía y los hemocultivos negativos. El tratamiento consiste en anticoagulantes.

Etiología

Las vegetaciones son secundarias a traumatismos físicos y no a una infección. Pueden no detectarse en la evaluación clínica o constituir un nido para la infección posterior (que genera a su vez endocarditis infecciosa), producir embolias o comprometer la función valvular.

Los catéteres que atraviesan las cavidades cardíacas derechas pueden dañar la válvula tricúspide y la pulmonar, con adhersión de plaquetas y fibrina al sitio lesionado. En ciertos trastornos como el lupus eritematoso sistémico (LES), los complejos inmunitarios circulantes pueden promover la formación de vegetaciones friables de fibrina y plaquetas en el área de coaptación de las valvas (lesiones de Libman-Sacks). Estas lesiones no suelen provocar obstrucción valvular significativa ni insuficiencia. El síndrome antifosfolipídico (anticoagulantes lúpicos, trombosis venosas recurrentes, accidente cerebrovascular, abortos espontáneos, patrón reticular [livedo reticularis]) también puede producir vegetaciones endocárdicas estériles y embolias sistémicas. Rara vez, una granulomatosis con poliangeítis (antes llamada granulomatosis de Wegener) promueve al desarrollo de endocarditis no infecciosa.

Endocarditis marántica

En los pacientes con enfermedades consuntivas crónicas, coagulación intravascular diseminada, carcinomas metastásicos productores de mucina (de pulmón, estómago o páncreas) o infecciones crónicas (p. ej., tuberculosis, neumonía, osteomielitis), pueden formarse vegetaciones trombóticas grandes sobre las válvulas y producir embolias significativas hacia el encéfalo, los riñones, el bazo, el mesenterio, los miembros y las arterias coronarias. Estas vegetaciones tienden a formarse en válvulas cardíacas con malformaciones congénitas o en aquellaslesionadas por fiebre reumática.

Signos y síntomas

Las vegetaciones no causan síntomas por sí mismas, sino que éstos son el resultado de las embolias y dependen del órgano afectado (p. ej., encéfalo, riñones, bazo). A menudo, el paciente presenta fiebre y se ausculta un soplo cardíaco.

Diagnóstico

  • Hemocultivos

  • Ecocardiografía

La endocarditis no infecciosa debe sospecharse en pacientes con enfermedades crónicas que presentan síntomas compatibles con una embolia arterial. Deben obtenerse hemocultivos seriados (ver Diagnóstico) y ecocardiografía. El hallazgo de hemocultivos negativos y vegetaciones valvulares (pero sin un mixoma auricular) sugiere el diagnóstico. El examen de los fragmentos embólicos después de la embolectomía puede ayudar a confirmarlo. La distinción de la endocarditis infecciosa con cultivo negativo puede ser difícil pero es importante. A menudo, los pacientes con endocarditis no infecciosa deben recibir un anticoagulante, que está contraindicado en la endocarditis infecciosa.

Pronóstico

El pronóstico suele ser desfavorable, sobre todo debido a la gravedad de las enfermedades predisponentes y no tanto por la lesión cardíaca.

Tratamiento

  • Anticoagulación

El tratamiento consiste en anticoagulación con heparina o warfarina, aunque sus resultados no se han evaluado. Las enfermedades predisponentes deben tratarse siempre que sea posible.