Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Trastornos en personas de edad avanzada

Por Richard W. Besdine, MD, The Warren Alpert Medical School of Brown University

Algunos trastornos afectan casi exclusivamente a las personas de edad avanzada. Por eso se les denomina síndromes geriátricos (geriátrico se refiere a la atención médica de las personas mayores).

Otros trastornos afectan a personas de todas las edades, pero pueden causar síntomas o complicaciones diferentes en personas de edad avanzada. Algunos ejemplos son:

  • Hipofunción de la glándula tiroidea (hipotiroidismo): por lo general, las personas jóvenes aumentan de peso y sufren cansancio extremo. En las personas de edad avanzada, el primer o principal síntoma puede ser la confusión.

  • Hiperactividad de la glándula tiroidea (hipertiroidismo): por lo general, las personas jóvenes se vuelven inquietas y pierden peso. Por el contrario, las personas de edad avanzada pueden quedarse dormidas, ausentes, sentirse deprimidas y confusas.

  • Depresión: por lo general, las personas jóvenes lloran con mucha facilidad, se vuelven retraídas y se sienten muy infelices. En algunas ocasiones, las personas de edad avanzada no parecen infelices; por el contrario, parecen confundidas, olvidadizas y decaídas, pierden interés en sus actividades habituales o se las ve solitarias.

  • Infarto de miocardio: por lo general, las personas más jóvenes sienten dolor torácico. Las personas de edad avanzada pueden no sentir dolor torácico, pero sí manifestar dificultad respiratoria o dolor abdominal. Pueden tener sudoración profusa, sentirse cansadas de repente o confundidas.

  • Perforación abdominal: ocasionalmente, algún órgano del aparato digestivo, como el estómago o el intestino, se perfora, causando una infección grave generalizada en la cavidad abdominal. Habitualmente, las personas jóvenes tienen dolor abdominal intenso y fiebre, y el abdomen se siente tenso. Por el contrario, es posible que las personas de edad avanzada no presenten ninguno de estos síntomas. En su lugar, pueden estar confusas o sentirse muy débiles.

La confusión que causan estos trastornos en las personas de edad avanzada a menudo se confunde con una demencia.

Las personas de edad avanzada suelen tener más de un trastorno a la vez, y cada trastorno puede repercutir en el otro. Por ejemplo, una depresión puede empeorar la demencia, y una infección puede agravar la diabetes.

Sin embargo, los trastornos no tienen ya los mismos efectos devastadores o incapacitantes que tenían en el pasado en las personas de edad avanzada. Los trastornos que antes provocaban la muerte en algunas personas de edad avanzada, como ataques cardíacos, fracturas costales y neumonía, a menudo pueden ser tratados y controlados. Con tratamiento, muchas personas con trastornos crónicos, como diabetes, enfermedades renales y enfermedad coronaria, pueden permanecer funcionales, activas e independientes.

Algunos trastornos que afectan principalmente a las personas de edad avanzada

Trastorno

Descripción

Enfermedad de Alzheimer y otras demencias

La memoria y otras funciones mentales se pierden progresivamente.

Aneurisma aórtico

La pared de la aorta se abulta. Si no se trata, un aneurisma puede romperse y causar la muerte.

Uretritis y vaginitis atrófica

Los tejidos de la uretra se vuelven más delgados, lo que a veces provoca ardor durante la micción. Los tejidos de la vagina se vuelven más delgados, lo que a veces provoca dolor durante el coito.

Hiperplasia prostática benigna

La glándula prostática se dilata e impide que la orina salga por la vejiga.

Cataratas

El cristalino se nubla y altera la visión.

Diabetes

El organismo no responde a la insulina que produce. Este trastorno puede comenzar durante la mediana edad; es posible que no se requiera tratamiento con insulina.

Glaucoma

El nervio óptico está dañado porque la presión en una parte del ojo es elevada; la visión se reduce progresivamente y puede causar ceguera. El glaucoma comienza por lo general durante la mediana edad.

Artrosis

El cartílago que recubre las articulaciones se degenera y causa dolor. La artrosis suele comenzar durante la mediana edad.

Osteoporosis

Los huesos se vuelven menos densos y más frágiles. Como resultado, las fracturas son más probables.

Enfermedad de Parkinson

Las células nerviosas en el cerebro degeneran de forma lenta y progresiva, provocando temblores, rigidez muscular y dificultad para moverse y mantener el equilibrio.

Úlceras por presión

La piel se rompe a causa de una presión prolongada que reduce el flujo sanguíneo a la zona afectada.

Cáncer de próstata

El cáncer se desarrolla en la próstata y suele interferir en el flujo de orina.

Herpes zóster

El virus de la varicela de una infección anterior se reactiva, lo que causa ampollas y, en ocasiones, un dolor insoportable de larga duración.

Accidente cerebrovascular

Un vaso sanguíneo en el cerebro se bloquea o se rompe. Un ACV produce síntomas tales como debilidad o pérdida de sensibilidad en un lado del cuerpo, problemas de visión en un ojo, dificultad para hablar o entender, pérdida del equilibrio o la coordinación, o una cefalea (dolor de cabeza) repentina e intensa.

Incontinencia urinaria

El flujo de orina no puede ser controlado, lo que da lugar a pérdidas.

Recursos en este artículo