Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Resonancia magnética nuclear (RMN)

Por Hakan Ilaslan, MD, Associate Professor of Radiology;Staff Radiologist, Cleveland Clinic Lerner College of Medicine at Case Western Reserve University;Imaging Institute, Diagnostic Radiology

En las imágenes por resonancia magnética nuclear (RMN) se utiliza un campo magnético potente y ondas de radio de muy alta frecuencia para producir imágenes muy detalladas. La RMN no utiliza rayos X y por lo general es segura.

Procedimiento para la RMN

Para la RMN, la persona se recuesta sobre una mesa motorizada que se mueve dentro del estrecho interior de un gran escáner tubular que produce un campo magnético potente. Por regla general, los protones (componentes del núcleo atómico con carga positiva) no se encuentran en una posición determinada en los tejidos. Sin embargo, cuando los protones están rodeados por un campo magnético intenso, como en un escáner de RMN, se alinean con dicho campo magnético. A continuación, el escáner emite un pulso de ondas de radio, que momentáneamente impulsa los protones "fuera de la línea". A medida que los protones se alinean con el campo magnético, liberan energía (denominada «señal»). La intensidad de la señal varía según el tejido. Los aparatos de resonancia magnética nuclear (RMN) registran estas señales. Posteriormente se utiliza una computadora para analizar las señales y producir imágenes.

Las personas que realizan la prueba pueden cambiar la forma en que aparecen los diversos tejidos en la exploración mediante la variación de los pulsos de ondas de radio, la intensidad y la dirección del campo magnético, además de otros factores. Por ejemplo, el tejido graso aparece oscuro en un tipo de exploración y brillante en otro. Estas imágenes diferentes proporcionan información complementaria, por lo que, a menudo, se obtiene más de una.

Puede inyectarse un medio de contraste que contiene gadolinio (un medio de contraste paramagnético) en una vena o una articulación. Los medios de contraste con gadolinio modifican el campo magnético de manera que las imágenes obtenidas son más nítidas.

Antes de realizar la prueba, la persona debe desnudarse parcial o totalmente, y se le proporciona una bata que no tiene botones, broches, cremalleras ni otros metales. Todos los objetos de metal (como las llaves, las joyas y los teléfonos móviles) y otros objetos que pudieran verse afectados por el campo magnético (como tarjetas de crédito o relojes de pulsera), deben dejarse fuera de la sala de resonancia magnética nuclear (RMN). La persona debe permanecer tumbada y quieta cuando se toman las imágenes, y puede que sea necesario que contenga la respiración en algunos momentos. Dado que el escáner emite ruidos fuertes, se le pueden proporcionar auriculares o tapones para los oídos. La prueba puede durar entre 20 y 60 minutos. Una vez finalizada, se pueden retomar las actividades diarias inmediatamente.

Usos de la RMN

Se prefiere la resonancia magnética nuclear (RMN) a la tomografía computarizada (TC) cuando el médico necesita más detalles sobre los tejidos blandos, por ejemplo para obtener imágenes de anomalías en el cerebro, médula espinal, músculos e hígado. La RMN es particularmente útil para identificar tumores en estos tejidos.

La RMN también se utiliza para lo siguiente:

  • Medir ciertas moléculas en el encéfalo que distinguen un tumor de un absceso

  • Identificar alteraciones en los genitales femeninos y fracturas en la cadera y la pelvis

  • Facilitar al médico la valoración de ciertas anomalías articulares frecuentes (como roturas de ligamentos o cartílagos de la rodilla) y esguinces

  • Facilitar al médico la valoración de hemorragias e infecciones

La RMN también se utiliza cuando los riesgos de la TC son altos. Por ejemplo, la RMN puede preferirse para personas que hayan tenido una reacción a los medios de contraste yodados utilizados en la TC y para mujeres embarazadas (porque la radiación puede causar problemas en el feto).

La RMN realizada después de inyectar un medio de contraste con gadolinio en una vena facilita al médico la valoración de inflamaciones, tumores y vasos sanguíneos. La inyección de este medio de contraste en una articulación permite al médico obtener una imagen más nítida de las anomalías articulares, particularmente si son complejas (como las lesiones o la degeneración de los ligamentos y los cartílagos de la rodilla, las rupturas o la hernia discal en la columna).

Tipos de RMN

RMN funcional

Esta técnica detecta los cambios metabólicos que se producen cuando el cerebro está activo. Por lo tanto, puede mostrar las áreas del cerebro que se activan cuando una persona realiza una tarea específica, tal como leer, escribir, recordar, calcular o mover una extremidad.

RMN por perfusión

Con esta técnica, el médico puede estimar el flujo de sangre en una zona en particular. Esta información puede ser útil durante un accidente cerebrovascular para determinar si la irrigación sanguínea a ciertas partes del cerebro se ha visto reducida. También se puede utilizar para identificar las áreas donde el flujo de sangre está aumentado, por ejemplo, en los tumores.

RMN ponderada por difusión

Esta técnica detecta cambios en los movimientos del agua de las células que no están funcionando de manera normal. Se utiliza principalmente para identificar fases tempranas de accidentes cerebrovasculares. También se utiliza para detectar ciertos trastornos cerebrales y para determinar si un tumor se ha extendido al cerebro. El uso de esta técnica para mostrar otras áreas del cerebro es limitado. La RMN ponderada en difusión se combina a menudo con otras técnicas para evaluar tumores, principalmente en el cerebro.

Espectroscopia por resonancia magnética nuclear

Esta técnica utiliza ondas de radio que se emiten de forma prácticamente continua en lugar de emitirse en forma de pulsos, como en la resonancia magnética nuclear (RMN) convencional. La espectroscopia por resonancia magnética nuclear se utiliza para detectar trastornos cerebrales, como epilepsia, enfermedad de Alzheimer y tumores y abscesos cerebrales. Este método puede distinguir entre el tejido muerto dentro de un absceso y la presencia de células multiplicándose dentro de un tumor.

Esta técnica también se utiliza para valorar los trastornos metabólicos de los músculos y el sistema nervioso.

Angiografía por resonancia magnética nuclear

La angiografía por resonancia magnética nuclear (ARM), como la angiografía convencional y la angiografía por TC, puede proporcionar imágenes detalladas de los vasos sanguíneos. Sin embargo, es más segura y más fácil de realizar, aunque más cara. A menudo, la ARM puede hacerse sin inyectar medios de contraste.

La angiografía por resonancia magnética nuclear (ARM) puede mostrar el flujo sanguíneo a través de las arterias y venas o el flujo sanguíneo que transcurre en una sola dirección, y por lo tanto, solo muestra o arterias o venas (no ambas a la vez). Al igual que con la angiografía por TC, se utiliza una computadora para eliminar de la imagen todos los tejidos excepto los vasos sanguíneos.

A menudo, se inyecta en una vena un medio de contraste con gadolinio para delinear los vasos sanguíneos. La persona que realiza la prueba programa cuidadosamente los tiempos de escaneado, de manera que las imágenes se toman cuando el gadolinio se concentra en los vasos sanguíneos que están siendo valorados.

La angio-RM se utiliza para valorar los vasos sanguíneos del cerebro, el corazón, los órganos abdominales, los brazos y las piernas. Se utiliza para detectar los trastornos siguientes:

  • Aneurismas aórticos

  • Disección de aorta

  • Estrechamiento de las arterias de las extremidades

  • Trombos en las venas de las extremidades y la pelvis

  • Flujo sanguíneo a los tumores

  • Tumores que afectan a los vasos sanguíneos

Venografía por resonancia magnética nuclear

Este término se refiere específicamente a la ARM de las venas. A menudo se utiliza para detectar trombos en una vena que lleva sangre desde el cerebro (trombosis venosa cerebral) y para controlar la respuesta al tratamiento de este trastorno.

Secuencias de imágenes eco-planares

Esta técnica ultrarrápida produce secuencias de imágenes en segundos. Puede utilizarse para obtener imágenes del cerebro, el corazón y el abdomen. Dado que se trata de una técnica rápida, el movimiento de la persona examinada no distorsiona tanto las imágenes. Además, la técnica puede proporcionar información acerca del funcionamiento de los tejidos.

Sin embargo, requiere un equipo especial y, debido a su naturaleza, es más probable que esta técnica distorsione ciertas estructuras en comparación con la RMN convencional.

Desventajas de la RMN

El tiempo necesario para realizar una RMN es más largo que el necesario para la TC. Además, es menos probable que esté disponible de inmediato la RMN que la TC. Por lo tanto, la TC puede ser preferible en situaciones de urgencia, como lesiones graves y accidentes cerebrovasculares. El coste económico de la RMN es, además, superior al de la TC.

Otras desventajas incluyen:

  • Claustrofobia y a veces dificultades para entrar en la máquina de RMN ya que es un espacio pequeño y cerrado

  • Los efectos que ejerce el campo magnético en los dispositivos metálicos implantados en el cuerpo del paciente

  • Reacciones al agente de contraste

Problemas relacionados con el espacio pequeño y cerrado

El espacio en el interior del escáner de RMN es pequeño y cerrado, por lo que hay personas que pueden sentir claustrofobia, incluso cuando los espacios cerrados no les produzcan ansiedad de manera habitual. Algunas personas obesas tienen dificultad para entrar en el escáner.

Algunos escáneres de RMN (llamados escáneres abiertos de RMN), tienen un lado abierto y un interior más amplio. En ellos, las personas pueden sentir menos claustrofobia, y los obesos pueden entrar con mayor facilidad. Las imágenes producidas en escáneres de RMN abiertos pueden ser de peor calidad que las producidas por los cerrados, dependiendo de la potencia de los imanes, pero aun así pueden utilizarse para realizar diagnósticos.

A las personas que se sienten preocupadas y ansiosas por tener que realizarse una RMN se les puede administrar un ansiolítico, como alprazolam o lorazepam, de 15 a 30 minutos antes del escáner.

Efectos del campo magnético

Por lo general, la RMN no se utiliza si la gente tiene:

  • Ciertos materiales (como metralla) en determinadas partes de su cuerpo, especialmente en el ojo

  • Dispositivos implantados que puedan verse afectados por los campos magnéticos potentes

Entre estos dispositivos se encuentran algunos tipos de marcapasos cardíacos, desfibriladores, implantes cocleares y clips magnéticos metálicos utilizados en el tratamiento de aneurismas. El campo magnético utilizado en la RMN puede provocar que un dispositivo implantado se desplace, se sobrecaliente o funcione de forma inadecuada. Es más probable que el dispositivo se vea afectado si se ha implantado en las 6 semanas previas a la prueba (porque el tejido cicatricial, que contribuye a mantener el dispositivo en su lugar, aún no se ha formado correctamente). Estos dispositivos también pueden distorsionar las imágenes de la RMN.

En cambio otros dispositivos, tales como los implantes dentales comunes, una prótesis en la cadera o las varillas utilizadas para enderezar la columna vertebral no resultan afectados al realizar una RMN.

Antes de realizar una RMN, las personas que tienen un dispositivo implantado deben informar a su médico, quien determinará si es seguro realizar esta prueba de imagen (para más información acerca del uso de RMN en personas con dispositivos o implantes, ver MRIsafety.com).

El campo magnético de la resonancia magnética nuclear (RMN) es muy potente y está siempre activo. Por este motivo, si un objeto metálico (como un tanque de oxígeno o un portasueros) se encuentra cerca de la entrada en la sala de exploración, puede ser empujado dentro del escáner a una gran velocidad. Si esto ocurre, puede lesionar a la persona que está siendo explorada y en algunos casos resulta difícil separar el objeto del imán.

Reacciones al agente de contraste empleado en la RMN

Los medios de contraste con gadolinio pueden provocar dolor de cabeza, náuseas, dolor y sensación de frío en el lugar de la inyección, distorsión del gusto y mareos.

Con estos contrastes, es mucho menos probable que se produzcan reacciones graves que con los medios de contraste yodados utilizados en la TC convencional y en la angiografía por TC.

Sin embargo, puede desarrollarse un trastorno grave y potencialmente mortal, denominado fibrosis sistémica nefrógena, si se utilizan agentes de contraste que contengan gadolinio en personas que ya sufren problemas renales graves o están sometidas a diálisis. En la fibrosis sistémica nefrógena, la piel, el tejido conjuntivo y los órganos aumentan de grosor. Pueden aparecer manchas rojas u oscuras en la piel, o esta puede sentirse tirante, los movimientos pueden resultar más difíciles y limitados y es posible que los órganos funcionen de forma inadecuada. Para evitar la aparición de dicha enfermedad, los médicos tienen en cuenta los aspectos siguientes:

  • Determinar si los riñones están funcionando de forma correcta, comprobando la historia clínica del paciente y realizando análisis de sangre y orina

  • Utilizar gadolinio sólo cuando sea necesario, y emplear la dosis más baja y el agente más seguro posible

  • Considerar otras pruebas de diagnóstico por la imagen si el paciente tiene problemas renales graves

Más información

Recursos en este artículo