Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Dolor de muelas

Por David F. Murchison, DDS, MMS, Clinical Professor, Department of Biological Sciences;Clinical Professor, The University of Texas at Dallas;Texas A & M University Baylor College of Dentistry

El dolor en y alrededor de las piezas dentales es un problema común, particularmente entre las personas con mala higiene oral. El dolor puede ser constante, aparecer después de un estímulo (calor, frío, alimentos o bebidas dulces, masticar o cepillarse), o ambos.

Causas

Las causas más comunes de dolor de muelas son:

  • Caries

  • Pulpitis

  • Abscesos periapicales

  • Traumatismos

  • Una muela del juicio que presiona el tejido de la encía (causando pericoronitis)

Los dolores de muelas son causados generalmente por caries y sus consecuencias, como pulpitis y abscesos. La caries dental se puede prevenir en gran medida por una buena higiene bucal, lo que ayuda a eliminar la placa. La eliminación de la placa es útil porque las bacterias de la placa producen ácidos que pueden dañar el esmalte dental y la dentina.

Las caries causan dolor cuando se extienden a través de la superficie externa del diente (esmalte) hasta el tejido duro situado debajo del esmalte (dentina). El dolor generalmente se produce solo después de la estimulación por el frío, el calor, los alimentos o las bebidas dulces, o al cepillarse. Es probable que la pulpa, el centro vivo del diente, no esté afectada de forma irreversible si el dolor cesa inmediatamente después de retirar el estímulo.

La pulpitis (Inflamación de la pulpa del diente) suele estar producida por caries evolucionadas pero también puede ser debida a una lesión de la pulpa dental ocasionada por un trabajo dental previo extenso o defectuoso o por un traumatismo. La pulpitis puede ser reversible o irreversible. Si se aplica calor o frío, el dolor puede persistir durante un minuto o más. El dolor también puede estar presente sin ningún tipo de estímulo. La inflamación de la pulpa causa frecuentemente la muerte de la pulpa dentaria. Una vez que se necrosa la pulpa el dolor cede brevemente (durante horas o semanas). Entonces, el dolor puede reanudarse cuando el tejido que rodea la raíz del diente se inflama (periodontitis apical) o si se produce una acumulación de pus (absceso).

Se puede producir un absceso periapical (una acumulación de pus alrededor de la raíz del diente) cuando la infección se desarrolla alrededor de la raíz del diente a partir de una caries o de una pulpitis no tratada. El diente es extremadamente sensible cuando se palpa con una sonda dental metálica o cuando se golpea con un depresor lingual (percusión) y durante la masticación. El absceso periapical puede llegar a un punto crítico en el que se produce su drenaje espontáneo o puede propagarse a los tejidos cercanos (celulitis).

Los traumatismos incluyen la rotura o el aflojamiento de las piezas dentales. Un traumatismo dental puede dañar la pulpa y causar pulpitis, un absceso apical y, a veces, la coloración del diente, que puede comenzar poco después de la lesión o hasta décadas más tarde.

La pericoronitis es la inflamación e infección de la encía alrededor de la corona de un diente, por lo general un diente que simplemente está saliendo a través de la encía (erupción) o que no consigue atravesar la encía (impactación). Por lo general ocurre alrededor de la muela del juicio cuando esta está en erupción (casi siempre la de la mandíbula inferior), pero puede afectar a cualquier diente.

En los niños pequeños, la dentición es a menudo una causa de molestias conforme el diente atraviesa la encía.

Complicaciones

Las principales complicaciones graves de los trastornos que causan dolor de muelas implican la propagación de la infección desde la zona próxima al diente a los tejidos cercanos. La infección de uno de los dientes superiores puede diseminarse a los senos nasales o a una vena principal en la base del cerebro, denominada seno cavernoso, y causar una trombosis del seno cavernoso. La infección de un diente inferior puede extenderse a la zona de debajo de la lengua. La infección que se extiende por debajo de la lengua (en el suelo de la boca) se llama angina de Ludwig y puede causar una inflamación tan importante como para obstruir la vía aérea. La trombosis del seno cavernoso y la angina de Ludwig son trastornos potencialmente mortales y requieren tratamiento inmediato.

Con más frecuencia, el dolor debido a una infección del seno (sinusitis) se percibe de forma errónea como originado en los dientes cercanos a dicho seno, en especial si el dolor de muelas se desarrolla mientras la persona sufre o ha tenido recientemente un resfriado. Los síntomas asociados que sugieren una sinusitis son dolor de cabeza y dolor e hinchazón de la piel situada encima de los senos afectados.

Valoración

Las personas afectadas por dolor de muelas deben ver a un dentista. La siguiente información puede ayudar a decidir cuándo se necesita un examen de un dentista y a saber qué esperar durante la evaluación.

Signos de alarma

En los pacientes con un dolor de muelas, ciertos síntomas y características son motivo de preocupación. Estos signos son advertencias de que una infección dental se puede haber diseminado e incluyen:

  • Dolor de cabeza y/o confusión

  • Fiebre

  • Inflamación o dolor a la palpación en el suelo de la boca

  • Dificultad para ver o visión doble

Cuándo ir a un médico o a un dentista

Las personas con signos de alarma y los que presentan inflamación alrededor de los ojos deben acudir al hospital de inmediato. Si no hay signos de alarma pero que existe hinchazón encima de la mandíbula, dolor muy intenso o secreción de pus desde la base del diente se debe ver a un dentista tan pronto como sea posible. Otros pacientes con dolor de muelas deben ver a un dentista en algún momento, pero un retraso de algunos días no es perjudicial.

Actuación del dentista

En primer lugar, el dentista pregunta acerca de los síntomas del paciente y su historia médica. A continuación examina la cara, la boca y los dientes. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren la causa del dolor de muelas y las pruebas que pueden ser necesarias (ver Algunas causas y características del dolor de muelas).

Algunas causas y características del dolor de muelas

Causa

Características comunes*

Pruebas

Absceso periapical (una acumulación de pus alrededor de la raíz del diente)

Dolor constante que empeora al masticar o morder

Normalmente, el paciente puede identificar con precisión el diente afectado

Dolor dental cuando se percute sobre el diente con una sonda metálica o con un depresor lingual

Inflamación a veces visible de la encía sobre la raíz afectada e inflamación dolorosa de las mejillas y/o labio adyacente

Examen de un dentista

Periodontitis apical (inflamación de los tejidos situados alrededor de la raíz del diente)

Características similares a las del absceso apical pero menos intensas y sin inflamación sobre la raíz afectada

Examen de un dentista

Caries

Dolor que:

  • Se produce principalmente después de cepillarse los dientes o después de masticar o tragar comida o bebida caliente, fría o dulce

  • Aislado, afectando solo a un diente

  • Por lo general cesa cuando se retira el estímulo

Por lo general, una cavidad visible o una superficie radicular expuesta por la retracción de la encía o por una abrasión

Examen de un dentista

Fractura de un diente

Dolor agudo al masticar

Marcada sensibilidad al frío

Examen de un dentista

Pericoronitis (por lo general implica una erupción dental o muela del juicio parcialmente impactada)

Dolor sordo constante, especialmente al masticar

Inflamación visible, enrojecimiento y a veces pus alrededor del diente afectado

Con frecuencia se pueden producir espasmos de los músculos de la masticación (trismo) con limitación de la apertura bucal

Examen de un dentista

Pulpitis (inflamación de la pulpa del diente)

Dolor que se produce sin estímulo desencadenante y/o que persiste durante más de unos pocos segundos después de la estimulación

El paciente puede tener dificultades para identificar el diente afectado

Examen de un dentista

Dolor en varios dientes superiores en un lado, especialmente los molares y premolares

Sensibilidad al masticar y cuando se golpean ligeramente los dientes (percusión)

A menudo, secreción nasal y dolor cuando se presiona sobre el seno

Dolor al cambiar de posición, especialmente al bajar la cabeza (como para atar los cordones de los zapatos)

Examen de un médico, a veces un TC de los senos paranasales

Examen de un dentista si no se detecta la sinusitis

Molestias y agitación en niños pequeños cuando están erupcionando los dientes

Con frecuencia babeo y el niño mastica los objetos (como la barandilla de la cuna)

Exploración por un médico

*Las características incluyen los síntomas y los resultados del examen realizado por el médico. Las características que se mencionan son habituales, pero no siempre están presentes.

Generalmente se obtienen radiografías dentales.

TC = tomografía computarizada;

Pruebas complementarias

La necesidad de pruebas complementarias depende de los antecedentes clínicos y la exploración física del médico o dentista, en particular, si existen signos de alarma. Sin embargo, generalmente se realizan radiografías dentales. Si se sospecha una trombosis del seno cavernoso o una angina de Ludwig es necesaria una prueba de diagnóstico por la imagen, generalmente una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética nuclear (RMN).

Tratamiento

  • Analgésicos

  • Antibióticos

  • Tratamiento de las causas específicas

Analgésicos sin receta médica como paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno mientras se espera la consulta con el dentista.

Puede llevarse a cabo un bloqueo de los nervios locales mediante una inyección para aliviar el dolor intenso hasta que la persona pueda acudir a un dentista para tratar el problema.

Se utilizan antibióticos como penicilina o clindamicina en algunos trastornos como abscesos, pericoronitis o celulitis.

Se deben tratar los trastornos específicos. Un absceso se drena habitualmente mediante una incisión con una hoja de bisturí. Se puede dejar en su interior un drenaje de goma, sujeto con una sutura.

La pericoronitis se trata mediante enjuagues bucales 3 o 4 veces al día con el antiséptico clorhexidina o con agua con sal (1 cucharada de sal en un vaso de agua caliente, no más caliente que la forma habitual de consumir el café o el té). El agua salada se mantiene en la boca en el lado afectado hasta que se enfríe y luego se escupe e inmediatamente es reemplazada por otro sorbo.

El dolor de la dentición en los niños pequeños puede tratarse con paracetamol (acetaminofeno) o ibuprofeno (dosis ajustada al peso del niño). Otras opciones incluyen masticar galletas duras (como biscotes), aplicar un gel de benzocaína 4 veces al día (siempre que no haya antecedentes familiares de metahemoglobinemia, dado que puede ser peligroso utilizar benzocaína) y masticar algo frío (como los sonajeros de dentición que contienen gel que se puede enfriar en la nevera).

Los raros casos de trombosis del seno cavernoso o angina de Ludwig requieren hospitalización inmediata, la extracción del diente infectado y la administración de antibióticos por vía intravenosa.

Aspectos esenciales para las personas mayores

Las personas mayores son más propensas a las caries en las superficies de la raíz, por lo general debido a la retracción de las encías. La periodontitis a menudo comienza en el adulto joven. Si no se trata, el dolor dental y la pérdida de piezas son comunes en la vejez.

Conceptos clave

  • La mayoría de los dolores de muelas se deben a caries o a las complicaciones derivadas (como pulpitis o un absceso).

  • Generalmente es necesario tratar los síntomas y consultar con un dentista.

  • Se administran antibióticos si el paciente tiene un absceso, un diente con necrosis de la pulpa o lesiones más graves.

  • Una infección dental que se ha extendido hacia el suelo de la boca o hacia el seno cavernoso es una complicación muy poco frecuente pero grave.

  • Las infecciones dentales rara vez causan sinusitis, pero una infección en los senos puede causar un dolor que se percibe como si se originase en los dientes.

Más información

Recursos en este artículo