Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Fractura de cráneo

Por James E. Wilberger, MD, Allegheny General Hospital, Pittsburgh;Drexel University College of Medicine ; Derrick A. Dupre, MD, Allegheny General Hospital

Una fractura de cráneo es la rotura de un hueso de la cabeza.

  • La fractura craneal puede ir acompañada de lesión cerebral o no.

  • Los síntomas consisten en dolor, síntomas de traumatismo craneal y, en ciertas fracturas, pérdida de líquido por la nariz o los oídos o hematomas detrás de las orejas o alrededor de los ojos.

  • Se utiliza la tomografía computarizada para diagnosticar fracturas de cráneo.

  • Algunas fracturas de cráneo no requieren tratamiento.

Las fracturas craneales producen lesiones en las arterias y las venas, que sangran en los espacios cercanos al tejido cerebral. En las personas con una fractura de cráneo, la lesión cerebral es más grave que en quienes han sufrido un traumatismo craneal sin fractura. Sin embargo, la fractura de cráneo ocurre a menudo sin lesión cerebral. Las fracturas, en especial las que se producen en la parte posterior y en el fondo (base) del cráneo, pueden desgarrar las meninges, las capas de tejido que recubren el encéfalo. A veces estas fracturas facilitan el paso de bacterias al cráneo, lo que ocasiona infecciones y lesiones cerebrales graves. A veces, algunos fragmentos de la caja ósea del cráneo presionan hacia abajo y dañan el cerebro. Este tipo de fracturas se denominan fracturas por hundimiento. Las fracturas craneales por hundimiento exponen el cerebro a la acción del medio y de materiales extraños, provocando infección o formación de abscesos (absceso purulento) en el interior del cerebro.

Síntomas

Ciertos síntomas sugieren una fractura en la base del cráneo:

  • El líquido cefalorraquídeo, el líquido transparente que circula por la superficie del encéfalo entre las meninges, sale por la nariz (rinorrea) o por los oídos (otorrea).

  • La sangre se acumula detrás del tímpano o, si el tímpano está roto, fluye por el oído.

  • Se forma un hematoma detrás de la oreja (signo de batalla o signo de Battle) o alrededor de los ojos (ojos de mapache).

La sangre puede acumularse en los senos paranasales, que también pueden fracturarse.

Diagnóstico y tratamiento

Las fracturas craneales se diagnostican habitualmente en personas con traumatismo craneal cuando se les está realizando una tomografía computarizada (TC). La tomografía computarizada es mejor que la resonancia magnética nuclear (RMN) para el diagnóstico de fracturas craneales. Sin embargo, las pruebas, como la CT o la RMN, generalmente se realizan para diagnosticar una lesión cerebral. Por lo general, las pruebas no son necesarias para diagnosticar fracturas.

La mayoría de las personas con fracturas craneales sin lesión cerebral son ingresadas en el hospital para su observación. Las personas que desarrollan convulsiones requieren anticonvulsivos. Con excepción de las fracturas de la base del cráneo y las fracturas deprimidas, la mayoría de las fracturas de cráneo no requieren tratamiento específico.

Fracturas en la base del cráneo

Las personas con una fractura de la base del cráneo son ingresadas en el hospital. Se indica reposo en cama y elevación de la cabeza, hasta que se detenga el escape de líquido cefalorraquídeo. El paciente debe evitar sonarse, porque frecuentemente está fracturado un seno paranasal cerca de la nariz. Si es así, sonarse puede provocar que el aire de la nariz se propague a otras partes de la cara o la cabeza. La mayoría de los desgarros meníngeos se cierran por sí mismos dentro de las 48 horas o al menos dentro de 1 semana después de la lesión. Si el líquido cefalorraquídeo sigue fluyendo, a veces los médicos lo extraen mediante la inserción de una aguja pequeña en la zona lumbar. Si el líquido sigue fluyendo, la fuga se cierra quirúrgicamente.

¿Sabías que...?

  • Las radiografías del cráneo rara vez son útiles en pacientes que han sufrido traumatismo craneal.

Fracturas de cráneo con hundimiento

Frecuentemente, en este tipo de fractura, uno o más fragmentos de hueso ejercen presión hacia el interior del cerebro y lo lesionan. Además, el cerebro queda expuesto al exterior. La infección y la formación de abscesos se intentan evitar retirando los materiales extraños y el tejido muerto y reparando la lesión en la medida de lo posible. Los fragmentos de cráneo se levantan, se colocan de nuevo en su sitio y se sutura la herida.

Fracturas de cráneo en niños

En los bebés que tienen una fractura de cráneo, las membranas que rodean el cerebro sobresalen en algún caso a través de una fractura y quedan atrapadas por los bordes de esta, formando un saco lleno de líquido llamado fractura de crecimiento o quiste leptomeníngeo. El saco se desarrolla durante 3 a 6 semanas y es la primera evidencia de que el cráneo estaba fracturado.

Un niño con una fractura de cráneo es ingresado en el hospital si concurren las siguientes circunstancias:

  • Los síntomas sugieren una lesión cerebral.

  • Ha perdido la consciencia, aunque sea brevemente.

  • Los síntomas o los resultados de la TC sugieren una fractura de la base del cráneo.

  • La fractura se produce en un lactante.

  • Sospecha de maltrato infantil.

En algunos casos el tratamiento de los quistes leptomeníngeos consiste solo en observación, ya que estos sacos llenos de líquido se curan a veces por sí mismos. En los niños que desarrollan o que corren el riesgo de desarrollar problemas como presión sobre el cerebro o infección, los médicos vacían quirúrgicamente el quiste.

Recursos en este artículo