Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Infección por el virus del Nilo occidental

Por

Thomas M. Yuill

, PhD, University of Wisconsin-Madison

Última revisión completa may. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La infección por el virus del Nilo occidental es una enfermedad vírica que se transmite principalmente de los mosquitos a las personas. La mayoría de los afectados presentan síntomas leves o ninguno, pero algunos desarrollan una infección grave que afecta el sistema nervioso central.

  • La infección por el virus del Nilo occidental está presente en los Estados Unidos continentales, el sur de Canadá, Méjico, América del Sur y las islas del Caribe, así como en África, Oriente Medio, el sur de Europa, la antigua Unión Soviética, India e Indonesia. Un virus estrechamente relacionado, el virus de Kunjín, está presente en Australia.

  • Los síntomas, si los hay, varían en cuanto a gravedad, pero pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, dolor corporal, dolor en las articulaciones, vómitos, diarrea o erupción cutánea.

  • Con muy poca frecuencia, las personas afectadas desarrollan una infección grave, a veces mortal, que afecta el sistema nervioso central.

  • Para diagnosticar la infección por el virus del Nilo occidental, los médicos realizan una punción lumbar o análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el virus.

  • No existen vacunas para prevenir la infección por el virus del Nilo occidental en humanos, pero se puede reducir el riesgo de transmisión tomando medidas para prevenir las picaduras de mosquitos.

  • La mayoría de las personas con infección por el virus del Nilo occidental no necesitan tratamiento, pero las que desarrollan infecciones en el encéfalo o en la médula espinal requieren una estrecha monitorización y tratamiento de apoyo, como ventilación mecánica.

El virus del Nilo occidental está presente en muchas especies de aves. Los mosquitos se infectan cuando pican a las aves infectadas. Los mosquitos infectados transmiten entonces el virus del Nilo occidental a las personas y a otros animales al picarlos. En un número muy pequeño de casos, el virus del Nilo occidental se ha transmitido a través de transfusiones de sangre, trasplantes de órganos y de madre a bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Síntomas

La mayoría (4 de cada 5) personas con infección por el virus del Nilo occidental no presentan síntomas. Alrededor de 1 de cada 5 desarrollan fiebre junto con otros síntomas como dolor de cabeza, dolor corporal, dolor en las articulaciones, vómitos, diarrea o erupción cutánea.

Aproximadamente 1 de cada 150 personas desarrolla una afectación grave del sistema nervioso central con encefalitis (una infección cerebral), meningitis (infección de los tejidos que recubren el encéfalo y la médula espinal) o debilidad y parálisis. Los síntomas de la infección del sistema nervioso central incluyen fiebre elevada, dolor de cabeza, rigidez de nuca, estupor, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular, pérdida de visión, entumecimiento y parálisis. Las personas mayores y las personas con ciertas afecciones médicas crónicas, como diabetes o hipertensión arterial, son más propensas a desarrollar una enfermedad grave. Aproximadamente 1 de cada 10 personas con afectación grave del sistema nervioso central muere.

La mayoría de las personas con síntomas característicos se recuperan por completo, pero la fatiga y la debilidad pueden durar semanas o meses. Las personas cuyo sistema nervioso central se ve afectado a menudo sufren efectos adversos duraderos en el encéfalo y en los nervios.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre

  • Punción lumbar

La infección por el virus del Nilo occidental se sospecha en personas con síntomas característicos (especialmente aquellos que sugieren meningitis o una infección encefálica).

Para diagnosticar el virus del Nilo occidental, los médicos pueden solicitar análisis de sangre para detectar anticuerpos específicos contra dicho virus. (Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunológico para ayudar al organismo a defenderse de un ataque en concreto.)

Si aparecen síntomas de meningitis, se realiza una punción lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo a fin de analizarlo. (El líquido cefalorraquídeo es el líquido que circula a través de los tejidos que recubren el encéfalo y la médula espinal.) Se envía una muestra de líquido cefalorraquídeo al laboratorio para analizar la presencia de anticuerpos específicos contra el virus del Nilo occidental.

La técnica de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR, por sus siglas en inglés) puede utilizarse para hacer muchas copias del material genético del virus. Estas técnicas facilitan a los médicos la identificación del virus de forma rápida y precisa.

Prevención

No existe una vacuna para prevenir la infección por el virus del Nilo occidental en las personas. Se dispone de una vacuna para animales equinos.

Evitar las picaduras de mosquitos es clave para prevenir la infección por el virus del Nilo occidental. Se aconseja tomar las siguientes precauciones para evitar las picaduras de mosquito:

  • Vista camisas de manga larga y pantalones largos.

  • Permanecer en lugares que tengan aire acondicionado o en los que se disponga de mosquiteras en puertas y ventanas para impedir el paso de los insectos.

  • Dormir bajo una mosquitera en los lugares en los que no se disponga de protección en puertas y ventanas o aire acondicionado.

  • Empleo de repelentes de insectos potentes, como los que contienen DEET (dietiltoluamida) u otros ingredientes activos aprobados, sobre las superficies expuestas de la piel.

  • Tratar la ropa con el insecticida permetrina (no lo aplique directamente sobre la piel).

Para los niños, se recomiendan las siguientes precauciones:

  • No utilizar repelentes de insectos en bebés de menos de 2 meses de edad.

  • No utilizar productos que contengan aceite de eucalipto de limón (para-mentano-diol) en niños menores de 3 años de edad.

  • Para los niños de más edad, los adultos deben rociar repelente en sus propias manos y luego aplicarlo a la piel de los niños.

  • Vestir a los niños con ropa que cubra brazos y piernas, o cubrir la cuna, silla de paseo o cochecito de bebé con una mosquitera.

  • No aplique repelente de insectos en las manos, los ojos, la boca o cualquier corte o piel irritada.

Tratamiento

  • Tratamiento sintomático

No existe un tratamiento específico para la infección por el virus del Nilo occidental. El tratamiento de la infección por el virus del Nilo occidental es sintomático. Consiste en:

  • Reposo

  • Líquidos para evitar la deshidratación

  • Paracetamol (acetaminofeno) para aliviar el dolor y la fiebre

Los profesionales de la salud controlan de cerca a las personas cuyo sistema nervioso central está afectado y proporcionan ventilación mecánica, si es necesario.

Más información

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Medicamentos antivirales
Video
Medicamentos antivirales
Los virus son agentes infecciosos que penetran y se reproducen (replican) dentro de las células...
Modelos 3D
Ver todo
Varicela
Modelo 3D
Varicela

REDES SOCIALES

ARRIBA