Manual Merck

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Infección por el virus del herpes simple (VHS) en recién nacidos

(Infección por el virus del herpes simple neonatal)

Por

Brenda L. Tesini

, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Última revisión completa nov. 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La infección por el virus del herpes simple por lo general causa solo úlceras recurrentes y molestas en adultos sanos, pero puede causar infecciones graves en recién nacidos.

  • Los recién nacidos pueden infectarse al nacer o después del nacimiento.

  • El síntoma principal es una erupción de ampollas.

  • El diagnóstico normalmente se basa en pruebas realizadas sobre muestras tomadas de las ampollas.

  • Muchos niños no tratados mueren.

  • Para prevenir el contagio de la infección, las mujeres infectadas pueden tener un parto por cesárea.

  • A los recién nacidos con infección por el virus del herpes simple se les administra el medicamento antivírico aciclovir.

Generalmente, el virus del herpes simple (VHS) se transmite durante el parto a través del aparato genital infectado de la madre. Incluso las madres infectadas que no presentan ningún síntoma de herpes pueden seguir contagiando la infección. A veces, los recién nacidos se infectan después del nacimiento cuando la infección es transmitida por alguien con una infección activa. En los recién nacidos, la infección por VSH puede causar la muerte o problemas crónicos.

Síntomas

Los síntomas de la infección por el virus del herpes simple generalmente comienzan entre la primera y la tercera semana de vida, pero rara vez aparecen hasta la cuarta semana. El primer síntoma suele consistir en una erupción con pequeñas ampollas llenas de líquido. Las ampollas también pueden aparecer en el interior de la boca y alrededor de los ojos.

Ejemplos de llagas y ampollas en la infección por el virus del herpes simple en recién nacidos

En algunos recién nacidos, la infección afecta solo a ciertas áreas (localizada). Por ejemplo, la infección puede afectar solo los ojos, la piel o la boca. A veces solo se ven afectados el encéfalo y el sistema nervioso. Si la infección local no se trata, algunos recién nacidos desarrollan una enfermedad generalizada.

En otros recién nacidos, la infección es generalizada y afecta a muchas áreas. En estos bebés, se ven afectados órganos como los ojos, los pulmones, el hígado, el cerebro y la piel. Los síntomas consisten en aletargamiento, pérdida de tono muscular, dificultad respiratoria, pausas respiratorias (apnea) y convulsiones.

Diagnóstico

  • Pruebas realizadas sobre una muestra tomada de ampollas u otros líquidos corporales

Para diagnosticar la infección por el virus del herpes simple, los médicos toman una muestra de material procedente de las vesículas y de otros líquidos corporales y envían las muestras al laboratorio para analizar e identificar el virus del herpes simple.

Si los médicos sospechan que el recién nacido tiene una infección cerebral, pueden indicar una punción lumbar (véase la figura Cómo se realiza una punción lumbar) para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo.

Pronóstico

Si la infección por herpes del recién nacido no recibe tratamiento, por lo general evoluciona dando problemas graves. Alrededor del 85% de los bebés con infección por herpes generalizada no tratada mueren. Alrededor del 50% de los recién nacidos con infección cerebral no tratada mueren. La muerte no es frecuente entre los recién nacidos cuya infección se limita a la piel, los ojos o la boca. Sin tratamiento, al menos el 65% de los sobrevivientes a enfermedades generalizadas o infecciones cerebrales sufren problemas neurológicos graves.

El tratamiento apropiado con medicamentos antivíricos reduce la tasa de muerte y aumenta significativamente la probabilidad de desarrollo normal.

Prevención

Los esfuerzos para prevenir la transmisión de la madre al recién nacido no han demostrado su eficacia. Sin embargo, las mujeres que presentan ampollas en sus genitales cerca del momento del parto deben ser examinadas para detectar la infección por herpes simple.

Si la mujer tiene una infección activa por herpes en el momento del parto, se puede hacer un parto por cesárea (incisión cesárea) para reducir el riesgo de transmitir la infección al recién nacido. Además, los monitores de cuero cabelludo fetal no deberían emplearse durante el parto porque se adhieren al cuero cabelludo y podrían propagar la infección. Los recién nacidos que nacen de mujeres que tienen una infección por herpes activa deben someterse a una prueba de detección del virus del herpes simple.

Cuando se administran a las mujeres durante las últimas semanas de embarazo, los medicamentos antivíricos aciclovir o valaciclovir pueden prevenir las recurrencias en el momento del parto y disminuir la necesidad de un parto por cesárea.

Tratamiento

  • Aciclovir

El medicamento antivírico aciclovir se administra a un recién nacido infectado por vena (por vía intravenosa) durante 3 semanas y luego por vía oral durante 6 meses. Este medicamento no cura la infección, pero ayuda a evitar que se propague y limita los síntomas.

Las infecciones oculares se tratan también con gotas de trifluridina, iododeoxiuridina o vidarabina.

Se proporciona atención adicional, como líquidos y ayuda respiratoria, según sea necesario.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción a los trastornos del espectro autista
Video
Introducción a los trastornos del espectro autista
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística: moco espesante
Modelo 3D
Fibrosis quística: moco espesante

REDES SOCIALES

ARRIBA